'; Alto Nivel
HistoriasTecnología

Hábitos que ponen en riesgo información de tu empresa

Ante los hábitos digitales de los colaboradores para almacenar y proteger la información, la organización debe preguntarse qué tan eficientes son sus procesos.

26-11-2014, 11:40:14 AM
Hábitos que ponen en riesgo información de tu empresa
Alestra

La cantidad de información que se genera dentro de una empresa varía de acuerdo al giro de negocio, los empleados a lo largo del año van creando, consumiendo y compartiendo materiales, a nivel interno, con sus socios y clientes, pero en realidad son pocas las empresas que tienen una estrategia y políticas correctas y bien estructuradas para el manejo de esta información.

El tráfico de la información dentro de una empresa es muy dinámico, se comparten y archivan imágenes, presentaciones, y hojas de cálculo, y este dinamismo implica que el personal requiera acceder a la información en cualquier momento, sin importar el lugar donde se encuentren, al mismo tiempo que es necesario que estos archivos estén respaldados con métodos altamente confiables.

Sin importar que colabores en un negocio pequeño o mediano o en un gran corporativo, la información es uno de los activos más importantes. Por esto, la manera en cómo compartimos información y la guardamos es tan importante, que su mal manejo puede llegar a frenar el crecimiento de la empresa.

Te recomendamos leer: Analizar datos, clave para duplicar mercado: Iusacell

No cabe duda que, todos tenemos “hábitos digitales”; sin embargo, es posible que estos no sean los más adecuados, por ejemplo, hay personas que nombran más de 3 veces a un mismo archivo de distinta forma, es así como aún y con todos los avances tecnológicos que existen, permanecen hoy empresas con procesos de almacenamiento de información muy tradicionales.

En este sentido, es necesario que los encargados de los departamentos de TI modifiquen las prácticas de almacenamiento de sus usuarios, ya que el impacto negativo podría representar una pérdida de información importante.

Según un estudio hecho por The Diffusion Group Research a un millar de pequeñas y medianas empresas, el 60% de los usuarios respaldan su información ellos mismos, y de éstas únicamente el 40% es completamente recuperable debido a que no se utilizan los medios adecuados.

Como asesores especializados en tecnología buscamos que los usuarios e internautas corporativos realicen mejores prácticas con el manejo de la información. Esto con la finalidad de evitar que las operaciones de un negocio se vean interrumpidas y que las actividades digitales del día a día fluyan sin complicaciones. 

También te puede interesar: Centro de datos, la llave para aprovechar el Big Data

Para sacarle provecho a las herramientas de colaboración en el escenario laboral, es necesario saber nuestro punto de partida: ¿Qué métodos se están utilizando para guardar y compartir información? De acuerdo con nuestras observaciones, entre los usuarios podemos identificar los siguientes perfiles:

El organizado

La encomienda de la semana es preparar una presentación en equipo, entonces cada quien prepara su parte. Uno de los usuarios es quien juntará todos los datos. Pero por organizado, se complica el tener que tomar una parte de un USB, otra de un correo, otra de un Word. ¿No sería más sencillo trabajar en un mismo documento con la posibilidad de actualizarlo en tiempo real?

El mil versiones

Un usuario trabaja un PPT, va a una junta presta su laptop para la presentación, continua en su casa, lo pasa a un USB, regresa a la oficina y termina con archivos llamados: “Presentación1”, “PresentaciónBuena”, “PresentaciónVF”, “PresentaciónFinaaal”. Cuando se requiere la última versión, seguramente abrirá todos los archivos para encontrar el indicado. Esto toma más tiempo y ocupa más memoria en el equipo.

El precavido

Las palabras “anticiparse” y “proteger” son su principal característica. Siempre evita que pase cualquier accidente, ¿pero qué pasa con aquello que no está en sus manos? En caso de que alguien de su equipo de trabajo pierda o le roben su dispositivo, el “precavido” será quien en segundos excluya remotamente los dispositivos para que personas no autorizadas no invadan o accedan a la información de valor.

El creativo

Una presentación no sólo son diapositivas y texto. Al final, siempre habrá quien pida la famosa obra de arte. ¿Qué tal si al instante puede subir el archivo, otorgar permisos, compartir el link y listo?

¿Te identificas con alguno de estos perfiles?

Te recomendamos: Tecnologías de la información, busca expertos en mobile

Cada quien cuenta con formas de trabajar que funcionan; sin embargo, existen aliados que permiten que las prácticas de colaboración y almacenamiento arrojen resultados realmente prácticos y funcionales. En el caso de Alestra, contamos con las soluciones Cloud Backup y Cloud Drive, que son herramientas de apoyo que simplifican la administración y procesos de respaldo, además de que permiten al cliente ser el dueño de su información.

Con Cloud Backup, el usuario podrá realizar copias o respaldos en la nube de una manera segura, automatizada y periódica, si llegase a presentarse alguna contingencia, la información seguirá activa y disponible.

En tanto, para el caso de procesos de colaboración, Cloud Drive funciona cuando se desea almacenar y compartir toda clase de archivos, brinda la posibilidad de acceder a ellos en cualquier momento y poder sincronizarlos con dispositivos móviles y de escritorio con rapidez. Los usuarios determinan los permisos de lectura y escritura.

Replanteamiento

El manejo de información en el ámbito laboral requiere de un replanteamiento en muchas áreas y niveles; en el factor humano, ya sea directivos o empleados, cada quien tendrá que mejorar los métodos utilizados.

Es fundamental cambiar la visión, establecer estrategias y políticas de manejo de información y revisar lo que el mercado está ofreciendo para poder alcanzar mayores niveles de competitividad. 

Es indispensable que las empresas hoy en día destinen parte de su inversión a tener una actualización en sus herramientas de trabajo, bajo este escenario, cifras indican que 73% del presupuesto de una empresa es utilizado para mantener su infraestructura existente.

Estas formas de trabajo tradicionales, no responden de manera adecuada al ritmo de crecimiento masivo de datos, y ante esto surge un retraso en las tareas diarias de los negocios.

De igual forma, en consecuencia surge la pregunta: ¿Por qué no destinar más a la tecnología de punta y dejar en sus beneficios una habilitación constante y vanguardista de nuestros negocio?

Como tomador de decisión es indispensable actualizar procesos y políticas año con año, el habilitar TI es una vía flexible, amigable y con alto potencial para que tu empresa llegue a ser un caso de éxito.

Te puede interesar leer también: Falta de integración entre TI y empresas genera costos

Las autoras son Erika Celi Lozano y Adriana Espinoza García, de la Estrategia de Negocios de TI de Alestra. Conoce más sobre su oferta de servicios administrados en la nube en http://www.alestra.mx/. Y sigue conversaciones de interés en este ema a través del hashtag #AlestraTI y sus redes sociales.

Relacionadas

Comentarios