'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Cómo impacta a México el acuerdo entre EU y Cuba

El restablecimiento de relaciones entre ambos países supondrá una serie de retos para México, tales como la definición de fronteras marítimas y el turismo.

18-12-2014, 9:37:40 AM
Cómo impacta a México el acuerdo entre EU y Cuba
Altonivel, con información de agencias

Esto es historia. El restablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y Cuba marca una nueva era para la región latinoamericana, que por décadas se veía dividida debido al conflicto entre ambas naciones hace más de 50 años, lo que obligaba a tomar partido por una u otra postura.

Hoy, tras el anuncio del acuerdo, las expresiones de apoyo llegan a Cuba y EU desde todos los rincones del continente americano, y otras artes del mundo; destacando las muestras de apoyo de México, país que por décadas mostró su apoyo a la isla ante y pese a las sanciones estadounidenses.

Por ejemplo, en agosto de 1994, el gobierno de Carlos Salinas de Gortari y el escritor colombiano Gabriel García Márquez fungieron como intermediarios del presidente William Clinton para buscar resolución a la llamada “crisis de los balseros”.

Así, el presidente Enrique Peña Nieto reconoció la “decisión histórica” del gobierno de EU por el acuerdo con Cuba, que permitió restablecer las relaciones diplomáticas entre ambas naciones, al tiempo que manifestó la disposición de México para contribuir en la normalización de esa relación bilateral.

¿Pero que implicará para México “la nueva amistad” entre EU y Cuba? ¿Cuál será el impacto para México? De inicio, en el acuerdo Cuba-EU hay un aspecto que involucra a México: un tema no resuelto sobre límites fronterizos  en el Golfo de México.

Estados Unidos, Cuba y México extendieron la plataforma continental en un área dentro del Golfo de México en donde los tres países aún no delimitan frontera alguna.

“Los tres países somos los dueños del Golfo de México, y lo importante es ponernos de acuerdo y establecer las reglas bajo las cuales podemos explotar este tipo de recursos de una manera sustentable”, señaló Sergio Alcocer, subsecretario de la cancillería mexicana para América del Norte, a Reuters.

En este sentido, las negociaciones sobre los límites marítimos podrían tener implicaciones para el desarrollo de gas y petróleo en aguas profundas del Golfo de México, que durante décadas ha sido dominado por EU.

Mientras que los depósitos de petróleo que México trata de explotar están lejos de Cuba, Alcocer señaló que los depósitos de gas natural más cercanos a la isla podrían ser un tema central en las conversaciones.

Cabe destacar que EU y Cuba han delimitado el espacio marítimo entre ambas a menos de 200 millas náuticas de la costa, y México tiene sus propios acuerdos bilaterales con ambos países. Pero las tres naciones tienen su plataforma continental en un área dentro del Golfo donde aún no se han fijado límites.

El funcionario también mencionó que es poco probable que las conversaciones sobre las fronteras marítimas concluyan durante el gobierno de Peña Nieto, que dejará el cargo a fines de noviembre del 2018.

Aún no ha sido fijada una fecha de inicio para las conversaciones, agregó.

Impacto al turismo

La “reconciliación” también tendrá  un impacto en el turismo mexicano, ya que muchos de los estadounidenses que escogían vacacionar en destinos mexicanos, ahora podrían elegir a la isla y los empresarios que lograron hacer negocios en Cuba serán desplazados por los estadounidenses, mencionó Alejandro González Acosta, académico de la UNAM, a El Financiero.

El especialista consideró que el nuevo diálogo entre Cuba y EU no beneficiará a México, porque con la apertura del turismo norteamericano a la isla, mucho turistas que venía a las costas mexicanas, Cancún, la zona de Quintana Roo, la Rivera Maya, ahora buscarán ir a la isla.

Además, al otorgarse una apertura comercial entre La Habana y Estados Unidos, muchos empresarios mexicanos que comercializaban con la isla van a ser desplazados por empresarios estadounidenses.

El experto de origen cubano agregó que en el terreno político las medidas anunciadas por los presidentes Barack Obama y Raúl Castro también tendrá una repercusión para México y es que, tradicionalmente desde el punto de vista de la política exterior, el país utiliza su relación con el gobierno cubano como una especie de “comodín” para presionar en sus relaciones con Washington.

Relacionadas

Comentarios