HistoriasManagement

Transforma un ‘bajón emocional’ en tu cualidad de líder

Nadie está exento de una crisis de tristeza o enojo en el trabajo, ¿cómo transformarla para mostrar tu liderazgo y obtener la empatía de tu equipo?

02-12-2014, 2:24:41 PM
Transforma un ‘bajón emocional’ en tu cualidad de líder
Javier Rodríguez Labastida

El puertorriqueño William Rodríguez trabajaba como
barrendero
cuando ayudó a cientos de personas a salir mientras se incendiaban
las torres gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001. ¡Ese no era su trabajo, pero lo hizo! ¿Por qué? 

¿Quién regresa a unas torres a punto de colapsar para rescatar personas? ¿Dónde estaban sus emociones cuando Rodríguez pensaba en ayudar en
vez de resguardarse?

Airam Sánchez, presidenta de la International Coach
Federation (ICF)
en su capítulo de México, asegura que un líder debe tener
aptitudes, pero también actitudes
. Aptitudes para ser capaces de realizar una
tarea, y actitudes para adaptarse a su entorno y estar dispuesto para su
equipo hasta en las peores circunstancias personales y laborales.

Rodríguez ocupaba una plaza como barrendero en la torre
norte del World Trade Center, pero su vida es una muestra de liderazgo, un
líder que ahora es reconocido por todo el mundo, gracias a esa capacidad que
tuvo para manejar sus emociones en una situación de crisis.

Cuando se le pregunta al puertorriqueño, qué lo impulso a
regresar una y otra vez a la torre, el señala que fue la intención de ayudar,
pero más que otra cosa era la vulnerabilidad que le causaba el deseo de salvar
a sus amigos que se encontraban en los pisos más altos de la torre. ¿Tú cómo manejas tus emociones personales y laborales?

Te recomendamos leer: Claves de un héroe para reinventarse en una crisis

El líder puede mostrarse vulnerable

Cuántas veces no has escuchado que los problemas de casa se
quedan en casa, y los del trabajo en el trabajo
. Para la coach Airam Sánchez,
esto es imposible.

“Se nos ha enseñado a no mostrarnos vulnerables en ciertos
ámbitos, pero cuando yo soy vulnerable y me muestro ante mi equipo como una
persona común y corriente que tiene emociones y dudas, mi equipo sabe qué
esperar de mí”, dice la presidenta de la ICF.

Sin embargo, para hacerlo debe hacerse a través del
autoconocimiento y la autoregulación de las emociones, de lo contrario
comenzarás a buscar culpables favoritos en los que descargar tu enojo, sin
tener en cuenta que el principal responsable eres tú.

“En alguna ocasión estaba por llegar a la oficina de una
clienta con la que tenía cita en un proceso de coaching. Ella me dijo que se
estaba avanzando muy bien en la comunicación con su equipo. Ese día llegué
cinco minutos antes y vi como aventaba papeles, les gritaba a todos, golpeaba
las mesas (…) Cuando se da cuenta que estoy, se calma y entramos a su oficina
para ver que estaba pasando”, cuenta Sánchez.

Te recomendamos leer: Ejercita tu cerebro para tomar decisiones directivas

La coach señala que hay muchas razones que pueden llevar a
un directivo a comportarse de esa forma, pero deben descubrir cuál es la razón
e impedir que la emoción le gane a la razón.

“Si tengo capacidad de detenerme
un momento, me tomo unos minutos, me cambio de espacio físico y hago contacto
conmigo, un escaneo emocional para saber qué me está pasando”.

Hecho el análisis, lo ideal es compartirlo con el resto del
equipo
, y disculparte ante ellos por el bajón emocional.

Los 5 pasos de la inteligencia emocional

La inteligencia emocional está compuesta por cinco
características que determina Daniel Goldman en su libro Inteligencia emocional, en el que describe los cinco componentes que se tienen que conocer para
implementarlos en el ámbito laboral. Con ayuda de la coach Airam Sánchez, te
ayudamos a entenderlos mejor para ponerlos en práctica:

Te recomendamos leer: Cómo aprovechar tu inteligencia emocional en la oficina

1.- Autoconocimiento

No es posible dejar atrás los
problemas de casa, pero sí es posible manejar esas emociones. Debes conocer tus
fortalezas, debilidades y valores, quién eres y cómo te comportas en
determinados momentos cuando se disparan esas emociones.

Airam Sánchez señala que para conocer tus fortalezas y
debilidades debes hacerte preguntas como ¿para qué soy bueno? ¿Qué se me
facilita? ¿En qué áreas batallo más para desarrollarme?

2.- Autorregulación

Controla o redirecciona las emociones y
sus impulsos. “Si me dan una noticia relacionada con el flujo de efectivo de la
empresa y con base en mi autoconocimiento, ¿qué hago para evitar tomar
decisiones de manera impulsiva?

3.- Automotivación

Este elemento ayuda desde la energía y la persistencia
a alcanzar lo que se ha propuesto.

4.- Empatía por los otros

“No se trata de juzgar al otro,
sino de invitar al otro a que conecte contigo”, dice Sánchez. Esa es una
actitud que identifica a un líder que ganará el respeto de su equipo.

5.- Desarrollo de las habilidades sociales

Como líder
puedes redireccionar tus emociones y ser capaz de tomar control y ayudar a los
demás. Tus emociones no desaparecen, solo les das otro enfoque.

Trece años después, William Rodríguez aún llora cuando
recuerda que, de los amigos por los que regresó una y otra vez a la torre y que
estaban en los pisos más altos, no pudo rescatar ninguno. Pero ahora son su
impulso para apoyar a la comunidad latina afectada por decisiones de gobierno
en Estados Unidos.

¿Cuál es tu motivación? ¿Cómo reaccionas ante un ‘bajón emocional’?

Relacionadas

Comentarios