HistoriasNegocios

Oficial: Ortiz y Valenzuela renuncian a Banorte

Carlos Hank González ocupará la presidencia a partir del 1 de enero de 2015; mientras que el cambio en la dirección será efectivo de manera inmediata.

20-11-2014, 2:08:37 PM
Oficial: Ortiz y Valenzuela renuncian a Banorte
Reuters con información de Javier Rodríguez Labastida

Este jueves se dio la confirmación de lo que se anunciaba al estilo garciamarquiano como una renuncia anunciada. A pesar de que Banorte desmintió las versiones, hoy Guillermo Ortiz dejó la presidencia del grupo financiero del que tomó las riendas en marzo de 2011.

Banorte anunció que Consejo de Administración aceptó la renuncia de Guillermo Ortiz, un tema que desde hace algunos meses se había ventilado en los medios de comunicación.

Pero los cambios no acabaron con la salida del ex secretario de Hacienda, ya que en esta reunión extraordinaria del tercer banco de México también se decidió la renuncia del director general Alejandro Valenzuela, según dio a conocer el propio banco a través de un comunicado.

“Ambos (Ortiz y Valenzuela) han sido lideres muy importantes para la institución, fortaleciéndola de manera notable y colocándola dentro de los bancos importantes en el país (…) pero todo tiene un ciclo”, menciona Leticia Armenta Fraire, directora del Centro de Análisis Económico del Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México.

“Me parece que hay ciclos que se están completando y coinciden en un tiempo de cambios en el sistemas bancario y financiero del país en el que se han dado cambios relevantes, como el de la Bolsa Mexicana de Valores (con la salida de Luis Téllez) y, aunque por otras razones, en Banamex (renuncia de Javier Arrigunaga)”, destaca.

Te recomendamos leer: Banca, en punto de inflexión por Banamex y Banorte

Los desafíos

Ortiz será sustituido a partir del 1 de enero por Carlos Hank González y Valenzuela por José Marcos Ramírez a partir de este jueves, de acuerdo con la información difundida por la entidad; y ahora deberán enfrentar diferentes retos ante el sello que imprimieron en su administración tanto Ortiz como Valenzuela.

El primer reto, apunta la especialista, será localizar al grupo que se construirán alrededor de estos nuevos nombramientos, obviamente con las mejores capacidades y una estrategia hacia el crecimiento de la institución y la mejora de sus procesos.

Otro factor será la definición de la nueva estrategia, sin duda hablando en posibilidades de fusión con otras entidades bancarias, están los bancos de nicho, como lo fue en su momento Ixe, señala Armenta Fraire.

Las cifras de Ortiz

Tras concretarse los cambios en el directorio de Banorte, estos son los números que Ortiz registró durante su presidencia:

– Su administración arroja números positivos y rinde frutos para la consolidación de la institución en el mercado de la banca mexicana; luego de la fusión entre Banorte e Ixe, aportó continuidad en el proceso de fortalecimiento.

– Desde el segundo trimestre de 2011 al mismo periodo del 2014, las utilidades netas de Banorte han crecido 82.5% en términos nominales, al pasar de 2,048 millones de pesos a 3,739 mdp.

– El margen financiero lo ha hecho en 51.5%, los activos en administración en 85% y la cartera vigente en 39.3%; mientras que los gastos no financieros en 15% y el pasivo total en 29%.

– Además, cuenta con una tasa de rentabilidad (ROE) de 14.69%, por encima del nivel observado en el sistema bancario mexicano, el cual es de 14.07%.

Tan sólo en septiembre pasado, Latin Finance reconoció a Banorte como el mejor banco de México y América Latina por su éxito en el mercado de la renta variable, así como en las fusiones de las Afores de Ixe y BBVA Bancomer.

¿Entonces por qué el cambio en el liderazgo? Se presume que la principal razón de su salida  son los conflictos personales con la familia de Roberto González Barrera, fundador de Banorte y abuelo materno de Hank González; y que ni los resultados obtenidos durante su gestión son suficientes para zanjarlos. 

Esta versión ha sido planteada y manejada por la prensa desde el inicio del segundo semestre del año, situación que el grupo financiero ha resuelto desmintiendo o afirmando las versiones periodísticas, incluso el propio director general del grupo plantó cara a los medios y dijo que la salida de Ortiz era “mera especulación” y que la llegada de Hank González responde a una necesidad de cambio generacional.

“No se ha discutido (salida de Ortiz) ni en el Consejo ni en la Asamblea (del pasado 22 de octubre), no ha sido tema”, dijo Valenzuela en ocasión a la reunión ordinaria en la que se esperaban inicialmente los cambios.

Esa vez también dijo que había mucha especulación sobre la existencia de diferencias entre los accionistas, pero fue enfático al deicr que la calidad del gobierno corporativo y la transparencia dentro de la entidad habían bonificado en esta situación.

Tras la celebración de la sesión plenaria de Banorte el pasado 5 de noviembre,  donde Ortiz evitó hacer cualquier pronunciamiento al respecto; sin embargo, este jueves se rompió el mutismo pero el grupo financiero no preciso las causas por las que fue aceptada la renuncia de Ortiz.

El mercado y posible fusión

Esta incertidumbre no ha pasado desapercibida para el mercado y ha castigado las acciones de Banorte. Tan sólo el viernes pasado el precio de la acción cayó 8% ante esta posibilidad, en tanto que del 1 de noviembre hasta la segunda semana habían perdido en 14% su valor.

Además, la salida de Ortiz y llegada de Hank sería un elemento más para la posibilidad de una fusión entre el banco y Grupo Financiero Interacciones, propiedad de la familia Hank. Y aunque lo anterior fue negado por el recién nombrado miembro del consejo al momento de incorporarse a Banorte, esta potencial negociación se mantiene en el horizonte.

Relacionadas

Comentarios