ActualidadHistorias

BOJ mantiene sin cambios política de estímulo

El Banco de Japón recortó su pronóstico de inflación un 1.0% para la próximo año fiscal y expandió un plan de préstamos ante la caída del precio del petróleo.

21-01-2015, 8:48:24 AM
BOJ mantiene sin cambios política de estímulo
Reuters

El Banco de Japón recortó su pronóstico de inflación para el próximo año fiscal y expandió un plan de préstamos, con la esperanza de desviar las críticas que está de brazos cruzados en momentos en que una caída en los precios del crudo aleja su objetivo de inflación.

Tal como se esperaba, el BOJ (por su sigla en inglés) se abstuvo de expandir su programa de estímulo y mantuvo su promesa de aumentar la base monetaria a un ritmo anual de 80 billones de yenes (678.000 millones de dólares) a través de la compra de bonos soberanos y activos de riesgo.

En una revisión de sus estimaciones a largo plazo, el BOJ redujo su pronóstico de inflación subyacente de los consumidores para el año fiscal que comienza en abril a un 1,0 por ciento desde el 1,7 por ciento proyectado hace tres meses.

Pero elevó ligeramente su pronóstico de inflación para el año fiscal 2016 a un 2,2 por ciento desde un 2,1 por ciento, una señal de que los banqueros centrales se están apegando públicamente a la visión de que Japón alcanzará una meta de inflación del 2 por ciento.

Frente a la opinión de muchos participantes del mercado de que las previsiones revisadas significan que el BOJ está aplazando su objetivo de alcanzar una inflación de un 2 por ciento en el próximo año fiscal, el gobernador Haruhiko Kuroda dijo que la entidad espera que los precios del petróleo y al consumidor reboten gradualmente.

“La inflación al consumidor se desacelerará por el momento debido a la caída en los precios del petróleo“, dijo Kuroda en una conferencia de prensa después de la decisión.

“En el supuesto de que los precios del petróleo se estabilicen en los niveles actuales y suban moderadamente después, el efecto de la caída del precio del petróleo se aliviará. Si es así, esperamos que la inflación al consumidor llegue a un 2 por ciento en un período centrado en el año fiscal 2015″.

El BOJ amplió su “flexibilización cuantitativa y cualitativa” (QQE, por su sigla en inglés) hace menos de tres meses para evitar que las caídas de los precios del petróleo y una desaceleración posterior en el alza de los precios debiliten las expectativas de inflación.

Relacionadas

Comentarios