HistoriasManagement

La productividad se traduce en efectivo

Conoce algunas estrategias de negocios para hacer que el buen desempeño de tu empresa se traduzca en mayores ganancias.

01-07-2010, 4:41:06 PM
La productividad se traduce en efectivo
Altonivel

Recientes cifras del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) indican que la baja productividad es la principal razón por la que la mayoría de los países de América Latina y el Caribe han registrado tasas de crecimiento inferiores a las de países de Asia Oriental y Europa.

En palabras simples el organismo indicó que “Latinoamérica no crece más porque su productividad laboral es baja”.

De lo anterior se deduce que una baja productividad “limita” las posibilidades de tener mayores ganancias y, por ende, optar a un mayor crecimiento, tanto en los gobiernos como en las empresas.
 
Pero esto no sucede al revés. Una compañía no necesariamente obtendrá más ganancias si mejora su productividad, es decir, que ésta no puede pensar en aplicar una estrategia que mejore su productividad si la demanda no es alta.

En el mercado actual existen muchas empresas que se ven enfrentadas a este problema: cuentan con un alto desempeño, que no se traduce en buenos ingresos.

En tal contexto la pregunta es clara: ¿cómo hacer que la productividad se traduzca en efectivo?

En una fábrica o en cualquier organización que se dedique a la producción de bienes o servicios se entiende “a priori” que las ganancias económicas serán mayores mientras más cantidades de bienes o servicios se produzcan por unidad de tiempo.

Este concepto es actualmente conocido como “productivismo”, o sea, no asegura mayores beneficios para la empresa.

Ahora la pregunta se modifica: ¿es posible encontrar otras formas de gestión no basadas en el productivismo que permitan obtener mejores créditos? La respuesta es sí. Conoce algunas a continuación.

Reducción de recursos
Ahorro de materiales utilizados en la fabricación o elaboración de servicios. Eso generará un menor gasto.

Calidad
La productividad se mide por tiempos, número de productos o servicios, pero también por la calidad, que no es únicamente el producir un bien, sino que éste llegue a mercados cada vez más amplios. Que sirva para muchas personas.

Premio en tiempos
Reducir la cantidad de horas de trabajo, en la medida que un trabajador sea capaz de producir en menor tiempo, con la misma calidad. Evitar el tiempo de “no hacer nada”. De este modo puedes ofrecer tus entregas con mayor seguridad a las empresas, quienes confiarán más y te recomendarán a otros.

Aumento de ventas
Aplicar una serie de incentivos y formación al grupo de ventas -dedicado 100% a ellas-.

Mejora de la demanda
Todos los elementos anteriores generarán una mayor demanda que, en palabras simples, obligará a la empresa a aumentar su productividad. En definitiva, un mayor crecimiento equivalente a las “necesidades de crecer”.

 

www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios