'; Alto Nivel
HistoriasManagement

El método Band-Aid, un giro de 180 grados a tu empresa

Tienes dos vías para quitar el curita de una lesión: rápido o lento. ¿Cuál te dolería más? Así en los negocios, haz cambios sin miedo al dolor y logra el éxito.

17-12-2014, 3:52:45 AM
El método Band-Aid, un giro de 180 grados a tu empresa
Javier Rodríguez Labastida

“Todo va a estar bien. Sigue adelante”. ¿Has escuchado esa
frase cuando le comentas a alguien cercano que tu negocio está fallando o que
sientes que haces las cosas correctamente, pero no ves resultados en tu
empresa?

Un día de 2007, Suzanne Evans dejó de hacer caso a esta
frase que escuchó en su familia y renunció a su trabajo como asistente de
oficina para emprender su propio negocio. Endeudada y sin experiencia en los
negocios se aventuró en una empresa que la llevaría a ser reconocida en 2012
como la Coach del año por los Stevie Awards, los premios empresariales más
importantes de Estados Unidos.

Además, sería reconocida con el segundo lugar en la categoría
Mujeres ayudando a mujeres
, gracias a la organización de eventos masivos en los
que comparte estrategias y ejercicios para emprendedoras.

En el mismo año, su empresa Suzanne Evans Coaching, LLC, fue
reconocida dentro de la lista de la revista Inc en el lugar 225 de las 500
empresas con más rápido crecimiento
. ¿Cómo lo logró?

Te recomendamos leer: Fracaso, clave del éxito de Marvel para ganar millones.

Sin miedo al dolor

En su libro The Way You Do Anything is the Way You Do Everything:
The Why of Why Your business isn’t
making more money
(La manera de hacer nada es la forma de hacer todo: El por
qué de por qué tú empresa no está haciendo más dinero, 2014), Evans asegura que
tanto en la vida como en los negocios, las personas se mueven a través de
distintos grados de dolor hasta obtener su recompensa.

Algunos arriesgan y otros no. Hay personas que están
insatisfechas con su trabajo, pero prefieren no renunciar pensando en que todo
mejorará, otros más están empeñados en seguir estrategias que han resultado
fallidas por años, y algunos más se quejan o callan para evitar un cambio.

Evans refiere que  hay
“un lugar doloroso” al que el 90% de los emprendedores no está dispuesto a ir,
pero ese “es el lugar exacto donde la gente hace un negocio duradero, y que por
sí solo te pone delante de la manada”.

“Tienes que estar dispuesto a hacer un cambio cuando sea
necesario, un giro completo de 180 grados desde yu posición actual. Tenemos la
tendencia a deslizarnos a 20 grados o 50 grados porque 180 es incómodo y
demasiado doloroso
. Piensa qué no está funcionando en tu negocio y no trates
de arreglarlo o cambiarlo, haz un giro de 180 grados”, señala Evans en su
libro, del que puedes consultar un capítulo gratis en inglés en este enlace.

Te recomendamos leer: Transforma un bajón emocional en tu cualidad de líder.

El método Band-Aid

Si crees que un cambio de 180 grados es algo muy radical,
Suzanne Evans pone el ejemplo de un conductor en sentido contrario.

“Si fueras conduciendo y en un momento te dieras cuenta de
que te has equivocado y vas en sentido contrario, ¿verdad que darías la vuelta
inmediatamente? ¿Qué sentido tendría seguir en dirección contraria sabiendo que
no vas bien? Sería ridículo hacerlo solo porque quieres seguir teniendo la
razón, ¿no?”

Con base en esta ideología, Suzanne define la aplicación del
método Band-Aid (mejor conocido como ‘curita’)
. Es un método que seguro te es familiar:
Después ponerte un curita por una lesión, tienes dos opciones de quitártela,
una poco a poco de tal forma que sientas menos dolor, aunque tardes más en
desprenderla, y la otra es hacerlo de un tirón, una forma más dolorosa, pero
que te hará terminar más rápido.

“Piensa que no está funcionando en tu vida, en tu negocio o
tu carrera. No trates de arreglarlo o cambiarlo, haz un giro de 180 grados. Haz
un cambio total y completo de la forma en que actualmente es”, afirma Evans.

En su libro, la autora ofrece algunas sugerencias cotidianas
concretas para hacer más dinero y delinea una hoja de ruta para abandonar un
trabajo que odias y seguir tus sueños profesionales.

“Si puedo ir de una asistente de oficina en la ruina,
endeudada, sin experiencia de negocios, a ser la Coach de Negocios del Año en
cinco años … imagina lo que puedes hacer. Créeme, muchos de ustedes están
muuuuy adelante de donde yo estaba”, fueron algunas de las palabras que la
coach dedicó a sus seguidores, después de ganar los Stevie Awards.

“A veces tengo que pellizcarme. Es difícil de creer, hace
cinco años, estaba trabajando 60 horas a la semana en una oficina”.

¿Cuál sería para ti un cambio de 180 grados?

Relacionadas

Comentarios