ActualidadHistorias

Termina toma de rehenes en Sídney con asalto policiaco

Tras largas negociaciones, la policía irrumpió en una cafetaría de Sídney donde un líder religioso de origen iraní tomó a los asistentes como rehenes.

15-12-2014, 8:43:27 AM
Termina toma de rehenes en Sídney con asalto policiaco
Reuters

La policía australiana irrumpió y abrió fuego en el Lindt Chocolat Cafe de Sídney, donde un clérigo islamista armado mantenía como rehenes a un número indeterminado de personas, sin embargo al menos cuatro de los cautivos resultaron heridos.

Versiones de prensa, sin confirmación oficial aún, indican que habría dos personas muertas (incluido el autor del secuestro).

Tras el asalto, varios policías comenzaron a salir de la cafetería, tomada por un líder religiosos de origen iraní, identificado como Man Haron Monis, según la televisión australiana.

Minutos antes, cinco personas -tres hombres y dos mujeres- retenidas en el interior del café del centro financiero de Sídney, salieron corriendo del establecimiento, reportó el diario local The Age en su sitio web.

La policía australiana bloqueó el lunes el
centro de Sídney después de que un
hombre armado entró a una cafetería,
tomó rehenes y los obligó a exhibir una bandera islámica,
encendiendo los temores de un ataque yihadista.

Las
autoridades dijeron que había al menos un agresor armado implicado en el incidente
en la cafetería Lindt, en el corazón
del distrito financiero de la mayor ciudad de Australia, pero podría haber más.

La
policía, incluyendo fuerzas
paramilitares
, acordonó varias cuadras alrededor de la cafetería, mientras
los negociadores trataban de desactivar una de las mayores crisis de seguridad en Australia desde hace décadas.

Francotiradores y
un equipo
de intervención SWAT
de élite tomaron posiciones alrededor de la cafetería y helicópteros de la
policía sobrevolaban la zona.

Al
menos cinco rehenes fueron liberados
o escaparon desde que comenzó el asedio a media mañana. Las imágenes mostraron
cómo varios dependientes y clientes de la cafetería huían aterrorizados hacia
los brazos de los agentes.

Al
interior de la cafetería se podían ver cerca de 15 rehenes, dijo Chris Reason, un periodista de la emisora local
Channel Seven, cuya oficina se encuentra enfrente del local.

“Desde
el interior de la redacción de Martin Place podemos ver que un hombre armado está rotando a los rehenes,
obligándolos a pararse frente a las ventanas, a veces por dos horas
seguidas”, escribió Reason en Twitter.

Australia aliado de EU en ofensiva contra Estado Islámico

El
primer ministro, Tony Abbott, quien
ya había advertido de planes para atacar objetivos en Australia, dijo que hay
indicios de que la toma de rehenes tenía motivaciones
políticas
.   

“Este es un
incidente muy perturbador. Puedo entender las preocupaciones y ansiedades de la
gente de Australia”, dijo Abbott a la prensa en Canberra.

Australia,
un sólido aliado de Estados Unidos
en su creciente ofensiva contra el
Estado Islámico en Siria e Irak
, está en alerta máxima por posibles ataques
de musulmanes locales radicalizados o de combatientes que retornan de Oriente
Medio.

“Nos
hemos movido a una posición que sería consistente con un acto terrorista“, dijo a los periodistas Andrew Scipione,
comisionado de la policía del estado de Nueva
Gales del Sur
, declinando comentar el posible móvil del suceso, el número
de asaltantes o de rehenes.

Imágenes
en las noticias mostraron a los rehenes sosteniendo una bandera blanca y negra que contenía la Shahada, un testimonio de la fe de los musulmanes. La bandera es
popular entre grupos islamistas suníes como Estado Islámico y al Qaeda.

El
incidente obligó a la evacuación de los edificios cercanos y causó conmoción en
un país donde muchas personas habían comenzado a poner ya su atención en el
período de Navidad después de amenazas de seguridad anteriores.

En
septiembre, la policía antiterrorista
australiana
dijo que había frustrado
un complot inminente para decapitar a
una persona elegida al azar
, y días más tarde un adolescente en Melbourne
murió baleado después de atacar a dos agentes antiterroristas con un cuchillo.

La
cafetería está en Martin Place, un paseo peatonal popular entre los
trabajadores para comer, y que sería igualmente el lugar potencialmente elegido
para la decapitación frustrada.

“Posiblemente
se trata de un lobo solitario que simpatiza con la yihad global o alguien con problemas
mentales
en busca de una causa”, dijo Adam Dolnik, un profesor de la
Universidad de Wollongong que entrenó a la policía de Sídney en negociaciones
de rehenes. “Busca llamar la atención”.

Hombre joven 

Decenas
de policías armados rodearon la cafetería después de que el asedio comenzó
alrededor de las 09.45 hora local (2245 GMT del domingo). En el área se ubica
la sede del Banco de Reserva de
Australia
, bancos comerciales y
está cerca del Parlamento estatal de Nueva Gales del Sur.

“Me
acerqué a la puerta y entonces todos estaban sentados y la puerta estaba
cerrada, lo que es bastante raro porque nunca está cerrada y había un hombre
caminando con un sombrero y una barba”, dijo a la Australian Broadcasting
Corp un hombre que se identificó como Bruno, un trabajador en la cafetería, en
referencia al presunto atacante. Dijo que luego se alejó.

Imágenes
granulosas del sospechoso parecieron mostrar a un hombre joven con una bandana y una camisa blanca.

El
Banco de la Reserva de Australia afirmó que su personal estaba resguardado y a
salvo dentro de su edificio.

El
cercano consulado de Estados Unidos también fue evacuado, según una portavoz de
la embajada, junto a la Ópera de Sídney.

El
ministro de Asuntos Parlamentarios de la India dijo que un profesional de ese
país
podría ser uno de los rehenes. “Se están dando todos los pasos
necesarios. No queremos hablar de ellos porque hay informaciones de que uno de
nuestros profesionales tecnológicos está allí”, dijo Venkaiah Naidu.

Cierran bancos y tiendas

En la mayor operación
que se realiza en Sídney desde que una bomba en el Hotel Hilton mató a dos
personas en 1978, los principales bancos cerraron sus oficinas en el distrito
central financiero
y se pidió a la gente que evite la zona. Al caer la noche, grandes partes del centro estaban
desiertas.

Los
líderes musulmanes pidieron calma y el Consejo Nacional Australiano de Imanes
condenó “sin ambages este acto criminal” en un comunicado conjunto
con el Gran Mufti de Australia.

Una
oración interreligiosa en una de las principales mezquitas de Sídney se celebró de forma pacífica pese a las
amenazas de protestas de grupos derechistas.

Los
operadores en los mercados cambiarios
afirmaron que la crisis de rehenes podría haber contribuido a la caída del dólar australiano, que ya
estaba bajo presión por la aversión global al riesgo en medio de una nueva
caída de los precios del crudo.

Varios
medios aseguraron que fueron
contactados por rehenes que les transmitieron
exigencias y mensajes
de su captor, incluida la posible presencia de
explosivos en el edificio y en otras partes de la ciudad.

La
policía dijo que estaban al tanto de estos reportes, pero aseguró que la “situación está contenida en un
área”
.

El
temor a un ataque islamista en Australia está creciendo desde hace más de un
año, y la agencia de seguridad elevó su nivel de alerta terrorista a
“alto” en septiembre.

Ese
mes, un portavoz del Estado Islámico instó a sus seguidores en las naciones
occidentales, incluida Australia, a que ataquen a civiles y militares.

Relacionadas

Comentarios