ActualidadHistorias

México, refugio para inversionistas en caso de crisis

¿Dónde pueden esconderse los inversores si los mercados emergentes entran en problemas? Un analista nos explica que hay tres santuarios posibles.

30-12-2014, 8:57:28 AM
México, refugio para inversionistas en caso de crisis
Andy Mukherjee columnista de Reuters Breakingviews.

Los mercados emergentes siguen la regla bíblica de siete años difíciles seguidos de siete años de abundancia, de acuerdo con el economista de la Universidad de Harvard Jeffrey Frankel. Cada quince años, estalla una crisis.

De acuerdo con esa periodicidad, ya es casi hora de un desplome. Las economías en desarrollo tienen seis años de fuerte crecimiento del crédito, alimentado por la liquidez global barata.

Las deudas privadas y públicas han crecido enormemente. Desde fines de 2007, el aumento ha sido equivalente al 90 por ciento del PIB en China, 30 por ciento en Brasil y 40 por ciento en República Checa.

Estos tipos de excesos normalmente se frenan de forma abrupta.

Siete años de frenético reciclaje de petrodólares en América Latina terminaron con el colapso de la deuda en 1982.

Un auge de siete años antecedió a la crisis asiática de 1997.

El detonante de la próxima caída podría ser una subida descontrolada de los rendimientos de los bonos de Estados Unidos, llevando a un éxodo de capitales desde las naciones en desarrollo. 

Los refugios


¿Dónde pueden esconderse los inversores si los mercados emergentes entran en problemas? Hay tres santuarios posibles. En Europa Oriental, el crecimiento se desplomó en Rusia, golpeada por las sanciones, y se moderó en Polonia.


Pero Hungría, bajo el primer ministro Viktor Orban, está creciendo más rápido que antes de la crisis de 2008 y el florín recuperó parte de su competitividad perdida. El comercio húngaro muestra superávit y sus excesos crediticios se resuelven.


En América Latina, la desaceleración de la demanda china está terminando un auge de una década en las exportaciones de materias primas.


Los déficit comerciales están creciendo en Perú, mientras que los superávit se reducen en Brasil y Chile. El crecimiento del PIB se estancó en Venezuela y Argentina.


México, conducido por el presidente Enrique Peña Nieto, se destaca. Su comercio está equilibrado, el crecimiento está razonablemente fuerte y la expansión del crédito está contenida.

En Asia, el país que se aproxima más a un santuario es Filipinas.

El crecimiento es veloz y las finanzas del gobierno están mucho mejor que antes. En un certamen de belleza en 2015, Filipinas podría perder ante algunas economías mayores que podrían beneficiarse de las reformas.

Pero India e Indonesia siguen siendo apuestas riesgosas mientras que Corea del Sur está al borde de la deflación.

Desde la breve liquidación de mediados del 2013, muchos mercados emergentes han sacrificado demanda doméstica para reducir su dependencia de los capitales especulativos.

Para ellos, los años de abundancia pueden haber comenzado sin un desplome. Incluso así, pocas naciones en desarrollo parecen listas para rendimientos de largo plazo de bonos estadounidenses de, por ejemplo, 4 por ciento.

Si los cielos se oscurecen, Hungría, México y Filipinas son los refugios más atractivos.

 

Relacionadas

Comentarios