HistoriasNegocios

2 desafíos de México para mejorar su imagen en 2015

Especialistas políticos y económicos aseguran que el Presidente y los legisladores necesitan más decisión y contundencia en las medidas para sacar al país.

06-01-2015, 8:33:54 PM
2 desafíos de México para mejorar su imagen en 2015
Javier Rodríguez Labastida

Medidas
concretas en el combate a la inseguridad y una actuación más decidida del
presidente Enrique Peña Nieto, son los principales retos que enfrenta este año
el gobierno para mejorar la imagen de México, aseguran especialistas políticos
y económicos.

También
puedes leer: Seguridad pública, clave para los
negocios en 2015

El año
pasado cerró con una crisis de inseguridad, derivada de los casos de
Tlatlaya y Ayotzinapa
, además de la volatilidad económica, que llevó al
petróleo a los niveles más bajos en los últimos años, y al dólar en los más
altos. Además, en diciembre de 2014, un listado de Transparencia Internacional
ubicó a México como el país con la peor calificación de los 34 que
integran la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Ninguno
de estos problemas tuvo mejoría, por lo que se han extendido al inicio de 2015.
A principios de diciembre los diarios Reforma y El Universal
publicaron dos estudios de opinión que concluyen la caída de la imagen y
aprobación del presidente
.

“Desde
que tomó posesión del cargo, el presidente Peña Nieto no se hizo responsable
de algunos temas que se venían arrastrando
desde antes y que detonaron esta
crisis de imagen, Todos sus esfuerzos los centró en las reformas estructurales
y pensó que bastaría con que pasara a un segundo plano las notas sobre la
delincuencia organizada, dice Pablo Javier Becerra Chávez, académico investigador
de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Te
recomendamos leer: Los claroscuros para la economía en
2015
.

Durante
el primer año y medio de su gestión, Peña Nieto tuvo una buena aceptación a
nivel internacional, basada principalmente en los acuerdos que logró para la
aprobación de las reformas política, energética, fiscal y de
telecomunicaciones. Sin embargo, la ‘luna de miel’ con el extranjero terminó
rápidamente.

Primero
fue el caso Tlatlaya, que involucró a miembros del Ejército en una
matanza; después fue el asesinato de un grupo de normalistas a manos de
policías municipales en Guerrero, coludidos con el crimen organizado, además de
la desaparición de 43 normalistas, de los cuales, 42 aún no se tiene confirmado
su paradero.

El caso
que terminó por meter a Peña Nieto en el ojo del huracán fue la documentación
hecha por Aristegui Noticias, que refiere a una casa de más de 7
millones de dólares
, adquirida por la primera dama, Angélica Rivera, al
Grupo Higa, el mayor proveedor de servicios de construcción del hoy presidente
cuando era gobernador del Estado de México. The Wall Street Jorunal realizó
otra investigación en la que señala que el secretario de Hacienda, Luis
Videgaray, también adquirió una casa de Grupo Higa.

“El
problema central es que el gobierno actual sigue envuelto en una red de
corrupción estructural que no se ve dispuesto a detener. Si eso no se modifica,
será muy difícil que la imagen del país a nivel internacional comience a
cambiar”, añade Becerra Chávez.

El
académico de la UAM asegura que el reto es combatir la corrupción no solo en
niveles secundarios
, sino también en las altas esferas, y ejemplifica con
el caso del exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira, actualmente fuera de
México, pero cuyos excolaboradores fueron detenidos por endeudar al estado.

José
Antonio Crespo, investigador y académico del Centro de Investigación y Docencia
Económicas (CIDE), asegura que el reto del presidente es “tomar medidas más
serias y profundas de combate a la inseguridad
. Sin embargo, la mala imagen
por la inseguridad no la van a poder contener, mientras sigan ocurriendo
incidentes violentos, muertes, desapariciones y asesinatos”.

Agenda
2015: Seguridad pública, clave para los
negocios

Las reformas estructurales, ¿la solución?

Hasta
mediados de 2014, el inicio de 2015 figuraba como una de las grandes épocas
para la administración de Peña Nieto, en cuanto a inversión extranjera y
crecimiento económico, sin embargo, el panorama dio un giro adverso, que obligó
incluso al Banco de México a disminuir la expectativa de crecimiento, y a
señalar que los recientes acontecimientos sociales podrían deteriorar los
niveles de confianza de los agentes económicos, locales y extranjeros.

Tras la
aprobación de la reforma energética y el crecimiento de la industria
automotriz
, 2015 debería ser un periodo de oportunidades para los sectores
dedicados a la exportación, como la agricultura y algunas industrias
manufactureras, como la automotriz, lo mismo que la electrónica, además de la
atracción de inversión extranjera en el negocio petrolero.

“No es un
buen negocio invertir en un país con la inestabilidad que tiene México”:
Pablo Javier Becerra Chávez.

“Es
poco promisorio invertir en un país donde aparecen fosas clandestinas con
decenas y decenas de personas que desparecen en los últimos años. Las
reformas podrán aportar muy poco en términos de atraer la inversión extranjera
y
cumplir la promesa que aparece actualmente en la publicidad gubernamental”,
dice el académico de la UAM.

“La
economía sigue sin repuntar, y el problema central es que esas reformas no
parecen traducirse en resultados concretos de crecimiento económico, ni mejora
a nivel de país o de las familias y ese es el reto económico”, asegura Becerra
Chávez.

Mayor decisión del Ejecutivo y el Congreso

El
Congreso actualmente busca consensos para tres reformas que han estado
atascadas por años: la ley anticorrupción, las leyes secundarias en materia
de transparencia y las reformas de seguridad
, entre las que destaca la
creación de un mando único en las 32 entidades del país.

“Los temas
que están empantanados son aquellos que podrían aportarle algo a la situación
política del país, como la discusión de la reforma anticorrupción, sin embargo,
hay muy pocas probabilidades de que avancen. Muchos legisladores están buscando
una posibilidad posterior al cargo que dejarán en los próximos meses. El año
electoral convierte más a los diputados en activistas que en legisladores”,
dice el investigador de la UAM.

Agenda
2015: Proceso electoral 2015, la
crisis que se avecina

José
Antonio Crespo coincide en que las reformas difícilmente serán aprobadas,
pues el PRI ha puesto demasiados obstáculos, además de que no hay consenso en
los puntos centrales de estas iniciativas, algunas de ellas contempladas en el
decálogo que presentó Enrique Peña Nieto, dos meses después de que sucediera la
desaparición de los normalistas de Ayotzinapa.

Ambos
especialistas señalan que tanto el presidente, como los diputados y senadores
deberían mostrar mayor decisión en estos temas centrales.

“El
decálogo no parece ser una respuesta suficiente porque básicamente se limita a
pedir una serie de cambios legales y no se ven decisiones reales como
Presidente de la República, de que puedan estarse enfrentando este tipo de
problemas. Y el presidente más bien le ha pasado el paquete al Congreso”, dice
Becerra Chávez.

Crespo,
por su parte, asegura que la visita que realizó Peña Nieto esta semana a Barack
Obama, en Estados Unidos no funcionará para mejorar la imagen, puesto que el
problema es más amplio y profundo.

Te
recomendamos leer: Obama sigue con preocupación caso
Ayotzinapa.

Habrá
que ver el nivel de imaginación del gobierno de Peña Nieto
para, a pesar de
ser año electoral, poder hacer cosas que no se habían hecho hasta ahora”,
concluye Pablo Javier Becerra Chávez.

Relacionadas

Comentarios