HistoriasMarketing

Reforma hacendaria derrumba al consumo en 2014

La débil economía de la familia mexicana transformó el renglón del consumo y retail durante 2014, ¿pero qué generó este entorno negativo para las tiendas?

01-12-2014, 12:33:05 AM
Reforma hacendaria derrumba al consumo en 2014
Alejandro Medina

El 2014 será un año que las empresas dedicadas al retail definitivamente querrán olvidar. A pesar de que lucharon contra viento y marea para lograr sus objetivos, la realidad de las cosas es que se quedaron muy lejos de cumplir las metas que se habían propuesto conseguir.

Según datos de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), el crecimiento en el consumo que se generó durante los últimos meses fue, hasta el mes de octubre pasado, sólo del 0.6%, porcentaje que se quedó muy por detrás del 1.7% que soñaba obtener en el pasado mes de enero.

Esta situación nos lleva a plantearnos un par de preguntas acerca de esta situación tan adversa: ¿por qué razón el consumo no logró despegar durante este año? y ¿cómo fue que se comportó el consumidor durante 2014?

Te recomendamos leer: 10 marcas que dominan el retail en México y AL

Enemigo silencioso

Aún cuando se podrían señalar a distintos hechos como los responsables de la situación que vivió el sector del retail en este año, fue un elemento muy relevante el mayor culpable: la reforma hacendaria.

¿Por qué? Principalmente porque la reforma generó un desbalance fuerte en el bolsillo de los mexicanos, quienes por esta razón modificaron completamente la forma en la que estaban acostumbrados a realizar su consumo.

Si bien en un inicio se pensaba que la reforma hacendaria únicamente afectaría a una serie de distintos productos que habían sido gravados, este hecho terminó por desestabilizar la rutina de compra de las personas, quienes tuvieron que decidir entre mantener su consumo y lastimar su cartera o reducir el número de productos que llevaban a casa y respirar más tranquilos.

“La reforma hacendaria fue el elemento clave que afectó al consumo en 2014, ya que llevó a la gente a tener que redistribuir su gasto y a concretar cambios significativos en cuanto a la selección de productos que hacían”, señala Mariana Vargas, integrante de Kantar Worldpanel, agencia especializada en análisis del comportamiento del consumidor.

En entrevista con AltoNivel.com.mx, la analista menciona que este hecho llevó a la gente a prescindir de distintos artículos secundarios que anteriormente adquirían, para comprar los productos gravados, cosa que desencadenó problemas para muchísimas marcas.

“Imaginémonos a los fabricantes de los productos que no habían sido gravados, seguramente ellos pensaron que sería un buen año para ellos, cosa que definitivamente no lo fue”, explica la especialista.

También te puede interesar: 6 desafíos para el retail del futuro

La transformación del consumo

La problemática que se gestó a raíz de la reforma hacendaria, aunado al nulo incremento en el sueldo de las personas, forzó a los consumidores a tomar distintas alternativas a la hora de realizar sus compras, mismas que cambiaron totalmente el panorama para la industria del retail.

a) Lo que importa es el producto

Durante 2014 la gente dejó de pensar en las marcas para pensar únicamente en los productos. La situación económica que vivieron las familias las llevó a olvidarse de los artículos de gran nombre que anteriormente consumían, enfocándose ahora en el contenido.

Por ejemplo, las personas ya no compraron el típico paquete de atún de marca que antes adquirían, sino que comenzaron a observar otras opciones como las marcas libres, intentando con esto no gastar mucho más dinero del que podían destinar a un sólo producto.

También te puede interesar: Cupones de descuento, para tu ahorro y tu branding

b) De vuelta a lo tradicional

Buscando disminuir su gasto al comprar productos más económicos, la gente evitó en este año realizar tantas compras como antes en los establecimientos típicos del retail, regresando a los canales tradicionales de venta, como son los mercados o tiendas de menor tamaño.

Este hecho no representó que los comerciantes de los mercados tradicionales mejoraran sus ingresos, ya que las personas no consumieron grandes volúmenes de productos con ellos, sino que sólo enfocaron en los que eran más baratos que en los grandes establecimientos.

Te recomendamos leer: De la tienda a la web… ¿Cómo conectar al retail?

c) Siempre promociones

El factor dinero impulsó mucho más que en otras ocasiones a las personas a pensar en el tema de las promociones. Durante 2014 fueron pocos aquellos que se aventuraron a realizar grandes compras en los establecimientos del retail sin pensar en algún tipo de descuento que pudiera llevarlos a no gastar tanto por un sólo artículo.

En específico, las promociones fueron un factor determinante de compra en aquellos artículos que no se encuentran al interior de los productos y enseres básicos que se requieren para vivir.

También te puede interesar: Las promociones más buscadas por el shopper mexicano

d) Soluciones para el presente

La condición económica complicó a las personas el hecho de pensar en el futuro. En este último año las personas decidieron preocuparse mucho más en el hoy que en el mañana, cosa que no fue para nada satisfactorio para las grandes tiendas.

“Decidimos ajustar y apretar nuestro consumo, no fuimos por más, sino que buscamos soluciones específicas para un momento determinado, cosa que nos mantuvo apegados al presente”, sostiene la experta.

e) Preocupados por el gasto

Este año como en ninguna otra ocasión la gente estuvo preocupada por la cantidad de dinero que ocupaba y requería para realizar sus compras. Fue así que generaron distintas estrategias de finanzas personales destinadas a no gastar un peso más del que podían pagar.

Las personas aprendieron así a administrar mucho más su dinero y planear su consumo, este hecho motivado por la enorme preocupación que se gestó en las familias, quienes temían que en cualquier momento se pudiera generar un entorno económico adverso para ellos.

f) Productos de lujo y semilujo a la baja

Las personas prefirieron durante 2014 adquirir productos de primera necesidad sobre los artículos de lujo y semilujo. Entre las categorías que más se vieron afectadas por la baja en su consumo estuvieron, por ejemplo, los artículos de cuidado personal.

La situación económica y, sobre todo, la preocupación por el entorno que pudiese presentarse derivado de esto, llevó a las personas a interesarse en su mayoría por los productos que les ayudaran a vivir diariamente.

¿Cómo consideras que fue tu consumo durante 2014? ¿Te sentiste en algún momento preocupado por el nivel de gasto que realizaste? ¿Qué productos decidiste dejar atrás durante este año?

Relacionadas

Comentarios