HistoriasNegocios

Cómo impacta la caída de precios del petróleo a México

La tendencia a la baja en el costo del crudo y un eventual recorte a la producción de Pemex podrían complicar las finanzas públicas del país.

27-11-2014, 4:25:57 PM
Cómo impacta la caída de precios del petróleo a México
Altonivel, con Información de agencias

¿El mundo gira alrededor del petróleo? Todo parece indicar que así es. Los mercados, las divisas, los bancos, las estimaciones presupuestales de gobiernos, los resultados financieros, etcétera, se ven impactados por los precio del crudo. Y México no es la excepción.

Luego de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) anunciara su decisión de mantener sin cambios su producción de petróleo –cuando se esperaba un recorte–, los precios de este combustible caían hasta llegar a cotizar por debajo de los 70 dólares por barril.

El precio del petróleo perdía más de 5 dólares en Londres y Nueva York: el West Texas Intermediate cayó cerca de 7% a 69 dólares por barril, un nivel no visto desde mayo de 2010; el Brent también tropezó y cotizó por debajo de 72 dólares, su nivel más bajo desde el 7 de julio de 2010, cuando registró 71.25 dólares.

Ahora se prevé que precio del Brent podría alcanzar los 60 o 70 dólares antes de Navidad.

Muchos analistas esperaban que la OPEP recortara su producción para apuntalar los precios. Y ahora esto es una mala noticia para países como Rusia, Nigeria y Venezuela, que dependen de precios de al menos 90 dólares por barril para alcanzar sus objetivos económicos.

Además, los precios bajos en el crudo también podrían frenar el boom de petróleo shale en Estados Unidos, el cual también depende de precios más elevados.

Esta caída acumulada de precios también está afectando a las empresas, como BP cuyas acciones cayeron un 17% desde mediados de junio; las de SeaDrill, uno de los mayores propietarios de plataformas de perforación del mundo, hasta un 18% el miércoles;  y las de Chevron un 11%. 

Pero ahora también los bancos están padeciendo esta situación. Se rumora que Barclays y Wells Fargo enfrentan pérdidas potenciales asociadas a un préstamo relacionado con la energía, pues ambos bancos encabezaron un préstamo fuente a principios de este año por 850 millones de dólares, el cual tenía por objetivo ayudar a financiar la fusión de Sabine Oil & Gas y Forest Oil, compañías petroleras con sede en EU.

¿Y México? 

La actual caída de precios en el petróleo no impacta para bien ni para mal directamente a los bolsillos de los mexicanos, ya que la baja internacional no define el costo de la gasolina en el país, es decir, en México el costo de los combustibles no es dictado por el precio del barrill, sino que es el gobierno federal el que determina los costos de la gasolina Premium, Magna y el diesel.

Así, mientras que en países como EU, el descenso en los precios internacionales del petróleo que se van registrando desde junio pasado les permite a sus habitantes comprar gasolina a menos de 3 dólares por galón –el promedio, según la Agencia Internacional de Energía de los Estados Unidos, es de 2.82 dólares por galón–.

En México habrá que esperar hasta 2017 para que Hacienda deje de establecer los precios, por lo que los consumidores podrían pagar el costo real de los combustibles y tienen la posibilidad de pagar menos siempre y cuando el precio del barril no suba.

Es decir, los únicos mexicanos que pueden beneficiarse esta baja en el precio de la gasolina son los que viven en la zona fronteriza, ya que podrían tomar la decisión de abastecerse de este combustible en territorio estadounidense, el lugar de una estación de servicio instalada en México.

Otro de los beneficios es que podría haber una menor presión inflacionaria, lo que ayudaría a los bolsillos de los mexicanos, ya que generaría menor presión a todos los productos que están involucrados con el combustible, la gasolina y el diesel.

Por otro lado, si la actual situación de precios bajos del crudo en 2015 se suma una menor producción de petróleo por parte de Pemex, el resultado es un doble efecto que cambiará el panorama, ya que pondría en riesgo las finanzas públicas y el crecimiento económico del país.

Tan solo una reducción de 0.5 millones de barriles por día en la producción de Pemex tiene un efecto negativo en los ingresos del país de 17,100 millones de pesos (mdp), por lo que el principal riesgo está en el mayor deterioro en la producción.

“No hay recorte”

“No hay recorte”, anunció el ministro de Kuwait, Ali Saleh Al Omair, al salir de la reunión, una decisión que perjudica a países como Venezuela que pedían reducir la producción.

La OPEP decidió mantener su techo de producción en 30 millones de barriles diarios, el mismo que hace tres años, a pesar de la caída de precios desde mediados de junio.

En su comunicado, la OPEP no hizo mención a reuniones extraordinarias o a la necesidad de que los miembros dejen de sobreproducir, en un cambio importante en las políticas del grupo que usualmente ha mantenido la unidad para defender los precios del crudo.

Esta decisión podría dar pie a una pelea por la cuota de mercado entre los países de la OPEP y los que no forman parte del grupo, debido a que el auge de la producción de petróleo de esquisto de EU y el menor crecimiento económico en China y Europa, ya han hecho que los precios del crudo bajen más de un 35% desde mediados de junio.

“Fue una gran decisión”, dijo el ministro del Petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi, al salir, sonriente de la reunión, que duró cerca de cinco horas.

Relacionadas

Comentarios