HistoriasNegocios

Swissleaks: Mexicanos en la lista de evasión de HSBC

HSBC en Suiza ayudó a clientes millonarios a evadir impuestos y ocultar activos; entre los mexicanos están Carlos Hank Rhon y Jaime Camil Garza.

09-02-2015, 7:35:55 AM
Swissleaks: Mexicanos en la lista de evasión de HSBC
Altonivel con información de agencias

Más de dos mil 642 clientes mexicanos se
encuentran entre las 30 mil cuentas bancarias de la subsidiaria de HSBC en
Suiza
que ayudó a clientes millonarios a evadir impuestos y ocultar activos
–más de 120 mil millones de dólares.

La evasión se realizó en un periodo de dos
años entre 2005 y 2007, de acuerdo con una investigación realizada por el Consorcio Internacional de Periodismo de
Investigación
con sede en Washington (ICIJ, por sus siglas en inglés), el
diario británico The Guardian, BBC Panorama,
y el francés Le Monde.

Swissleaks”  o la “Lista Falciani” lleva por nombre la investigación, en un micrositio del ICIJ se muestran los listados sustraídos por el informático Hervé Falciani, ex empleado del banco HSBC en Ginebra.

Por volumen de dinero, los principales países
involucrados son Suiza, Reino Unido, Venezuela, Estados Unidos y Francia. México
ocupa el lugar 30 por volumen de dinero involucrado en esta investigación y con
un cliente que operó la mayor cantidad de dinero por 596.3 millones de dólares.

Entre los clientes de origen mexicano, está el empresario Carlos Hank Rhon dueño del Grupo Financiero Interacciones, e hijo del político priista Carlos Hank González. Además del empresario Jaime Camil Garza, relacionado con casos de corrupción en la refinería de Cadereyta de Petróleos Mexicanos (Pemex) en 2013.

HSBC admite errores

El banco británico HSBC Holdings Plc admitió fallas en su subsidiaria suiza, en
respuesta a reportes de medios que dijeron que ayudó a clientes ricos a evadir
impuestos y ocultar millones de dólares de activos.

“Reconocemos
y somos responsables de fallas de
cumplimiento
y de control en el pasado”, dijo HSBC

HSBC
dijo que su subsidiaria suiza no había sido integrada por completo a HSBC
después de su compra en 1999, permitiendo que siguieran estándares de
cumplimiento “significativamente menores”.

The
Guardian alegó en su reporte que los archivos mostraron que la subsidiaria
suiza de HSBC permitió rutinariamente a los clientes retirar “ladrillos” de efectivo, frecuentemente
en moneda extranjera que eran de
poco uso en Suiza, promocionó esquemas que
posiblemente permitían a clientes ricos para eludir impuestos europeos y se coludió con algunos para esconder
cuentas no declaradas de las autoridades impositivas locales.

HSBC
dijo que la industria bancaria privada suiza, muy conocido por su secrecía,
operaba de manera diferente en el pasado y esto podría haber llevado a que HSBC
haya tenido “un número de clientes que
podrían no haber cumplido totalmente con sus obligaciones impositivas aplicables“.

Su
banca privada, especialmente su brazo suizo, ha atravesado “una
transformación radical” en años recientes, dijo en una declaración
detallada de cuatro páginas.

El
banco privado suizo de HSBC fue adquirido en gran parte como parte de la compra
del Republic National Bank of New York y
Safra Republic Holding, un banco
privado estadounidense.


HSBC dijo que el número de cuentas de su filial de banca privada suiza habían bajado de 30.412 en el 2007 a 10.343 a fines del año pasado y que estaba cooperando con las autoridades que investigaban los asuntos impositivos.


Las autoridades francesas han obtenido datos de miles de clientes y los compartió con autoridades impositivas en distintos lados, incluyendo Argentina.

Suiza va contra Falciani


Suiza ha presentado cargos de espionaje industrial y de violar las leyes de secrecía del país contra Falciani, a quien Reuters no pudo contactar para hacer comentarios.


Falciani había dicho a Reuters que es un informante intentando ayudar a los gobiernos a perseguir ciudadanos que utilizan cuentas suizas para evadir impuestos.

Algunos de los detalles de la lista habían sido difundidos antes. Los nombres de 2.000 griegos con cuentas de HSBC se hizo público en el 2010 y fue conocido como la “lista Lagarde”, por la ministra de Finanzas francesa Christine Lagarde. Francia pasó los nombre a Grecia para ayudarla a perseguir la evasión fiscal.

 

Relacionadas

Comentarios