HistoriasMicrositio

7 reglas para dar un brindis corporativo impactante

Puedes dejar huella en tus empleados: dar el mensaje más emotivo e inspirador o quedar como un jefe tedioso y sin liderazgo.

05-12-2014, 12:55:17 PM
7 reglas para dar un brindis corporativo impactante
David Navarro

Siempre hay una primera vez para todo y dar un discurso en el brindis corporativo no es la excepción, así que es mejor estar preparado y dejar huella por un gran discurso que ser recordado por el peor mensaje de la historia.

¿Cómo lograrlo? Seguir una de las reglas más importantes en comunicación: “Menos es más”, es cien veces mejor dar un mensaje conciso y emotivo que un tedioso y largo discurso. 

1) Determina el tiempo

Contempla: 1 minuto mínimo y máximo 3. ¿Por qué tan poco tiempo? Recuerda que se trata de un brindis y todos se han puesto de pie para escucharte y están sosteniendo su copa esperando poder decir “salud”, si te tardas más tiempo se desesperarán y poco a poco dejarán de escucharte.

2) Utiliza la Regla de Oro para dar estructura a tu mensaje

Un mensaje sin estructura se desmorona, que nadie note que no tienes idea de qué decir. Para evitarlo sigue la regla de oro al hablar en público, la cual consiste en hablar en 3 tiempos (pasado, presente y futuro), por ejemplo:

a) Cuando fue mi primer día en la empresa… (pasado).
b) Hoy estamos reunidos para celebrar un año más de logros (presente).
c) El próximo año nuestro objetivo será (futuro).

3) Elige una anécdota para empezar

Nada mejor que empezar por una historia que conoces y al contarla no debes de haber memorizado nada, pues la viviste y eso la llena de emotividad natural. Obvio, asegúrate de elegir una anécdota que sea coherente con el objetivo de tu mensaje, por ejemplo, la primera tarea que ejecutaste, uno de los errores que más te enseñó a crecer, etc.

4) Elige un tema “emotivo” que incluya a todos por el cual celebrar

Nada más poderoso que en tu mensaje hables con el poder del “nosotros”. Los temas emocionales son los más apropiados para una reunión social, pues el compartir ese momento lo hace especial. Si tu público es numeroso menciona a los departamentos reunidos (por ejemplo, ventas, recursos humanos, administración, marketing, ventas, operaciones, etc.) y si es pequeño intenta personalizarlo diciendo el nombre de cada uno y el por qué le reconoces su desempeño o resultados.

5) Habla sobre lo que esperas de la empresa (o tu equipo)

El cierre es lo más importante de todo discurso, representa su clímax y muchos creen que lo más importante lo dijeron en la introducción o el desarrollo. Error. Habla en futuro sobre lo que pasará si todos se compremeten un año más, si dan un extra, si no se conforman con lo logrado hasta hoy, etc.

6) Nunca olvides tu actitud en el cierre

Tu cuerpo habla sin palabras. Tu cara debe estar sonriente, tu actitud positiva, tu postura relajada pero segura. Disfruta el momento. Levanta tu copa, da un contacto visual a tu público y al finalizar tu discurso di alegre y con un buen volumen de voz “¡Salud!”

7) Practica mínimo 3 veces tu discurso

La práctica hace al maestro. Es totalmente posible improvisar, pero para ello necesitas práctica antes que cero nervios. No te confíes. Practica mínimo 3 veces tu discurso. Te aseguro encontrarás mejoras sustanciales cada vez que lo hayas hecho (si te videograbas será muchísimo mejor).

Atreverse a hablar en público en el brindis corporativo es una de las mejores oportunidades que tienes para aumentar tu branding personal en la empresa y tu equipo de trabajo.

Haz de tu imagen una herramienta de éxito.

Nos leemos pronto. Sígueme en Twitter @DaavidNavarro  www.imagenexcellence.com
El autor es consultor en Imagen Pública y Director General de Imagen
Excellence. Cuenta con más de 10 años de experiencia, en los cuales ha
capacitado a altos ejecutivos y grandes empresas en áreas de la
vestimenta de negocios, lenguaje corporal, protocolo ejecutivo y hablar
en público.

Relacionadas

Comentarios