HistoriasMicrositio

Las 7 máximas de una imagen exitosa

Como el puesto no te hace líder y la marca no te hace elegante, construir una imagen poderosa requiere autoconocimiento y constancia.

23-01-2015, 10:48:39 AM
Las 7 máximas de una imagen exitosa
David Navarro, Imagen Excellence

Re-imagina por un momento que puedes pedir la imagen y reputación que deseas. Que nadie te cuestionará el por qué pides lo que pides, y que se te cumplirá, que todo estará resuelto.

¿Valorarías ese logro? Seguramente sí, por algunos días o meses, pero el efecto de no haber superado ningún obstáculo para lograrlo hará que en poco tiempo vuelvas a quejarte de lo que ahora te hace falta ser o tener. Lo que fácil se consigue, poco se valora.

¿Por qué hablo de esto en una columna dedicada al impacto de la imagen? Precisamente porque comúnmente se cree que cuidar la imagen es un asunto sólo estético y superficial. En mi experiencia como Consultor de Imagen ha pasado todo lo contrario con la gente que me ha brindado la oportunidad de ayudarle a empoderar su imagen. Los veo crecer en su seguridad y confianza, no sólo mejor vestidos.

Hoy quiero compartir contigo las 7 máximas de una imagen exitosa:

Máxima 1: Tu éxito comienza en tu mente

Tu éxito comienza en tu mente pero se materializa en tu exterior. Todo lo que pasa en tu interior se manifiesta afuera en tu manera de ser, expresarte, vestirte, comportarte y relacionarte.

Puedes disfrazar tu apariencia pero no tu autoestima.

Máxima 2: Sé la mejor versión que puedas de ti mismo

Si no te conoces y te aceptas al 100% a ti mismo, y asumes el reto de mejorar lo que puedes, vivirás deseando ser alguien más, creyendo que la habilidad o cualidad que hoy no tienes es lo que resolvería todos tus problemas de hoy. No necesitas cambiar sino convertirte en la mejor versión que puedas de ti mismo.

Para alcanzar este objetivo debes de ser muy honesto contigo mismo. Identificar qué es lo más poderoso en ti y aquello en lo que necesitas y te comprometes a mejorar.

Máxima 3: Inspirar confianza es la cualidad más poderosa

Nadie hará amistad contigo si no le agradas, mucho menos hará negocios si no le inspiras confianza, la cual no se exige, se gana con el tiempo y debe de procurarse constantemente. En materia de imagen, la asegurarás cuando seas congruente: si eres el mejor también debes de ocuparte de parecerlo, eso es compromiso con tu éxito.

Si tu lenguaje corporal es seguro serás confiable, si tu manera de hablar provoca que los demás crean en tus ideas, te seguirán y te recomendarán sin que se los pidas; ellos hablarán gustosos de ti. ¿Te das cuenta de lo importante que es inspirar confianza? Atiende desde hoy el fortalecimiento de esta cualidad, pues sin ella, no hay éxito.

Máxima 4: El puesto no te hace líder y la marca no te hace elegante

Si has llegado ya a ocupar una posición de liderazgo, debes felicitarte, pues es un logro muy importante. Si estás en vías de este objetivo, presta más atención, pues lo que voy a compartirte te hará llegar en menos tiempo: deberás de aprender que el puesto no te hace líder, es decir, no provocará que tu equipo crea y te siga sólo porque eres “el jefe”.

De la misma manera, la marca no te hace elegante. Eres tú quién provoca que la ropa se te vea bien al identificar lo que te queda por estatura, peso, tono de piel, estilo, edad, etc.

Máxima 5: Tu actitud vende lo que tus conocimientos no pueden: pasión

En casi todas las lecciones de vida, de manera personal o profesional, es la actitud de los líderes la que provoca el éxito, obtener resultados que parecen imposibles.

Lo vemos constantemente en los deportes, a veces el favorito cuenta con más años de experiencia y se confía, después pierde la competencia ante un rival con una poderosa y tremenda actitud.

El hambre de éxito: ¿Tienes muchos títulos y condecoraciones? Cuidado, no te confíes. Si los demás no ven la pasión por tu trabajo, no te seguirán. Como lo dijo Steve Jobs “Si no te apasiona lo que haces, ante el primer obstáculo lo abandonarás.”

Máxima 6: Vístete bien todos los días de tu vida

Al igual que el éxito no es un accidente, una buena imagen tampoco lo es. Es la suma de todos los pequeños detalles practicados con disciplina a diario. Si eres de los que sólo se preocupa de su vestir cuando tiene una cita importante no posicionarás una imagen exitosa.

Lo explicaré de otra manera: si un mes tiene regularmente 30 días y sólo 5 de ellos te vestiste bien, ¿qué mensaje es más poderoso y convincente, el que se observa de manera constante o esporádica?

Lo mismo pasa cuando una persona es impuntual, si solo llega a tiempo en el 10% de sus citas, por más que justifique que él llega a tiempo, los hechos hablan por sí solos. Ha creado un mensaje que al ser constante crea una imagen mental y un posicionamiento. Así que vístete bien todos los días, porque todos los días de tu vida son importantes.

Máxima 7: Para vestir bien aprende las reglas de la Imagen

La imagen tiene reglas y si las desconoces irás por la vida pensando que te ves bien sólo porque esa es tu intención. Es como si intentaras cocinar y no supieras los básicos de la comida; por más que te esfuerces, si desconoces las reglas de preparación y cocción es muy probable que tu comida no sea una delicia. Deberás de aprender las reglas. ¿Cuáles son algunas de las reglas más importantes que debes conocer y dominar para proyectar un mensaje confiable y congruente contigo?

1) Los colores oscuros proyectan liderazgo; los claros, confianza.

2) Importa más identificar la forma de tu cuerpo y conocer tu complexión (peso) que la marca que elijas.

3) Si eres de piel morena deberás evitar los colores opacos y cálidos.

4) Si eres de piel blanca deberás de evitar los colores muy brillantes y oscuros.

5) En tus zapatos está el 50% de tu imagen, elegancia y estilo. La horma debe de ser apropiada según tu complexión, es decir, si tienes los muslos amplios evita los zapatos de horma redonda; si eres delgado es muy importante cuides no exagerar tu delgadez con una horma muy angosta.

6) Existen reglas de combinación del color. Te compartiré una: Combina 2 colores neutros (negro, blanco, azul marino, gris y beige) y agrega 1 color alegre (rojo, azul celeste, morado, naranja) en prendas como blusa o suéter, corbata, mascada, accesorios, bolsa, pañuelo, etc.

7) En cuestión de telas es como el maridaje en los alimentos, no siempre es correcto combinar entre sí lo que se te ocurra, por ejemplo: si vistes un pantalón de lino con calcetines de lana te habrás equivocado, un vestido de verano con botas de invierno. Entre muchos más.

Como lo habrás notado ni todo el éxito depende del interior, ni de las apariencias, es un efecto integral que combina lo que piensas, vistes y actúas. Empodera tu actitud y tu imagen. 
Haz de tu imagen una Herramienta de Éxito.

Nos leemos pronto. Sígueme en Twitter @DaavidNavarro  www.imagenexcellence.com
El autor es consultor en Imagen Pública y Director General de Imagen
Excellence. Cuenta con más de 10 años de experiencia, en los cuales ha
capacitado a altos ejecutivos y grandes empresas en áreas de la
vestimenta de negocios, lenguaje corporal, protocolo ejecutivo y hablar
en público.

Relacionadas

Comentarios