'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

6 claves rápidas para no sufrir la cuesta de enero

Consumo Inteligente te ofrece seis tareas que puedes realizar para recuperar el orden de tus finanzas lo más pronto posible.

06-01-2015, 10:22:16 AM
6 claves rápidas para no sufrir la cuesta de enero
Opinión de MasterCard

Las fiestas decembrinas del 2014 llegaron a su fin y es el momento donde la “cuesta de enero” se hace sentir en nuestros presupuestos y estados de cuenta.

Si bien, no es un periodo sencillo porque enero es el mes en el que muchos comerciantes ajustan los precios y llegan los estados de cuenta de fin de año, con algunos cambios podemos aligerar la pendiente y reducir su impacto en los siguientes meses para lograr llegar a las finanzas sanas.

Consumo Inteligente, el Programa de Educación Financiera de MasterCard, te comparte los siguientes consejos básicos para aligerar la “cuesta de enero”.

1. Hacer un inventario financiero, es decir cuánto tenemos disponible, si aún esperamos algún recurso extra y si hay deudas definir cuáles son más prioritarias o de mayor costo.

2. Elaborar un presupuesto con los nuevos precios y con los rubros que de momento podamos reducir o eliminar.

3. Reducir el consumo de la energía en el hogar y el uso del vehículo. Las tarifas eléctricas y los combustibles suelen ajustarse este mes, si la familia hace uso de estos servicios de forma mesurada se generan ahorros importantes.

4. Planificar menús semanales. Cuando se echa a perder la comida, literalmente estamos tirando dinero a la basura, además de que este mes también suelen subir los precios de los alimentos y se nota más el gasto. Si planificamos la comida por semanas es más fácil calcular las porciones y aprovecharlas bien.

5. Buscar opciones accesibles de entretenimiento. Después del gasto de las fiestas quizás no quede mucho dinero para salidas. Esta es una buena época para encontrar nuevos pasatiempos, visitar lugares culturales o al aire libre, realizar las actividades gratuitas de nuestra comunidad y en todo caso espaciar aquéllas que tengan costo si no queremos eliminarlas completamente de nuestro presupuesto.

6. Mejorar nuestras habilidades financieras: Desde comparar precios hasta aprender cómo usar el crédito a nuestro favor, los conocimientos financieros pueden ayudarnos a tener un próspero año nuevo.

Existen herramientas como la Universidad Financiera de Consumo Inteligente donde podemos aprender de forma gratuita y con grandes beneficios para nuestra administración personal.

Para lograr un año 2015 con finanzas sanas desde el comienzo, hay que iniciar cuanto antes y ser constantes. Si persistimos y mejoramos nuestra educación financiera los resultados llegarán antes de lo que nos imaginamos.  ¡Feliz año nuevo!

Relacionadas

Comentarios