'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

¿Qué esperar de las tasas de interés MX?

En las recientes crisis globales, las posiciones económicas han sido punteadas por el manejo de la política monetaria. Al menos para México, EU marca el paso.

12-01-2015, 8:25:56 AM
¿Qué esperar de las tasas de interés MX?
Equipo Altonivel

Agenda 2015: Petróleo, el escenario sombrío para 2015
Agenda 2015: Europa, ¿la década perdida?
Agenda 2015: Impuestos en México, ¿cambios para 2016?
Agenda 2015: Proceso electoral 2015, la crisis que se avecina
Agenda 2015: Seguridad pública, clave para los negocios

Estados Unidos (EU) consolida su recuperación y la Reserva Federal (Fed) normaliza su postura monetaria. Esta es la circunstancia que ese país impone al resto. Lo hace “enfatizando que el momento específico en el que incrementará su tasa de interés y el ritmo de aumentos subsecuentes dependerán de la evolución de su economía”, indicó la Junta de Gobierno de Banco de México (Banxico) tras reunirse el 5 de diciembre, cuando se decidió mantener en 3% la tasa de referencia nacional. En esa fecha, las probabilidades de un alza en las tasas de la Fed habían aumentado a 42.6% para julio de este año, y a 90.7% para enero de 2016.

Ante el débil crecimiento global, la caída en los precios de las mercancías básicas y los bajos niveles de inflación, la postura de Banxico es que la política monetaria en las naciones desarrolladas y algunas emergentes continúe acomodaticia. Se prevé volatilidad, que ya percibimos en el tipo de cambio a finales de 2014, cuando la Comisión de Cambios anunció que subastaría 200 millones de dólares cada vez que se presente una depreciación, entre sesiones, que sea de 1.5% o más.

Para Daniela Ruiz Zárate, analista económico de Grupo Financiero Monex, el escenario probable es que Banxico mueva sus tasas en línea con la Fed, pues la inflación debe disminuir, atenuada con las reformas internas. Los pronósticos están entre 3.3 y 3.4% para este año, pero hay que atender los riesgos:

El mercado laboral en EU ha mejorado, mas el empleo generado es de menor calidad y los salarios están estancados en términos anuales. También la participación laboral ha disminuido. Estos temas disfrazan las cifras, aunque limitan el crecimiento y el consumo.

La inflación en EU está en niveles excesivamente bajos. Llevarla a su objetivo de 2% podría tardar (2018). Ello refleja la debilidad real de la economía. “A la Fed le importa también su política monetaria en relación con otras economías, por las tasas bajas de estas y los crecientes estímulos monetarios.”

En México, algunos flujos especulativos se desacelerarán cuando la Fed comience a elevar tasas. Esto podría ser compensado, según Ruiz Zárate, con la atracción de flujos por efectos  internos de las reformas estructurales. Para Monex, si la Fed espera a 2016 para elevar los tipos de interés, Banxico también lo hará, a menos que se presenten nuevos eventos de volatilidad en el tipo de cambio, como los que vimos a finales de 2014.

Carl Riccadonna, economista para EU de Bloomberg LP, destaca la visión de quienes consideran que el crecimiento económico de la potencia del norte en los últimos meses es una anomalía, y que retrocederá hacia 2-2.5% en el corto plazo.

“Desde 2009, la economía ha tenido un considerable subdesempeño, parecido al ciclo económico promedio de la posguerra, pero el desempeño pasado no significa que los pronósticos deberían anticipar la misma holgura hacia el futuro. Al contrario, la economía está finalmente en la cúspide de dejar sus tendencias de lento crecimiento por dos factores: el mercado laboral se acerca a la normalidad y la caída de los precios de las gasolinas. Este último añade alrededor de 50,000 millones de dólares al gasto anual de los consumidores. Esta es una forma importante de estímulo económico”.

El economista en jefe de Barclays México, Marco Oviedo, ve un país en crecimiento. Su perspectiva es que la Fed suba las tasas en el tercer trimestre de este año y que Banxico comience antes, preventivamente.

“Es posible que la tasa de equilibrio llegue a 4% en 2016”, dice. El experto no avizora una salida de capital extranjero, por su participación (56%) en bonos de tasa fija. “Ya que quede claro cuál va a ser la tasa final de la Fed. Puede ser que la inversión extranjera directa aumente; este es también un tema que genera mucha incertidumbre.”

Aunque Riccadonna pronostica que las tasas subirán a razón de 0.25% por reunión o 2% por año, “no será sino hasta el 3.5 o 4% que la Fed cambie de acelerador a freno, lo cual no se espera que suceda antes del 2017”.

CONCLUSIÓN:

Los inversionistas todavía están preocupados por la fragilidad de los mercados emergentes; sin embargo, la mayoría de los países de América Latina han adoptado políticas que ayudarán a enfrentar este ciclo de Estados Unidos, específicamente los tipos de cambio flotantes y la deuda denominada en divisas locales.

Los riesgos para México están balanceados -explica Oviedo-. “Hay retos, pero todavía es un mercado atractivo y sigue siendo la economía favorita entre las naciones emergentes”.
Aunque habrá que esperar las decisiones de la Reserva Federal y la realidad de una economía de la que dependemos en mayor medida, la perspectiva para nuestro país es buena; este parece ser el punto coincidente de todos los expertos consultados.

Agenda 2015: Petróleo, el escenario sombrío para 2015
Agenda 2015: Europa, ¿la década perdida?
Agenda 2015: Impuestos en México, ¿cambios para 2016?
Agenda 2015: Proceso electoral 2015, la crisis que se avecina
Agenda 2015: Seguridad pública, clave para los negocios

Relacionadas

Comentarios