ActualidadHistorias

A Ganar: de futbol y desarrollo social

Con el objetivo de brindar oportunidades de desarrollo a los jóvenes latinoamericanos a través del deporte, organismos implementan "A Ganar".

05-07-2010, 9:51:57 AM
A Ganar: de futbol y desarrollo social
Altonivel
5 de julio de 2010

A Ganar es un programa de capacitación de jóvenes latinoamericanos respaldado por el Fondo Multilateral de Inversión (FOMIN), del Banco Interamericano de Desarrollo, y la organización de voluntariado estadounidense Partners of the Americas (POA) que partió en Brasil, Ecuador y Uruguay en 2005, y que ahora se replicará en otros seis países de la región.

“Yo me la paso pensando en estas cosas”, dice Paul Teeple, director de POA. “Cómo usar los ejemplos del Mundial y meterlos en los currículos de los cursos. Aprovechar la pasión de la Copa para aplicarlo a la vida de los jóvenes”.

El Campeonato Mundial de Fútbol, agrega, es una herramienta para inculcar en los jóvenes inscritos en el programa valores como la perseverancia, el trabajo en equipo, la honestidad y la madurez, cualidades que les sirven para mejorar su autoestima, sus relaciones sociales, y hasta conseguir empleo.

El programa da capacitación laboral para jóvenes, que vincula el deporte con herramientas para salir adelante en la vida, tiene cifras elocuentes que mostrar en los tres países donde se lanzó hace tres años: 70% de los jóvenes inscritos en el programa ya tiene trabajo y muchos dicen sentirse confiados y aptos para manejar los retos laborales gracias a lo aprendido.

Esos resultados animaron Argentina, Colombia, México, Haití, Jamaica y República Dominicana a lanzar sus propios programas A Ganar, también con apoyo del FOMIN y POA. El FOMIN aprobó un financiamiento de US$ 3.6 millones para esta nueva ronda, cuyo objetivo es abrir oportunidades de empleo para al menos 5,400 jóvenes que de otra manera no podrían entrar al reducido mercado laboral en sus países.

“Estamos felices con la expansión del nuevo proyecto en más países”, dice Fabian Koss, coordinador del Programa Juventud de la Oficina de Relaciones Externas del BID. “Es maravilloso ver como los entrenadores y facilitadores de A Ganar de varios países están trabajando juntos para mejorar el programa y aprender de las lecciones que nos ha dejado”.

La fórmula del éxito de A Ganar ha sido usar deportes tan populares y conocidos como el futbol para enseñar habilidades que luego puedan aplicarse en los lugares de trabajo. En Argentina, para “nacionalizar” el proyecto aun más, el deporte de referencia será el rugby, popular en ese país.

Con ello, se trata de que los jóvenes puedan comparar lo que se necesita en la cancha con lo que se espera de ellos en su trabajo.

La capacitación ocurre en tres fases. En la primera se relaciona el deporte con el trabajo. La segunda es capacitación técnica laboral propiamente tal, y la tercera pone a prueba las dos primeras en el mundo real, a través de pasantías y prácticas laborales.

“Creemos que este modelo es vital como herramienta de desarrollo”, dice Maritza Vela, jefa del equipo del proyecto que expande A Ganar a los nuevos países. “No es solo la expansión del modelo, sino la introducción del rugby, del baseball y del hockey sobre césped en estos nuevos lugares. El Banco confía plenamente en que la utilización del deporte es trascendental para los chicos de escasos recursos, muchos de los cuales viven en barrios donde la violencia es pan de todos los días”.

Quienes han pasado por las aulas de A Ganar aseguran que gracias al programa han mejorado en su capacidad para trabajar en equipo, en comunicación, en salud y en desarrollo físico, entre otras.

Entre 83 y 93% de los jóvenes egresados se declaró satisfecho con el aporte del programa, a través del mejoramiento de su autoestima, la preparación para entrevistas y la búsqueda de oportunidades e información, según SIC Desarrollo, una firma consultora que ejecutó una evaluación de impacto al finalizar el proyecto.

Y aunque el objetivo central de A Ganar era mejorar las posibilidades de los jóvenes para conseguir trabajo, temas como las relaciones con la comunidad y la familia, el cuidado personal, la introducción de nuevos valores, también cobraron relevancia para los capacitados. El programa ha certificado 18 entidades de educación y capacitación, que brindaron 45 cursos en donde se iniciaron 3,475 jóvenes de los cuales 2,816 completaron las tres fases, superando así las metas establecidas.

La idea es cultivar una parte de la pasión que despierta el deporte y en especial el fútbol. El deporte lleva a una vida más sana y equilibrada, pero también puede mejorar las oportunidades laborales.

www.altonivel.com.mx

 

Relacionadas

Comentarios