'; Alto Nivel
Estilo de VidaHistorias

Pineda Covalín, el diseño mexicano en casa museo

Los diseñadores de esta marca mexicana abrieron un espacio en Querétaro para exponer un diálogo entre el arte mexicano y sus diseños.

16-01-2015, 10:24:35 AM
Pineda Covalín, el diseño mexicano en casa museo
Javier Rodríguez Labastida

Cristina Pineda y Ricardo Covalín son actualmente unos de
los diseñadores más revolucionarios y conocidos de México. Sus diseños están
presentes en América, África, Europa y Asia, cuentan con más de 100 puntos de
venta en México
y en diciembre pasado abrieron su primer casa-museo en la
ciudad de Querétaro.

Este pequeño museo, dividido en tres módulos, es una de las
apuestas de los creadores de la marca Pineda Covalín para difundir la historia
de México a través de un diálogo entre el arte y el diseño.

A lo largo de la instalación, los diseñadores exponen su
perspectiva de la biodiversidad mexicana, la riqueza histórica, la vigencia de
las tradiciones, y el lujo transformado en objetos de arte
. Un ejemplo son los
atrapasueños, presentes en los diseños de Pineda Covalín, y de los que en esta
exposición narran su importancia en las tradiciones mexicanas.

En cada una de las piezas, los diseñadores cuentan la
relevancia de los colores y las formas, como en el caso de una serie de cuadros
dedicados a los huicholes, y elaborados por los hermanos Ángel y José Carrillo,
de Real de Catorce.

“Es la cosmogonía del pueblo huichol, retomando el antiguo
arte del tapiz de estambre como una voz que habla del mundo mágico y sagrado
del pueblo wirrárika”, según la descripción de la pieza.

El recorrido inicia con una representación de la seda
heredada de la Nao de China y su presencia en la vida cotidiana de México en el
siglo XVIII, cuando el arroz, la talavera, las finas sedas, la pólvora y el
papel picado llegaron para ser adoptados por los pueblos de las diferentes
regiones.

Una de las piezas más atractivas para los visitantes es un
tzompantli de calaveras de seda, de distintos colores.

Te recomendamos leer: 5 empresarios mexicanos que marcan tendencia en la moda.

México como inspiración

La historia de Pineda Covalín comenzó en 1995, mientras sus
creadores estudiaban en la Universidad Iberoamericana. Cristina, la carrera en
Diseño Textil, y Ricardo, la licenciatura en Diseño Industrial. Su labor de
Servicio Social en Yucatán, donde profundizaron su conocimiento en la cultura
maya
, los inspiró a crear una serie de diseños de mascadas y corbatas con
influencias prehispánicas
.

Después de tocar algunas puertas, su primer cliente fue el
Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)
, al que le agradó la idea
de representar en diseños textiles la historia de México.

“Pineda Covalín es una invitación a viajar por los caminos
de un continente latinoamericano
que mira al mundo moderno a través de los ojos
de su historia, sus tradiciones, su pluralidad cultural, su multiplicidad
étnica y su imaginación fértil. Es, también, un merecido homenaje a los creadores
anónimos que plasmaron la cosmogonía en los fantásticos diseños que hoy en día,
como símbolos, representan lo que somos”, así es como se definen los
diseñadores en su sitio digital.

Desde un principio, el objetivo de sus creaciones fue
dignificar y difundir la riqueza cultual mexicana
; lograr que el público,
nacional y extranjero, vista con una prenda inspirada en el arte de las
diferentes etnias de una forma sofisticada y vanguardista. Para ello, se toma
como ejemplo el trabajo de los artesanos huicholes y tarahumaras, así como la
cultura heredada por los mayas y los mexicas.

Pineda Covalín se distribuye actualmente en los principales
aeropuertos de México, en más de 100 tiendas en diferentes estados, en los
centros Palacio de Hierro, y en algunos puntos de Estados Unidos,
Latinoamérica, Nigeria, Hong Kong, Reino Unido, Francia, Rusia, Suiza, Alemania
e Italia.

Su nuevo museo en Querétaro se encuentra en el Centro Histórico
de la ciudad
.

Te recomendamos leer: Un éxito, la muestra de moda mexicana en Barcelona.

Relacionadas

Comentarios