HistoriasNegocios

Cambio climático costaría 2.5% a PIB de México en 2050

El país es uno de los más vulnerables al impacto del cambio climático: el 68% de la población está altamente expuesta a los riesgos asociados a este fenómeno.

09-12-2014, 2:55:02 PM
Cambio climático costaría 2.5% a PIB de México en 2050
Paul Sánchez Aguilar

México podría perder 2.5% de su PIB en 2050 y 6% en 2100 a causa del cambio climático, pero si se toman acciones de prevención los costos serían menores. Tan sólo el sector agrícola (uno de los más vulnerables) podría perder entre 16,000 y 22,000 millones de pesos (mdp) para finales de siglo, en parte por la disminución de la producción (entre 26 y 78% según el tipo de cultivo) de maíz, caña de azúcar, trigo, café y frijol, señaló Xavier de Bellefón, director general y presidente de AXA Seguros.

Al dar a conocer su quinto ejemplar de la serie Reflexiones AXA, el directivo señaló que el país es uno de los más vulnerables a los efectos adversos del cambio climático: 15% del territorio, 68% de la población y 71% del PIB se encuentran altamente expuestos a los riesgos asociados a este fenómeno.

En México, los huracanes, las inundaciones y los terremotos causan 89% de las muertes y 93% de las pérdidas económicas relacionadas con desastres naturales cada año. Además, dos terceras partes del país y más de 37 millones de personas corren el riesgo constante de experimentar un sismo de gran magnitud en los próximos diez años, según cifras dadas a conocer este martes por De Bellefón.

Transferencia de riesgos

Para el directivo de AXA, transferir este tipo de riesgos al sector asegurador es una opción viable, y como ejemplo, mencionó que en 2005, las aseguradoras pagaron 97% de los daños causados por el huracán Wilma, que devastó 98% de la zona turística de Cancún.

Entre las propuestas de solución presentadas por AXA Seguros, figuran la de aumentar la cobertura de los seguros que basan sus primas y pagos con base en la variabilidad del clima, por lo que sería recomendable que este tipo de seguros, llamados paramétricos, amplíen su cobertura en sectores como energía, transporte, turismo y pecuario.

Se expuso la importancia de promover una regulación que fomente el aseguramiento obligatorio de viviendas contra desastres naturales en las zonas con mayor incidencia de estos siniestros.

Este esquema puede aprovechar los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) en conjunto con los que se recauden por la emisión de pólizas, las cuales transferirán parte del riesgo a aquellos que decidan asentarse en las zonas más riesgosas. Inclusive, se planteó que el pago de estos seguros podría ligarse al pago de servicios públicos o privados.

Finalmente, otra de las posibles soluciones sería la de crear un seguro catastrófico básico con opción a potencializarse, con la participación de gobierno y aseguradoras.

Se especificó que este seguro ofrecería un producto simple, básico, económico y de acuerdo al perfil de riesgo de cada persona, quienes tendrían la obligación de adquirir el seguro básico ofrecido.

Además de que las aseguradoras estarían obligadas a ofrecer este seguro básico y podrían sugerir una cobertura con mayor suma asegurada. De esta manera, el gobierno actuaría como facilitador y ayudaría a fondear la reserva inicial, y se educiría la carga fiscal por asistencia post-catástrofe.

Relacionadas

Comentarios