'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Atentado contra revista pone en alerta máxima a Francia

Hombres encapuchados mataron al menos a 12 personas en las oficinas del semanario satírico, Charlie Hebdo en París. Buscan a tres encapuchados.

07-01-2015, 7:51:05 AM
Atentado contra revista pone en alerta máxima a Francia
Reuters

Hombres armados encapuchados mataron a tiros el miércoles al menos a 12 personas en las oficinas en París del periódico satírico Charlie Hebdo, una publicación que en el pasado sufrió ataques incendiarios por difundir en 2011 caricaturas burlándose de líderes musulmanes y del Profeta Mahoma, dijo la policía.

El presidente francés, Francois Hollande, se dirigió al lugar del ataque y su Gobierno dijo que elevaría en un escalón el nivel de alerta de seguridad en el país y esta noche (hora francesa) dará un mensaje a la nación.

“Este es un ataque terrorista, no hay duda respecto a eso”, dijo Hollande a periodistas.

Entre los fallecido que ya fueron confirmados está el periodista, dibujante y director de Charlie Hebdo, Stéphane Charbonnier, conocido como Charb. Dirigía el semanario desde hace cinco años.

También fallecieron otros dos de los principales dibujantes del semanario: Cabu, de 77 años que colaboraba con la revista desde su creación, en 1970; Georges Wolinski, dibujante de L’Humanité y otros medios como Hara-Kiri,
Paris-Presse o Paris Match.

Aunque se presume, resta la confirmación del fallecimiento de Bernard Verlhac, Tignous, nacido en París en 1957, colaborador en otros medios como el semanario Marianne y Fluide glacial.

Una masacre que pone en alerta a Francia

El oficial de la policía, Rocco Contento describió la escena dentro de las oficinas del semanario como una “masacre” e indicó que entre los fallecidos había dos oficiales de la fuerza.

Por su parte, el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, confirmó 12 muertos y ocho heridos, cuatro de ellos de extrema gravedad y anunció una fuerte “movilización” de militares, policías, gendarmes y de la justicia francesa para “identificar, detener y castigar” a los tres autores del atentado, que huyeron de la capital en un vehículo presuntamente robado.

La policía francesa ha habilitado un número telefónico de emergencia para que los ciudadanos puedan colaborar en la detención de los autores del atentado. El ministro explicó que envió un telegrama a los responsables de seguridad de todo el país para que tomen “todas la precauciones” en estaciones de tren, lugares de transportes públicos, instituciones culturales y algunas instituciones públicas.

El primer ministro francés, Manuel Valls, decretó a su vez el máximo nivel de alerta en la región de París luego del atentado de esta mañana.

“Los hombres con capuchas negras entraron al edificio con Kalashnikovs (fusiles de asalto), unos pocos minutos después escuchamos muchos disparos”, añadió Benoit Bringer a la estación de televisión.

Francia ya se encuentra en alerta por los llamados que hicieron el año pasado militantes islamistas a atacar a ciudadanos e intereses galos, en represalia por las ofensivas de militares francesas contra bastiones extremistas en Oriente Medio y África.

Esta no es la primera ocasión en la que el semanario es agredido. En noviembre del 2011, un ataque con una bomba incendiaria destrozó
las oficinas de Charlie Hebdo – un semanario que siempre ha generado
controversia por sus sátiras sobre líderes religiosos y políticos – tras la publicación de unas viñetas con la imagen del Profeta Mahoma en su portada. Por ello estaban los dos policías que murieron, al resguardo del medio.

El último tuit en la cuenta de Charlie Hebdo se había burlado de Abu Bakr al-Baghdadi, líder del grupo insurgente Estado Islámico, cuyos miembros han tomado control sobre vastas zonas de Siria e Irak.


Amenaza de terrorismo

El primer ministro británico, David Cameron, describió el ataque como aberrante y dijo que Reino Unido está junto a Francia en la lucha contra el terrorismo.

“Los asesinatos en París son aberrantes. Estamos con el pueblo francés en la lucha contra el terrorismo y en la defensa de la libertad de prensa”, dijo Cameron en una declaración difundida en la cuenta oficial de Twitter.


A fines del año pasado, un hombre que gritó “Allahu Akbar” (“Alá es el más grande”) hirió a 13 personas tras dirigir su vehículo a toda velocidad contra una multitud en la ciudad oriental de Dijon.


El primer ministro Manuel Valls dijo en ese momento que Francia “no había enfrentado nunca antes una amenaza tal grave vinculada al terrorismo“.

Relacionadas

Comentarios