HistoriasManagement

¿Fiesta de fin de año corporativa? Cuida tu imagen

Construir tu imagen en la empresa puede llevar años y echarla a perder, muy poco. Así que cuida tu branding personal en tu fiesta corporativa y sácale provecho.

01-12-2014, 1:58:05 PM
¿Fiesta de fin de año corporativa? Cuida tu imagen
Altonivel

Ya es diciembre y como lo marca la tradición, las empresas están listas para celebrar sus eventos de fin de año, los cuales sirven para cerrar un ciclo, promover la integración entre los colaboradores de una empresa e incluso compartir algunos mensajes relevantes sobre la situación de tu empresa.

Generalmente, el personal directivo suele dar algún discurso que puede redondear lo que sucedió en el año que termina, cuáles son las expectativas para el siguiente y cuál es el panorama general de la organización.

Este evento puede ser una comida, un brindis o una fiesta en grande, depende de los recursos y la cultura de la compañía; pero sea el formato que sea y contrario a lo que puede pensarse, es más un evento formal y profesional, que una fiesta. Pero cuidado, estos espacios de convivencia pueden llegar a generar un contexto en el que tu comportamiento o apariencia podría ser perjudicial para tu branding personal.

Por esta razón te presentamos algunos puntos y consejos que deberías tomar en cuenta para no cometer errores o indiscreciones en la fiesta de fin de año empresarial:

1.- Lleva el atuendo adecuado

Aunque sea un evento fuera de la oficina, sigue siendo un momento laboral. Procura que tu atuendo sea coherente con la imagen que proyectas en el trabajo. Si tus jefes y colegas están acostumbrados a verte en un estilo formal y ese día se te ocurre mostrar tu lado “dark” o atrevido, la percepción que tiene la gente de ti puede cambiar de forma negativa.

Por lo general se lleva un atuendo formal, de colores sobrios.

Para las mujeres la sobriedad es importante, no querrás ser recordada como la compañera del escote revelador o la minifalda que parecía cinturón. Evita utilizar un atuendo inapropiado, simplemente NO es el lugar apropiado.

Así que elige tu ropa con varios días de anticipación. Es recomendable que realices un sondeo entre los compañeros para saber qué código de vestimenta predominará en el evento.

2.- Cuidado con el alcohol

No bebas de más, de preferencia evítalo o pide tu primera bebida después de haber terminado de comer, sea cual sea la oferta gastronómica del evento, de esta manera sus efectos serán más ligeros.

En la mayoría de los festejos de fin de año sobra el alcohol y de entrada parece que no es tan grave si tomas un poco de más y te pones “alegre”. El problema es que el día siguiente puedes caer en cuenta de que tu comportamiento fue todo, menos adecuado.

Recuerda que el alcohol puede actuar como detonador de euforia y comportamientos extraños. Cuando los efectos del alcohol se superan, lo mejor es pedir un taxi de vuelta a casa.

3.- Convive con otras áreas

Relájate, disfruta e intenta conversar con muchos compañeros, pero no te olvides de los que forman parte de otra área, éste es el momento de acercarte a un jefe de otra área; un colega con el que tienes mucha relación laboral, pero a quien no tratas mucho, o simplemente conocer quiénes son y qué hacen compañeros de otros departamentos.

Evita a toda costa permanecer en un rincón o platicar con una sola persona.

Cierto que lo usual es convivir con nuestros compañeros favoritos, esa gente con la que mejor nos llevamos o los colegas de nuestro departamento. Sin embargo, cuando logramos establecer vínculos profesionales sólidos con miembros de diferentes departamentos fortalecemos la cooperación.

4.- Cuidado co tu jefe

En el ambiente relajado de la celebración, puedes acercarte a tu jefe para expresarle tus buenos deseos. Pero no es el momento adecuado para hablar de las cosas que no te gustan del trabajo o para pedir un aumento, pero sí puedes reforzar la relación laboral.

Recuerda, de ninguna manera intentes presentar a tu jefe esa idea brillante que traes en mente, ni quieras aprovechar el momento de relajación para discutir sobre pendientes de tu proyecto o pedir un aumento, esto sería un error muy grave.

No importa que se trate de una fiesta de integración, relajar la barrera de respeto que hay entre él y tú no es adecuado.

Ten cuidado con la forma en que te diriges a tu jefe. No importa que se trate de una fiesta de integración, relajar la barrera de respeto que hay entre él y tú no es adecuado.

5.- Recomendaciones generales

También sigue estas recomendaciones generales para que disfrutes de este evento y no pongas en riesgo tu reputación:

– ¡Asiste! A menos que tengas un serio problema con tu forma de beber y seas incapaz de controlarte, dejar de asistir es el error número uno.

– Brinda. Como mencionamos en el punto anterior, asistir a esta fiesta es prácticamente obligatorio. Sobre todo si ocupas un puesto directivo, ya que serás considerado como anfitrión, por lo que deberás fungir como eje de la convivencia de tu equipo durante al menos las primeras dos horas. Si no deseas quedarte hasta el final intenta llegar por lo menos al brindis.

– Aprovecha. Tu empresa invierte en crear un espacio de convivencia para sus empleados y aunque no sea tu opción favorita para divertirte, en verdad puedes sacarle provecho.

– Sé puntual. Llega a tiempo y no seas el primero en irse, tampoco adoptes una actitud hostil o retraída. Acude y pásala bien.

¿Cuándo festejará tu empresa su fiesta de fin de año? ¿Ya sabes cómo irás vestido? ¿Qué otra recomendación agregarías a esta lista?

Relacionadas

Comentarios