'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Manifestantes por #Ayotzinapa piden renuncia de EPN

La movilización pacífica en demanda de justicia por los 43 normalistas terminó por segunda ocasión con detenciones debido a la participación de encapuchados.

02-12-2014, 4:00:51 AM
Manifestantes por #Ayotzinapa piden renuncia de EPN
Javier Rodríguez Labastida

Las manifestaciones para exigir la liberación de los 43
normalistas de Ayotzinapa han sido una serie de postales que evidencian distintas
aristas de la realidad en México.

La de este lunes 1 de diciembre no fue la excepción. La marcha, que también
sirvió como protesta contra el segundo año de gobierno de Enrique Peña Nieto, estuvo
enmarcada por la presencia de miles de personas que protestaron
pacíficamente sobre Paseo de la Reforma a la altura del Ángel de la Independencia,
pero también por la violencia de un grupo de encapuchados, el encapsulamiento
de un centenar de jóvenes por parte de cuerpos de granaderos, y su posterior
liberación gracias a la labor de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Los contingentes, en su mayoría integrados por universitarios
de instituciones públicas y privadas, partieron del Zócalo de la Ciudad de
México alrededor de las 16:00 horas. Mientras cientos de jóvenes comenzaban su
marcha con cánticos, arengas contra el gobierno y frases para recordar a los
normalistas de Guerrero, un grupo de no más de veinte encapuchados se reunía a
un costado de catedral.

Te recomendamos leer: Violencia y corrupción empañan competitividad

Frases como “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”, “Fuera
Peña”, y “Ayotzi vive, la lucha sigue”, volvieron a hacer eco en las calles del
Centro Histórico. La mayoría de los grupos de estudiantes marcharon acordonados
para no permitir la infiltración de los encapuchados, que aprovecharon el paso
de la marcha para hacer pintas en instalaciones públicas y privadas.

Cuando los encapuchados buscaban integrarse a la marcha, los
estudiantes los rechazaron con gritos de “sin violencia” o “con el rostro
descubierto”, a lo que los anarquistas respondieron con insultos.

Y es que los
encapuchados son fácilmente identificables entre los manifestantes: caminan
juntos, visten de negro en su mayoría, usan mochila, en las manos traen latas
de pintura, y se mantienen callados durante su camino. Su protesta es
totalmente distinta a la de los estudiantes sin máscara.

“Hijo, si me estás oyendo…”

Los primeros grupos de manifestantes llegaron al Ángel de la
Independencia poco después de las 18:00 horas. Se improvisó un templete, en el
que hablaron estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, activistas y
el padre de uno de los 43 desaparecidos.

Hubo dos momentos emotivos que se llevaron la mayor cantidad
de aplausos y gritos de los asistentes: El primero cuando Clemente Rodríguez
Moreno, padre del normalista desaparecido Cristian Alfonso Rodríguez lloró
mientras mandaba un mensaje:

“Hijo si me estás oyendo te estamos buscando, a ti
y a todos los 43, y no nos vamos a cansar”.

Los asistentes respondieron con un “No están solos”, otra de
las frases comunes en las manifestaciones de la sociedad para exigir la
presentación con vida de los estudiantes, que fueron secuestrados por policías
de Iguala el 16 de septiembre, y que después fueron entregados al grupo
criminal Guerreros Unidos.

El segundo momento fue cuando subió al templete la periodista
y académica Denise Dresser
, quien dijo “estamos cansados de que nos hablen del
Estado de derecho como si existiera”, y concluyó con un “los invito a recuperar
a ese país que es nuestro”, lo que ocasionó el grito de los asistentes de “México,
México”.

La protesta ocurrió el día en que las encuestas de
percepción
publicadas por los diarios Reforma y El Universal señalan que más de
la mitad de los mexicanos desaprueban la gestión del presidente Peña Nieto
.

Te recomendamos leer: Más de 50% desaprueba gobierno de EPN.

Cerca de las 20:00 horas, el mitin terminó con la entonación
del Himno Nacional Mexicano, y la mayoría de los asistentes se retiró del
lugar, que quedó casi vacío en menos de 10 minutos.

La CNDH interviene por jóvenes

Los organizadores estaban aún desmontando el templete,
ubicado al pie del Ángel de la Independencia, cuando un grupo de unos 10
encapuchados atacó sucursales bancarias y varios establecimientos
sobre
Florencia y Paseo de la Reforma. En ese momento, los encapuchados solo eran
seguidos por curiosos y periodistas.

Minutos después llegaron los granaderos a Paseo de la
Reforma, primero por decenas y después por cientos. Los policías caminaron
rápido hasta llegar al Senado, donde encapsularon a un centenar de estudiantes,
la mayoría del Instituto Politécnico Nacional. Los jóvenes llevaban su cordón
de seguridad para evitar infiltraciones.

En ese momento se reportó un enfrentamiento con algunos
granaderos, que detuvieron a siete personas y rodearon a los jóvenes por los
cuatro costados. El encapsulamiento duró menos de diez minutos, cuando personal
de la Comisión Nacional de Derechos Humanos intervino para romper el cerco y resguardar a
los estudiantes.

Los granaderos se replegaron a los costados de Paseo de la
Reforma, y los estudiantes, protegidos por más de 20 representantes de la CNDH,
caminaron rumbo a la estación del Metro Hidalgo, donde fueron retirados del
lugar de 20 en 20, acompañados en todo momento por personal del organismo de
derechos humanos.

Según la organización social Comité Cerezo, la policía
detuvo a siete personas,
de las cuales cinco permanecían detenidas hasta las 4:00 horas de este martes. Sus nombres son Daniel Armando Arredondo López,
Demián Reyes Lara, Guillermo Santos, Óscar Espinoza García y Ariel Flores
López. Los detenidos fueron llevados a ministerios del Distrito Federal.

El pasado 20 de noviembre resultaron detenidos 11 personas,
que fueron consignadas a penales federales acusadas de intento de homicidio,
asociación delictuosa y motín. Sin embargo, fueron declarados inocentes, luego
de carecer de pruebas para inculparlos.

La CNDH señaló este lunes estar preocupada por la
violencia, ilegalidad e impunidad que ponen en riesgo la convivencia pacífica y
la estabilidad del país. El organismo demandó a las autoridades la rigurosa
aplicación de las leyes
, además de que los cuerpos de seguridad estén
debidamente capacitados y actúen siempre con la ley en la mano.

Te recomendamos leer: Peña anuncia 10 acciones sobre el Estado de derecho

Relacionadas

Comentarios