HistoriasManagement

7 claves para asumirte como líder y cuidar al empleado

Hoy en día, los jefes están más concentrados en asuntos técnicos que en los empleados, dando por hecho que saben lo que hacen. ¿Les das lo que necesitan?

28-01-2015, 10:46:27 AM
7 claves para asumirte como líder y cuidar al empleado
Eduardo Lan, Mesa Consultores

Conforme termino un par de semanas muy duras de trabajo de consultoría con un grupo de trabajo en un taladro en la selva colombiana, estoy particularmente presente a la importancia y el beneficio de trabajar con la gente. Y es que llegué a esta locación avisado de que me iba a encontrar personas muy difíciles, con muy mala actitud.

Aunque al principio fueron muy resistentes a mi presencia, poco a poco fueron abriéndose hasta generarse un vínculo de confianza que nos permitió a todos explorar, trabajar y sensibilizarnos con temas de inmensa importancia. 

Kevin P. Ryan, el reconocido emprendedor y fundador de varias empresas exitosas en Estados Unidos, dijo una vez: La mejor manera de ser productivos es contar con un gran equipo de trabajo, sin embargo, es común que los jefes y ejecutivos no se enfoquen demasiado en las personas y pasen la mayoría de su tiempo centrados en los aspectos técnicos de la empresa, tal como sus procesos, políticas, tecnologías, contabilidad, indicadores, etc.

Y aunque todos estos aspectos son fundamentales para el desempeño exitoso de una empresa, no deja de ser necesario el buen desempeño de las personas.

Así las cosas, no deja de sorprenderme cuán poco tiempo, dinero y esfuerzo le dedicamos al reclutamiento, entrenamiento y desarrollo de nuestros empleados. Pareciera que pensáramos que el trabajo se hace solo o que las personas saben o deberían saber cómo hacerlo correctamente y que lo harán simplemente porque deben hacerlo.

La realidad, nos guste o no, es que dependemos de las personas para hacer un trabajo eficiente, efectivo y productivo, y la única manera en la que las personas trabajan bien es si se sienten y están bien. Esto implica una serie de cosas, pero definitivamente podemos hacer algo al respecto siempre y cuando estemos dispuestos a tomar las acciones necesarias.

A continuación te sugerimos 7 aspectos clave para lograrlo:

1. Contrata con base en las actitudes de las personas más que en sus habilidades

Es mucho más fácil enseñarles a las personas las habilidades técnicas requeridas para su trabajo que las actitudes correctas. Al contratar asegúrate de que las personas que ingresen a tu empresa tengan una buena base de los valores que fundamentan la cultura de tu organización

2. Dedícale mucho tiempo a tu gente

La mejor y más viable manera de desarrollar a tu personal es dedicándole mucho tiempo. El rol actual de un jefe no es el de solo dar órdenes e instrucciones, sino el de fungir como un coach para su gente apoyándola en su crecimiento y desarrollo. La única manera de hacer esto es pasar tiempo con ellos. 

Hoy día ha caducado el concepto del jefe que pasa la mayoría del tiempo en su oficina.

3. Solicita, escucha y aprecia la contribución de tu personal

Si quieres que tus empleados aporten y contribuyan al éxito de la organización, en lugar de que simplemente sigan instrucciones y hagan tareas rutinarias, tienes que fomentar su contribución. La manera más efectiva de hacerlo es solicitar, escuchar y apreciarla

4. Asegúrate de proveer buenas condiciones laborales

Si la premisa de que un trabajador que se siente bien trabaja mejor es cierta, entonces las condiciones laborales que les proporcionamos son fundamentales. Estas implican, obviamente, un sueldo justo, pero va mucho más allá de ello al incluir un ambiente laboral agradable, respetuoso, cálido y atractivo, el cual promueva el buen trabajo y la comunicación efectiva de las personas.

Algunos aspectos poco cuidados pero muy importantes repecto a las condiciones, incluyen: el espacio físico, la comida y la limpieza.

5. Capacítalos constantemente

Una de las condiciones más apreciadas e importantes que les puedes proporcionar es capacitación constante. Esta ayuda a que ellos sientan que están creciendo como personas y a que realicen un trabajo más eficiente y efectivo.

Asegúrate de balancear la capacitación técnica con la no técnica de manera tal que ellos crezcan profesional y personalmente, ya que ambos ámbitos se requieren para su buen desempeño. 

6. Organiza actividades recreativas y de integración

Proveer a tus empleados con momentos de diversión y socialización no es solo una buena acción destinada a que se sientan bien, sino una acción inteligente destinada a mejorar el desempeño individual y colectivo. Hacerlo hará que ellos trabajen y colaboren mejor al momento de regresar al trabajo.

7. Dales sus vacaciones y periodos de descanso cuándo y cómo corresponde

Desafortunadamente, es usual que no se respeten los periodos vacacionales y de descanso de los empleados, a menudo pidiéndoles que los pospongan o trabajen horas extras, muchas veces sin paga adicional alguna.

Aunque esto parece algo bueno en el corto plazo (más trabajo en menos tiempo y a menor costo), los efectos a mediano y largo plazo son desastrosos, e incluyen cansancio, ineficiencia, baja productividad y resentimiento.

El autor es socio consultor y director de metodología en Mesa Consultores, una firma especializada en transformación organizacional, con más de 15 años de experiencia, asesorando en temas de liderazgo, clima laboral y renovación cultural. Puedes contactarlo en Twitter: @MesaConsultores y @elanbenrey

Relacionadas

Comentarios