ActualidadHistorias

BCE recurre a su último recurso para evitar deflación

Las expectativas indican que el BCE imprimirá dinero para comprar bonos soberanos, pese a la opinión de Berlín sobre que se aligerarán las reformas.

22-01-2015, 6:57:16 AM
BCE recurre a su último recurso para evitar deflación
Reuters

El Banco Central Europeo se preparaba este jueves para anunciar un plan para comprar bonos soberanos, recurriendo a la última gran herramienta de política monetaria para reactivar la alicaída economía de la zona euro y evitar así una deflación.

Las expectativas del mercado son que el BCE presente un programa a gran escala de alivio cuantitativo -la impresión de dinero para comprar bonos soberanos-, pese a la oposición del banco central alemán y las preocupaciones de Berlín de que la medida permita a países derrochadores aflojar sus reformas económicas.

Una fuente de la zona euro dijo el miércoles que el comité ejecutivo del Banco Central Europeo, que se reunió el martes, propuso que la compra de 50.000 millones de euros (58.000 millones de dólares) en bonos por mes desde marzo.

El Consejo de Gobierno del banco, compuesto por 25 miembros y que fija las políticas, comenzó a reunirse a las 0800 GMT del jueves para discutir la propuesta. El presidente del BCE, Mario Draghi, ofrecerá una conferencia de prensa a las 1330 GMT.

La duración del programa es significativa de compra de bonos. Un plan que comience en marzo y dure por un año supondría un valor total de 600.000 millones de euros, sobre la base de compras de 50.000 millones de euros al mes. Si un plan similar se extiende a finales del 2016 superaría el billón de euros.

Una encuesta de Reuters a operadores de mercado mostró el lunes que se espera que el BCE anuncie un plan de compra de bonos soberanos por 600.000 millones de dólares, aunque no creen que la cifra será suficiente para que una inflación en declive vuelva al objetivo de la autoridad monetaria.

Los precios al consumidor de la zona euro cayeron un 0,2 por ciento en tasa interanual el mes pasado, muy por debajo de la meta del Banco Central Europeo de algo menos de un 2 por ciento.

El BCE ya ha recortado la tasa de interés a mínimos históricos, comenzó a comprar activos del sector privado y ha entregado cientos de miles de millones de dólares en préstamos baratos a los bancos. El alivio cuantitativo es la última gran herramienta de política monetaria a su disposición.

Relacionadas

Comentarios