'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

¿Cuánto cuestan la obesidad y el sobrepeso a México?

Las cifras son alarmantes: cuestan 400 millones de horas laborales, lo que equivale a 184,000 empleos de tiempos completos. Así el reporte del IMCO.

28-01-2015, 11:36:07 AM
¿Cuánto cuestan la obesidad y el sobrepeso a México?
Javier Rodríguez Labastida

La obesidad y el sobrepeso cuestan al país 400 millones de horas laborales, según un estudio presentado este miércoles por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

“No es un tema de salud, sino es un tema que genera pérdidas económicas muy cuantiosas y puede contribuir a disminuir la competitividad (…) Un trabajador enfermo no se desempeña de la forma que lo hace un trabajador sano”, señaló Fátima Masse, especialista del IMCO en economía de la salud.

México es el país de la Organización para el Comercio y Desarrollos Económicos que más gasta de su bolsillo (49%) en salud, y la Coparmex señaló en 2014 que se pierden 11,500 millones de pesos por enfermedades crónico-degenerativas.

Según datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, el 35% de entre 5 y 19 años tienen obesidad, y cada año se generan 59,000 muertes por este problema, de las cuales el 45% están en edades productivas (20 a 65 años de edad).

El sobrepeso genera condiciones para que se desarrollen enfermedades crónicas, la más asociada es la diabetes mellitus tipo 2 (55%), cardiovasculares (31%), trastornos óseos y musculares (9%) y cáncer (4%).

Para evaluar los costos económicos, el IMCO creó una calculadora de casos y muertes específicamente por diabetes mellitus tipo 2, asociada al sobrepeso y la obesidad. Los cálculos se hicieron únicamente en lo que se refiere a la diabetes, pues no existen tasas para el resto de las enfermedades asociadas al sobrepeso y la obesidad.

“Concluimos que en un año se pierden 400 millones de horas laborales, lo que equivale a 184,000 empleos de tiempos completos, es decir, el 32% de los empleos formales que se crearon en 2014”, aseguró Fátima Masse.

Según el reporte del IMCO, México gasta 85,024 millones de pesos cada año por la diabetes asociada al sobrepeso y la obesidad. De ese total, 62,584 millones de pesos gastan en tratamiento médico, 12,157 pesos se van en pérdidas por ausentismo laboral, y 10,013 millones son de costo por muerte prematura.

¿Cuánto le cuesta a una familia?

Con base en los datos recabados durante el estudio y de que el 66% de los trabajadores no tienen acceso a servicios de salud, el IMCO hizo un cálculo sobre dos tipos de personas que sufren diabetes mellitus tipo 2.

Caso 1

Una persona diabética de 45 años con obesidad, que acude al médico con prediabetes, y que éste le receta dieta, ejercicio y un control metabólico.

Esta persona acumula gastos de 93,000 durante 30 años, es decir, un gasto promedio anual de 3,000 pesos.

Caso 2

Una persona diabética de 45 años, con obesidad, que acude al médico, pero no hace cambios en su estilo de vida y en un par de años la prediabetes se convierte en diabetes.

Este paciente acumula gastos por casi 2 millones de pesos, lo que equivale a 65,868 pesos anuales.

“Los costos de tratamiento para una diabetes complicada superan el ingreso promedio anual de un mexicano, que es de 61,896 pesos, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo”, señaló la especialista del IMCO.

Estrategia vs eficacia

Como parte del estudio sobre los costos económicos de la obesidad, el IMCO hizo una revisión de las acciones del gobierno contra el sobrepeso y obesidad, con un enfoque a nivel federal.

El gobierno de Enrique Peña Nieto impulsó la Estrategia Nacional para el Combate contra el Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes, y se creó el Observatorio Mexicano de Enfermedades No Transmisibles, en el que participa el IMCO.

Impuestos: México es el primer país de América Latina en crear un impuesto en bebidas azucaradas, que recaudó 28,569 millones de pesos en 2014 y estima una recaudación superior a los 33,000 millones de pesos en 2015.

El IMCO concluyó que actualmente se destinan 5.3 pesos por persona con sobrepeso y obesidad, mientras que el gobierno recauda 544 pesos por persona derivado del impuesto de bebidas y alimentos no saludables.

Prohibición de anuncios: El gobierno prohibió anuncios en TV y cine de bebidas y alimentos no saludables en horarios y programas infantiles, y destinó 1,360 millones de pesos para bebederos en las escuelas.

Sin embargo, según el reporte del IMCO no todos los niños ven horarios definidos: Más de 40% de los menores no se apegan a los programas infantiles y 38% ve la barra nocturna; además, no se conoce la ruta para la instalación de bebederos: 80% no tiene un bebedero funcional, 6% tienen y no sirven, 14% tienen y sirven.

Etiquetado nutrimental: El gobierno también aprobó un etiquetado frontal que estandariza el formato y contenido del valor nutrimental, y dimensiona el contenido de azúcares, grasas y sodio. El IMCO encontró que no hay un criterio único de qué productos son saludables, además de que el distintivo nutrimental y regulación publicitaria no siguen los lineamientos de la OMS, mientras los lineamientos escolares sí lo siguen.

¿Cuáles son los retos?

Derivado de su estudio, el IMCO señaló una serie de recomendaciones que el gobierno debería implementar para combatir de una forma más eficiente el sobrepeso y la obesidad:

Sobrepeso y obesidad debe ser una prioridad clara en el presupuesto. Se debe etiquetar un porcentaje de la recaudación de impuesto sobre bebidas azucaradas y alimentos de alto contenido calórico para ampliar el presupuesto al combate al sobrepeso y la obesidad.

Financiar el levantamiento de información más frecuente y que sea público para saber cómo se están alimentando los mexicanos, el ejercicio que hacen y la atención médica que reciben.

Crear el Sistema Nacional Contra la Obesidad, tomando como ejemplo el diseño del Sistema Nacional de Cambio Climático, que encabe la Secretaría de Salud, y que de espacio a la academia, entidades federativas, representantes del Congreso, asociaciones de autoridades municipales y el Observatorio Mexicano de Enfermedades No Transmisibles.

Fortalecer acciones en el contexto escolar, como mayor acceso a agua potable, estrategias de capacitación para el personal educativo, y sanciones a los concesionarios de las cooperativas, definidas por el Consejo Escolar y aplicadas por las autoridades escolares.

Unificar los criterios y valores de referencia para las políticas contra la obesidad, creando una NOM que regule estos datos.

Impulsar acciones para aumentar los niveles de actividad física. Crear una etsrategia de desarrollo urbano que esté enfocada y cuyo fin sea la salud de la población.

 

Relacionadas

Comentarios