'; Alto Nivel
HistoriasManagement

¿Cómo hacer Home Office y no morir en el intento?

Es el sueño de todo empleado, pero mal aplicado puede convertirse en la peor experiencia de tu vida. ¿Cómo hacerlo correctamente?

17-12-2014, 2:11:55 AM
¿Cómo hacer Home Office y no morir en el intento?
Alejandro Medina

El Home Office es definitivamente el sueño de la mayoría de los trabajadores mexicanos. A casi todos sin duda les seduce la idea de trabajar desde casa, evitarse el estrés de la oficina y aprovechar mucho mejor su tiempo.

Todos aseguran que trabajar de esta manera les ayudaría a mejorar ‘considerablemente’ sus labores y obtener resultados mucho más satisfactorios en su desempeño diario.

Sin embargo, ¿puede el Home Office no ser como lo pintan? La realidad es que sí, ya que si no se realiza de forma adecuada y bajo distintos parámetros personales, esta experiencia tan añorada puede terminar por convertirse en nuestra peor pesadilla.

¿Por qué decimos esto? Principalmente porque realizar esta actividad implica un gran trabajo por parte de los colaboradores, quienes para laborar de esta forma necesitan cambiar muchos de sus hábitos e incluso transformar parte de su vida.

Te recomendamos leer: Flexibilidad laboral, la mayor exigencia del millennial

La realidad del Home Office

Casi todos soñamos con la comodidad de trabajar desde la tranquilidad de nuestra casa, pensando que laborar desde este lugar nos puede llevar a descansar mucho mejor, realizar una centenar de nuevas actividades y evitar el típico conflicto entre casa y trabajo.

Pero en la mayoría de los casos todo esto puede terminar únicamente en sueños guajiros, ya que las personas suelen confundir el termino comodidad con el triste hecho de estar todo el tiempo pijama en su casa.

“La gente suele creer que hacer Home Office es demasiado sencillo, que llegarán a su casa se despertarán temprano, trabajarán y después disfrutarán de su día, pero las cosas no son tan fáciles como parece”, explica Ericka Castillo, Gerente de Human Capital Solutions de Adecco.

En entrevista con AltoNivel.com.mx, la especialista sostiene hacer una mala práctica de Home Office puede llevar a la gente a encerrarse más que en la propia oficina, cosa que puede generar, incluso, problemas psicológicos como la depresión.

“La gente debe de ser más consciente acerca de lo que implica hacer Home Office, evaluar si cuenta con las capacidades necesarias para realizar este modelo de trabajo”, agrega la experta.

También te puede interesar: Wellbeing, el programa que le dará salud a tu negocio

Evita sufrir por el ‘trabajo en casa’

Si estás por comenzar a trabajar con el sistema Home Office o si ya estás involucrado en él, Ericka Castillo te recomienda poner atención en ocho puntos que evitarán que en vez de mejorar la administración de tu tiempo termines trabajando más.

1.- Disciplina

La experta señala que de entrada lo más importante es el tema de la disciplina, real y absoluta con el trabajo que realices. Tienes que estar perfectamente consciente de que el único responsable de que el trabajo salga adelante eres tú. El hecho de que lo hagas tus tareas desde tu casa no quiere decir que no sea un trabajo.

Te recomendamos leer: Aprende a ejecutar tus ideas con disciplina

2.- Horarios de trabajo

Establece claramente el tiempo que dedicarás al trabajo y trata de cumplirlo todos los días. Quizás en alguna ocasión no tengas oportunidad de hacerlo, sin embargo, no permitas que esto se convierta en una constante, ya que te afectará mucho más de lo que te puede imaginar.

3.- Lugar de trabajo

Es muy importante que determines muy bien cuál será el espacio físico que ocuparás en tu casa para trabajar. Prohíbete estar en lugares comunes que te distraigan, como puede ser la sala, el comedor o simplemente frente a la televisión. No permitas que las cosas que se desarrollan frente a ti te quiten el tiempo.

4.- Situación personal

Aún cuando no tengas previsto salir de casa o hacer cosas relevantes que involucren el mantener contacto con otras personas, es sumamente relevante que cuando trabajes estés aseado. Trata de vestiste acorde a tu trabajo, esto te ayudará a sentirte mucho más involucrado con la actividades que estás realizando.

También te puede interesar: Claves para salir de tu zona de confort e innovar

5.- Define prioridades

Recuerda que más allá del descanso o de hacer cualquier otra actividad, está antes el trabajo. Organízate y evalúa las cosas tengas en tu agenda para proceder de la forma más adecuada y acorde a las necesidades reales y prioritarias que vayas teniendo.

Te recomendamos leer: Qué dice tu calendario sobre tus prioridades

6.- Trabajo tecnológico

Tu mejor aliado en el Home Office siempre será la tecnología, ya que además de permitirte trabajar a la distancia, te brindará distintos elementos como son las videollamadas, correos electrónicos y muchas más herramientas, que te servirán para no perder el contacto con otros colaboradores de tu empresa.

Así que asegúrate de contar con un servicio de internet con la capacidad necesaria para resolver tus necesidades, un servicio telefónico y un plan adecuado de celular para resolver tu trabajo, sin afectar tus finanzas.

7.- Adminístrate también económicamente

Aún cuando pensarás que el no salir de tu casa te ayudará a reducir tus gastos del día a día, la realidad de las cosas es que tendrás que invertir en básicos de tu hogar, como son comida, teléfono, internet y luz, los cuales son completamente necesarios para que puedas trabajar.

8.- Enfócate al 100%

Finalmente, la especialista señala que será muy importante que al momento de empezar a trabajar te concentres todo lo posible para que obtengas buenos resultados. Aprovecha verdaderamente el tiempo que le dediques al empleo y saca todo el jugo posible al Home Office.

¿Qué tan complicado es desde tu perspectiva realizar el Home Office? ¿Cuál es el error que más comúnmente cometemos en el Home Office? ¿Cuéntanos la experiencia que haz tenido al realizarlo?

Relacionadas

Comentarios