HistoriasManagement

¿Cuánto vale tener a mujeres en posiciones directivas?

Actualmente en México más del 50% de quienes estudian un posgrado, son mujeres. Análisis sobre el valor de las acciones con ellas al frente, es interesante.

15-01-2015, 4:55:52 PM
¿Cuánto vale tener a mujeres en posiciones directivas?
Ángeles Madrigal, Socia y Dir. Gral. de Strategic Talent y fundadora de Wo/Men[In]

Cuando te preguntas cómo mejorar los resultados de tu empresa, ¿te has respondido alguna vez “¡Contratando a mujeres y desarrollándolas en posiciones directivas!”? A continuación compartiremos por qué ésta es una respuesta acertada.

Mucho se ha hablado de la necesidad de incrementar la participación de las mujeres en el mundo laboral y, hoy, centramos la conversación en cuán importante es que las ejecutivas formen parte de los cuerpos directivos de las empresas, es decir, que compartan el poder y la toma de decisiones.

El gran reto es colocar este tema en la agenda prioritaria de las compañías, dado su impacto positivo en los resultados de negocio y la confirmación del hecho que la diversidad de género, sobre todo a niveles Directivos significa crecimiento, aumento en la participación de mercado y, por consecuencia, más utilidades. De este modo, argumentando con hechos, podemos decir que el contar con talento femenino en las organizaciones es un tema de negocio.

Los números hablan

Cuando hablamos de empresa, las cifras son la mejor prueba:

La Universidad de Pepperdine, en Malibú, realizó estudios para evaluar el desempeño financiero de las empresas, identificando si es mejor o peor comparado con las compañías que tienen más o menos mujeres en su cuerpo directivo.

Con información de un periodo de 26 años (1981 a 2007), y tomando como muestra 215 empresas del “Fortune 500”, se midieron ingresos, activos y valor de las acciones de las 25 compañías más sobresalientes en términos de desarrollo de ejecutivas.

El resultado fue claro: Las empresas con más mujeres en el comité de dirección, tuvieron mejores resultados, mostrándose la correlación entre participación femenina en la alta dirección y mayor rentabilidad. Las organizaciones que promovieron y potenciaron mujeres, tuvieron un ingreso 34% mayor al del resto, 18% más activos, y un mejoramiento del 69% en el comportamiento de las acciones.

Por otra parte, McKinsey demostró en 2007 que las firmas europeas con mayor proporción de mujeres directivas, incrementaron 47% (en promedio) el valor de sus acciones.

Entonces, saquemos la calculadora y proyectemos cuánto estarían creciendo las empresas en México si más mujeres ocuparan posiciones de liderazgo en las organizaciones. En tu caso, ¿cuánto más estaría desarrollándose tu negocio?

Las mujeres (casi) siempre tienen la última palabra

Y sí, cuando nos referimos a las decisiones de compra, más del 80% de ellas recae en la mujer. En nuestros días, el sector femenino es uno de los mercados emergentes más importantes del mundo, ya que la mujer ha incrementado su actividad económica y, por lo tanto, su poder adquisitivo.

Asimismo, el número de consumidoras arrojan oportunidades muy interesantes. Recordemos el crecimiento poblacional en México y cómo hay más mujeres viviendo, comiendo, vistiendo, consumiendo. En nuestro país, de acuerdo con datos de INEGI, en 1970 existían 24 millones de mujeres, mientras que en 2010 alcanzamos los 57 millones de mexicanas.

Para quienes tengan la mirada puesta en el mercado nacional, México cuenta con 57 millones de consumidoras potenciales  (desde niñas hasta adultos mayores); por ello, en nuestro país y a nivel global, se hace indispensable para las empresas el entender qué es lo que quieren las mujeres, cuáles son sus preferencias de compra, cómo diseñar productos especiales para ellas y cómo venderles más y mejor.

Si a esto sumamos los factores culturales en nuestra región y el incremento en la cantidad de familias monoparentales encabezadas por mujeres (84% lideradas por la madre), confirmamos lo dicho.

Entonces, ¿qué mejor manera de comprender a las consumidoras, que teniéndolas representadas en la alta dirección, en la esfera donde se definen las estrategias de mercado y los productos y servicios a ofrecerles?

¿Y si aprovechamos la inversión en educación?

El acceso de las mujeres a la educación es un derecho por el cual se luchó largo tiempo. Hoy, es una realidad el contar con formación profesional y de posgrado, lo que convierte al género femenino en un recurso humano altamente capacitado, con los conocimientos necesarios para tomar decisiones empresariales.

En México, conforme a datos de la Secretaría de Educación Pública, a nivel maestría, existen 119,789 estudiantes mujeres frente a 110,115 estudiantes hombres. Así pues, más del 50% de quienes están en las aulas de posgrado son mujeres, que se sumarán a los cientos de miles de ejecutivas que están forjando su carrera en un mercado global altamente competitivo.

Y volvemos a preguntarnos, ¿cómo capitalizar la inversión en educación para mujeres, en beneficio de mejores réditos para las empresas? ¿Cómo cambiar este escenario de histórico desaprovechamiento de la preparación del talento femenino? Hay mucho por reflexionar y, sobre todo, por trabajar y cambiar.

Te invito a hacer tu propio ejercicio de análisis, calculadora en mano: ¿Cuánto valdría la diversidad de género, en resultados para tu empresa y su salud financiera? ¿Cuánto estás perdiendo hoy al no desarrollar a tu talento femenino?

Te recomendamos leer: Contratar mujeres mejora tu negocio y Wo/Men[In] apoya

La autora es Socia y Directora General de la firma de consultoría en
Recursos Humanos, especializada en diversidad de género, atracción y desarrollo
de talento. Cuenta con más de 20 años de experiencia y es fundadora de Wo/Men[In],
red de ejecutivas que impulsa el crecimiento de las mujeres y el aumento de su
participación en posiciones directivas. 
Puedes contactarla en angeles.madrigal@strategictalent.com.mx y @StrategicMexico

Relacionadas

Comentarios