HistoriasNegocios

América Móvil y su reto para librarse de la dominancia

¿Saldrá bien librada la cuarta compañía más grande e importante del sector telecom en 2015? Los analistas comparten sus previsiones sobre AMX.

22-01-2015, 7:49:06 AM
América Móvil y su reto para librarse de la dominancia
Ricardo Vázquez

La mayor proveedora de telecomunicaciones de América Latina, la mexicana América Móvil (AMX), que ofrece servicios integrados en 18 países de la región, enfrenta un 2015 lleno de retos por la venta de activos que tiene que realizar en México, pero también grandes oportunidades por la expectativa de expansión en Estados Unidos y Europa, gracias a sus recientes adquisiciones, además de la posible incursión en nuevos mercados, como la televisión a nivel local.

Un escenario muy interesante se presenta para la emisora de mayor injerencia en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la cual representa el 17.34% de influencia en el principal indicador de la BMV, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC). Dado que la desincorporación de activos es inevitable y hasta el momento no se tiene claro lo que venderá, ello le permitirá incrementar su liquidez para continuar con potenciales nuevas adquisiciones a nivel global.

América Móvil genera alrededor de una tercera parte de los ingresos en su mercado local, México. Y, no obstante sus orígenes en Latinoamérica, está expandiéndose actualmente en Estados Unidos al poseer 98% de la operadora de telefonía móvil Tracfone, y en Europa por controlar el 22.8% de la compañía holandesa KPN y el 50.8% de Telekom Austria, TKA.

Al cierre del segundo trimestre de 2014, América Móvil contaba con 338 millones de clientes: 267 millones de suscriptores de servicios de telefonía móvil (los cuales producen aproximadamente dos terceras partes de sus ingresos) y 72 millones de usuarios de telefonía fija, banda ancha y TV de paga.

Desde el punto de vista bursátil, la emisora inicia el 2015 en el ojo del huracán, debido a la expectativa de la posible transacción para vender activos en México, lo cual podría eliminar las presiones regulatorias y darle el acceso a la televisión que ha buscado durante años para ofrecer el denominado triple play. Por lo tanto, dependiendo de las condiciones, podría nuevamente verse afectado el desempeño del precio de sus acciones en bolsa o representar un catalizador para impulsarlas.

En 2014, a pesar de la decisión de las autoridades de declararla agente dominante, sus acciones tuvieron un gran desempeño, sobre todo entre mayo y septiembre.

Desde la segunda mitad del 2013 y durante los primeros seis meses del 2014, el tema para la emisora fue la nueva Ley de Telecomunicaciones, lo que suponía que sería declarada dominante. Esto implicaría que tendría que vender activos, pues con la nueva Ley habría mayor competencia. Por eso, el precio de la emisora se mantuvo muy deprimido.

AMX inició 2014 en 15.22 unidades y se fue corrigiendo hasta mínimos de 12.43 pesos al cierre de mayo, es decir, tuvo una corrección de 18.3%. A partir de junio, la tendencia cambió sin tener un motivo muy claro.

Por ejemplo, primero Inmobiliaria Carso y Control Empresarial de Capitales, ambos accionistas de AMX, recibieron autorización para adquirir las acciones que poseía AT&T, lo que le restó riesgo a la emisora; segundo, se especuló que el interés mostrado por su antiguo socio (AT&T) sobre los activos que pondría a la venta impulsaron el precio de la acción; también el anuncio de diversas compras en el extranjero por parte de la emisora apoyaron al recuperación.

Lo cierto es que la acción tuvo un fuerte rebote hasta alcanzar máximos de 17.51 pesos en septiembre, un gran repunte de 40.8% respecto al mínimo del 30 de mayo.

El difícil escollo de la dominancia

Al darse el fallo formal de la dominancia, sin duda fue negativo para AMX, porque ello implicó que las tarifas de interconexión que podrá cobrar por las llamadas de otros operadores que terminen en su red será de cero pesos. Esto en medio de la regulación asimétrica que se le impuso a la empresa por su preponderancia.

Sin embargo, en opinión de Carlos González Tabares, director de Análisis y Estrategia de Monex, lo que el mercado considera es que, a pesar de ello, no hay suficiente competencia. Para esto último los jugadores actuales tendrían que invertir mucho.

Por lo mismo, explica el especialista, el repunte importante en los precios de la emisora en la segunda mitad de 2014 fue a partir de que AMX decide y anuncia que venderá activos.

“Al ser dominante tendría que compartir su infraestructura, lo que era muy negativo para ella y muy positivo para sus competidores. Sin embargo, la respuesta de la compañía fue muy inteligente porque decide vender activos para ya no ser dominante y entonces no tener que compartir su infraestructura”.

Por lo tanto, de aquí a que inviertan el resto de las compañías retrasará más la competencia para AMX.

La otra noticia es que los recursos que obtenga de la venta de activos podrá destinarlos a TV de paga, o bien a otros mercados o países, que seguramente le podrán dar una mayor rentabilidad.

González Tabares hace hincapié en que el negocio de telefonía fija (Telmex) es poco rentable, aunque en el integrado le da cierto valor a la compañía por su gran infraestructura, pero ni los márgenes ni el crecimiento futuro de AMX están en este negocio.

“Entonces, que la empresa diga que va a dejar de ser preponderante en un negocio maduro y poco rentable, y que esos recursos los destinará a negocios con expectativas de crecimiento, será muy positivo para los inversionistas. Todo esto explica el repunte fuerte de la segunda mitad del 2014”, afirma el analista de Monex.

Para 2015, el panorama se presenta muy interesante, aunque con diversas incógnitas.

“Traemos un precio objetivo de 18.50 por valuación de múltiplos, con recomendación de compra y una expectativa de rendimiento cercano al 15% respecto al precio de los primeros días de diciembre pasado (16 unidades). El estimado del IPC para 2015 es de 46,800 puntos, con un rendimiento potencial del 8%”, dice González Tabares.

Agrega: “Esta comparación nos da una recomendación de compra, aunque no es de mis favoritas para los portafolios del año nuevo, por los eventos que están por definirse y que, sin duda, construirán una historia interesante dos o tres trimestres más adelante. Los detalles de la venta y nuevas inversiones pueden ser un catalizador para el precio de la acción, pero no sabemos para cuándo, ni conocemos claramente los detalles”.

El especialista de Monex considera que se puede ver una buena historia de AMX, pero no de corto plazo. Quizá vengan dos o tres trimestres difíciles o de incertidumbre para la emisora antes de notarse un mejor desempeño.

Por su parte, Gerardo Copca, director de la consultoría Metanálisis, afirma que urge la definición porque internamente se puede ir rezagando frente a los competidores, que ya ofrecen el triple play. Su recomendación es de compra y tiene un precio objetivo de 18 pesos.

El especialista opina que para el futuro bursátil de la emisora es más importante que la empresa vaya recuperando rentabilidad y no necesariamente preocuparse por el tamaño. Recordó que lleva varios años perdiendo rentabilidad y varios negocios, como la telefonía pública, la fija, hasta las páginas amarillas y ahora la larga distancia, por lo que tiene que buscar una estrategia para darle la vuelta a la tendencia. Ese sería el reto de América Móvil.

Habría que esperar la venta de activos y observar si la emisora obtiene la concesión de una cadena de televisión, lo cual preocupa más que la debilidad de algún mercado, como por ejemplo el brasileño. Copca concluye que la compañía enfrenta retos importantes, pero que también se le presentarán grandes oportunidades.

Previsiones pesimistas

Una visión menos optimista es la de Banamex-Accival que, ante las expectativas de una posible transacción para que la emisora venda sus activos en México, ajustó su precio objetivo a 14.6 pesos y su recomendación es de venta.

Debido al nuevo régimen de tarifas de interconexión móvil que se implementaron a mediados de agosto pasado, Banamex-Accival proyectó una debilidad hasta el cuarto trimestre de 2014, cuando la eliminación de tarifas quedó reflejada completamente en los estados financieros.

“Esta asimetría se mantendrá hasta que AMX deje de ser agente económico preponderante, lo cual podría tardar un año y medio, o incluso más. Revisamos nuestros estimados de ingresos y ahora proyectamos que los ingresos en pesos de AMX aumenten aproximadamente 1% por año hasta 2016”, dicen los analistas y especialistas del grupo financiero.

Manuel Jiménez, analista de Banorte-Ixe, realizó un análisis luego del reporte del tercer trimestre de 2014 por parte de la empresa. Esto para dimensionar el efecto que tendría una venta de activos sobre el valor teórico de la compañía. De hecho, señala que a lo largo de la recta final del 2014, la misma compañía seguía analizando qué activos podría desincorporar para su venta en México, sobre todo con el objetivo de dejar de ser clasificada como agente económico preponderante y eliminar las regulaciones asimétricas.

Afirma que lo más relevante para la compañía en 2015 podría ser la escisión de torres celulares y la venta de activos en México para disminuir su participación de mercado por debajo del 50% y, de esa manera, dejaría de ser considerada como “agente económico preponderante”.

Además, no descartan un proceso de consolidación en Brasil. Al momento de cerrar esta edición, la compañía no había definido qué activos fijos o móviles vendería.

Pese a ello, el experto de Banorte-Ixe considera que 2015 será un año con cambios significativos para la compañía. Advierte que el escenario de largo plazo para AMX es incierto, por la desincorporación de activos que realizará en México.

Por ello, “en nuestra opinión, realizar en este momento una valuación por flujos descontados (DCF) no tiene sentido. Determinamos el PO 2015 para las acciones de AMX mediante una valuación por múltiplos”.

Relacionadas

Comentarios