HistoriasManagement

Vampiros emocionales, seductores ególatras de oficina

Estas personas tienen el poder de irritarte, son mentirosas y, ¡Te quitan toda tu energía!: son vampiros emocionales y están a tu lado.

23-01-2015, 5:27:29 AM
Vampiros emocionales, seductores ególatras de oficina
Tatiana Gutiérrez

No
importa dónde trabajes, no puedes escapar de ellos; es más, algunas veces no
sabes que existen a tu alrededor, pero son culpables de causar escozor en las
reuniones, son capaces de voltear la situación a su beneficio, son
manipuladores, inseguros, convenencieros y demasiado tóxicos. Son personas que
siempre tratan de sacar ventaja en cualquier situación y son excelentes
boicoteando el trabajo en equipo. Son los ‘vampiros emocionales’. 

A simple
vista podrías pensar que cualquiera los podría identificar, el problema es que
no es así. Estos ‘chupasangre’ pueden llegar a ser invisibles en las
organizaciones, pero sumamente contagiosos. En su libro “Vampiros Emocionales en el Trabajo”,
Albert J. Bernstein, los describe así: 

“Tienen
el poder, no sólo de irritarte sino de nublar la mente con falsas promesas e
hipnotizar a todos para que crean que son las mejores personas en el trabajo.
Atraen gente, la consumen, la dejan agotada y exhausta. Y todavía te preguntas
en la noche y sin poder dormir: ¿serán ellos o soy yo?”.

También
puedes leer: “Empleados Drácula, talentosos
“chupaméritos” que dañan tu negocio”

¿Todavía no los identificas? De acuerdo con Sherrie Bourg Carter, psicóloga y
autora del libro “High-Octane Women: How
Superachievers can Avoid Burnout”
, estos personajes tienen ocho
características interesantes, ¡Toma nota!

1. Son
dramáticos
y tienden
a exagerar lo que sucede a su alrededor. 

2. Son
entrometidos y
pueden
llegar a invadir, incluso, tu vida personal.

3. Nunca
están satisfechos con NADA
, todo parece estar mal en la empresa, siempre encuentran el lado malo
de la moneda. 

4. Son
críticos destructivos
, nunca
dan un punto de vista positivo, siempre dicen lo malo de la situación. 

5. Les
encanta discutir.
Si
levantan la mano para despertar la polémica, y a veces, sin ningún sentido, son
ellos. 

6. Son
exigentes y persistentes
, son los que no aceptan un NO por respuesta. 

7. Pesimistas
de nacimiento
, son
aquellos que ven el vaso medio vacío. 

8. No
pueden ser autocríticos
, para ellos todo lo que hacen está bien. 

De acuerdo con J. Bernstein, pueden tener distintas personalidades: 

Te
recomendamos leer “Cómo identificar a un mal jefe y
enfrentarlo”

• Antisociales

No, no
son aquellos que se esconden o que no asisten a la
fiesta de la compañía, estas personas son llamadas ‘antisociales’ porque no
les gustan las reglas. De acuerdo con la autora, aman las fiestas, apostar con
el dinero de otros, odian el aburrimiento y todo lo que desean es un buen
momento, un poco de acción, mucho dinero y complacer cada uno de sus deseos.
Son muy buenos haciendo negocios, pero ¡cuidado! No siempre a beneficio de tu
empresa. 

“Son muy
buenos para descubrir lo que alimenta el ego de otras personas y lo ofrecen en
una ilusoria bandeja de plata. No sólo resultan malévolos gerentes de ventas.
Hay estafadores que mienten por diversión y lucro, falsificadores de libros de
contabilidad, jefes abusivos que adoran ver a la gente rebajarse, estafadores
que operan el esquema, y todos aquellos en tu oficina que se ganan la vida
mediante la seducción”. 

• Histriónicos

Son
aquellos que viven para la aprobación y la atención de los demás. Siempre se
ven bien, es su especialidad. Sin embargo, recuerda que también son súper
dramáticos, así que lo que ves, es lo que no tendrás. Estas personas son
expertos egoístas, pero ellos creen que son excelentes personas, que no hacen
nada mal y que todo es culpa de los demás. 

Llegan a
ser jefes que evitan el conflicto y se distinguen porque por crear discordia al
ignorar el problema. Creen que si no le ponen atención, el problema
desaparecerá. “Motivación es su término favorito”, describe Benstein en su
libro. 

• Obsesivo-compulsivo

Quieren
tener el control de todo, por ello son adictos a la seguridad y obsesionados
con los detalles, PERO… para sorpresa de todos, el autor los describe como necesarios
en las organizaciones, “sin ellos no se haría ninguna de las actividades
desagradables y difíciles del mundo. Para bien o para mal, son los únicos que
se preocupan porque ninguno de nosotros vaya por el mal camino. Puede ser que
no nos agraden, pero los necesitamos”. 

• Narcisista

Creen que
son los más inteligentes, los más talentosos y las mejores personas del mundo.
Son convenencieros y casi siempre hablan con los demás porque tienen algo que
ellos buscan, “mientras tengas algo que desean, te tratarán como si fueras tan
maravilloso como ellos”. ¡Cuidado! Son vengativos, siempre necesitan ganar y
harán cualquier cosa para ello. 

• Paranoicos 

Son muy
estrictos con sus ideas, y si no piensas como ellos, eres el enemigo, el
traidor. Estos jefes paranoicos pueden llegar a ser muy extremos en sus
decisiones, otros vampiros emocionales harían tratos, ellos despiden. 

Estos
personajes crean falsas perspectivas en las organizaciones, pues quieren
convencer a todos de que ellos están en lo correcto y harán lo imposible para
demostrarlo, si tu gente no está bien orientada, lo pueden lograr. 

Te
recomendamos leer “¡Cuidado! 13 empleados tóxicos
que NO debes contratar”

Consejos para que no absorban tu energía

• Crea límites

Son
excelentes para abordarte y formar parte de lo que haces, así que evita ser agradable y
empático. El mejor consejo es seguir tu camino con cautela y ser inteligente
para tomar decisiones y externar posiciones, de acuerdo a su
personalidad. 

• No compartas información personal

Nada de
hijos, esposa o vida personal, ellos no entienden acerca de inteligencia
emocional y todo lo que digas, puede ser usado en tu contra. Asegúrate de
hablar lo necesario y con precaución; una vez que sepas identificarlos, sabrás
qué sí y qué no decir. 

• Limita la comunicación

Debes de
aprender a qué decir y en qué momento hacerlo, no se trata de ser cobarde o de
no defender posturas, se trata de actuar inteligentemente, y con ellos, debes
hacerlo. 

¿Conoces
otros tips para lidiar con estos vampiros emocionales? ¿Tienes uno en el
trabajo, qué haces para que no te afecte? 

Relacionadas

Comentarios