'; Alto Nivel
HistoriasManagement

Mujer, cómo liderar una fábrica con el toque femenino

¿Cómo hacer una combinación perfecta entre la mujer líder y los retos de una fábrica? La gerente de planta de SC Johnson explica cómo lo ha logrado.

25-11-2014, 5:55:07 AM
Mujer, cómo liderar una fábrica con el toque femenino
Tatiana Gutiérrez

Muchos
dicen que ser mujer y directiva es todo un reto, pero estar a cargo de una planta de producción suma un peligro: puede ser el adiós a la identidad femenina para adoptar un comportamiento masculino y sobrevivir a los objetivos que una
fábrica necesita. ¿Es esto cierto?

Carolina
Puerta, gerente de Planta de SC Johnson e integrante de
la red Wo/Men[In], forma parte del 23% de los puestos directivos ocupados
por mujeres –según una encuesta realizada por Grant Thornton-. Ella
como decenas de mujeres que incursionan día con día en el mundo directivo se ve
enfrentada a ser la líder, la directiva y la profesional exitosa; sin dejar de
ser mamá, hermana, hija o esposa.

Te
recomendamos leer “¿Qué piensan las mujeres
directivas de México?”

Rompiendo estereotipos

“Un mes
antes de convertirme en Gerente de Planta nos encontrábamos platicando varios
compañeros y yo, y bromeando uno de ellos me dijo: ‘Ahora sí se te acabaron
los tacones, los accesorios, los vestidos y ya vas para la planta’. Nos reímos
un rato, pero cuando lo tomas en serio es un reto generacional romper con estos
estereotipos. Hay que demostrar que el valor agregado de una mujer va más allá
que la propia estética o de implementar orden y limpieza con gracia y estilo”,
comenta. 

También
puedes leer “¿Cuál es el secreto de las
mujeres exitosas?

Para esta
directiva, los retos de las mujeres gerentes de planta comienzan con dos
factores fundamentales: 

1. ¡Hay
que creérselo! 

La
productividad y las cosas de seguridad no tienen por qué pelearse con la
estética, las mujeres ofrecemos más que eso. Lo difícil es que el reto
principal de estas mujeres en la planta –que no somos muchas- es que hay que
creérnoslo para poder reflejarlo, asegura la experta en entrevista con AltoNivel.com.mx

2.
¡Demuéstralo!

Ahora sí,
qué tan cierto es el punto anterior. La preparación juega un papel muy
importante en el reto de las mujeres como representantes directivos, sin
embargo, hay que tomar en cuenta dos puntos importantes: estar profesionalmente
preparada y saber cuáles son los objetivos del negocio, las fortalezas,
diagramar un área de influencia, áreas de oportunidades –en pocas palabras,
hacer lo que un director hace-, pero también conservar la identidad como mujer,
ser la gerente y a su vez la mamá, la hermana o la esposa. 

Aprovecha las oportunidades

Uno de
los cuestionamientos de cualquier mujer que busca progreso en su vida personal
es cuándo. Para Carolina, quien también es líder del Consejo de Mujeres de
Negocio de SC Johnson
, lo primero que hay que tomar en cuenta es que ‘nada’
se logra sola, por lo que hay que tener la capacidad de encontrar las grandes
oportunidades. 

“Tengo un
colaborador, uno de los supervisores de área, que dice algo muy cierto: ‘el éxito está donde la preparación y la oportunidad se encuentran’. Y
así es, yo he tenido la suerte de que mi preparación se haya encontrado con las
oportunidades que mis líderes me han puesto”, asegura Puerta. 

Retos para una mujer directiva en
una planta

Con una
amplia trayectoria profesional, Carolina asegura que los principales retos de
una mujer en una planta de producción –aunque pueden ser muchos y diferentes-
son los siguientes: 

Reto #1. Valora el talento a tu alrededor

Para
muchas mujeres es todo un reto llegar a puestos directivos, y muchas
pueden perder piso cuando llegan ahí. Es por ello que uno de los principales
retos es dejar el ego a un lado y comenzar a hacer que los demás crezcan y
brillen. 

“Las
plantas no son fierros y metal, hay humanos trabajando en ellas. El truco es el
mismo, el valor agregado que tenemos las mujeres es un tema de pacto, de
comunicación y sensibilización; si nos enfocamos en lo que nuestra gente y
equipo necesitan, el éxito sería mucho más sencillo de construir. Son menos los
escalones que hay que subir, porque son más pies los que caminan a tu
lado”. 

También puedes leer: Liderazgo incluyente, el secreto de la mujer directiva

Reto #2. Visión integral y trabajo en equipo

Los retos
de una planta es trabajar en equipo para muchos objetivos. Ante ello, una de
las recomendaciones es valorar las opiniones y contribuciones que la gente
puede dar, esto no sólo ayudará a sembrar un ambiente laboral digno y estable,
sino hará que la gente se sienta valorada y que todos vayan hacia un solo
objetivo. 

Si te
interesa, también puedes leer “4 consejos para las mujeres
dueñas de empresas”

Reto #3. Priorización 

¿Qué
sucede cuando los objetivos de las diversas áreas no convergen? Para todas las
plantas este es el ‘pan de cada día’, hacer que las agendas de cada una de las
áreas puedan conectarse entre sí. Para ello, la directiva recomienda priorizar,
separar las cosas importantes y las urgentes, coordinar a cada gerente de área
y hacer que la rutina funcione

“Un tip
que me ha funcionado para que esto funcione es el tema de las buenas relaciones
interpersonales,
es cierto que atraes más abejas con la miel que con el
vinagre. Tal vez no siempre nuestros objetivos van a encontrarse con los de
nuestros pares, pero una buena comunicación, una buena relación y una buena
sinergia competitiva y comparativa es una gran clave”. 

Reto #4. Simultaneidad 

Es como
hablar de clonarse. Existen decenas de tareas que deben tratarse de manera
simultánea cuando se habla de la dirección de una planta, para ello la
recomendación es muy sencilla: rodéate de gente de confianza y delega

Otro de
los puntos que ayudan con las agendas apretadas es aprender a decir NO, no
esperes hacerlo todo y el día de hoy, hay que saber cuándo dar una negativa y
continuar con las cosas relevantes. 

“Algo que
me gustaría agregar es que uno de los grandes temores cuando pensamos en
abordar una posición de liderazgo es, tal vez no saber todas las respuestas. El
tema al final es que nadie las tiene. No se trata de ser infalible ni
instantánea a todos los problemas, o aprender ser perfecta y estar en todos los
escenarios. Una mujer líder debe aprender a desarrollar sinergias exitosas y
tener la capacidad de desarrollar a otros, así podemos llegar más alto, concluye Puerta.”

¿Eres
mujer y directiva en una planta?  ¿Cuáles han sido tus mayores retos?
¿Tienes algunos consejos que te gustaría compartir?

Relacionadas

Comentarios