'; Alto Nivel
HistoriasManagement

Bienestar, la base para alcanzar un negocio exitoso

Luego de perder su familia y su dinero, Isha Judd desarrolló un sistema que hoy aplican Femsa y Jafra para reforzar el lado humano de su gente.

18-11-2014, 2:03:51 AM
Bienestar, la base para alcanzar un negocio exitoso
Javier Rodríguez Labastida

¿Cuántas veces crees que has logrado todo lo que te has propuesto
y a pesar de ello nada es suficiente? ¿De dónde proviene esa sensación de
vacío que te hace perder la brújula del significado de un estado de bienestar?

A los 28 años, la australiana Isha Judd tuvo la gran “sacudida
de su vida”. Después de alcanzar el éxito como entrenadora de caballos y
cantante profesional,
un giro de 180 grados le llevó a perder su dinero, y ver
morir a su familia y a su pareja. “Cuando lo externo desapareció tuve que
encontrar algo que fuera más permanente”, por lo que desarrolló un sistema que
ahora comparte con políticos, empresarios, estudiantes y presos
de varias partes
del mundo.

El Sistema Isha fue impartido a más de 6,000 personas tras
el terremoto de 2010 en Chile que dejó 524 muertos y daños por 30,000 millones
de dólares, según el gobierno de ese país. En México ha sido enseñado en
empresas como Femsa y Jafra, y recientemente en el Global Citizen Forum que
reunió a principios de noviembre a líderes empresariales, del deporte y
espirituales, para impulsar una mejora en la productividad de los empleados a
través de su bienestar, y un cambio en el sistema educativo mexicano.

“Es un sistema que enseña a las personas a ser felices y a
liberarse de estrés. Las personas no se enfermarán constantemente, no llevarán
los problemas al trabajo y tendrán la capacidad de enfocarse en para ser
productivos al 100%”, dice en entrevista con AltoNivel.com.mx.

Te recomendamos leer: Construye tu propia felicidad con estos 6 hábitos

¿Cómo funciona?

El Sistema Isha se basa en cuatro facetas que llevan al
practicante a un nivel profundo de descanso interno. “Al aprender a enfocarnos
en las facetas con los ojos cerrados experimentamos un descanso físico muy
profundo, al mismo tiempo que expandimos la paz, el silencio y el bienestar
interno que yace en nosotros y sentíamos naturalmente cuando niños. Son una vía
directa a la experiencia de expansión de conciencia”.

Al aplicar estas cuatro facetas se busca disfrutar el
momento presente, sin dejarse afectar por los pensamientos habituales del
pasado y del futuro.

Un aspecto fundamental del Sistema Isha es sentir las
emociones sin juzgarlas
. “Por ejemplo, si estamos tristes, nos permitimos
llorar. Si estamos enojados, gritamos en una almohada, golpeamos una bolsa de
boxeo o un colchón, o hacemos ejercicio físico para mover la energía. Hacemos
esto con inocencia, tal como un niño pequeño lo haría”.

Isha pone como ejemplo una vivencia personal. Después de 6
años de preparación, la escritora participó en el Campeonato Mundial de
Equitación el pasado septiembre en Normandía, en donde un error causó que la
yegua le cayera encima y le rompiera la pierna. “Fue un momento doloroso, pero
lo que pensé fue ‘Entrégate, está bien’. No lograba nada con reprocharme”.

Otros aspectos que complementan su sistema son hacer
ejercicio, beber agua, y siempre hablar con la verda
d.

¿Y cómo se aplica en los negocios?

Isha ha ocupado su sistema para escribir varios libros de
cómo encontrar solución ante los estados de crisis. El más reciente La
vibración del amor. Descubre cómo los ciudadanos globales cambiarán el mundo
,
pretende ser un manual de ayuda para que el lector mejore su relación con el
medio ambiente, las tradiciones y la política.

Uno de los capítulos se enfoca a la relación en los
negocios. El apartado que se titula El nuevo rostro de las empresas habla sobre
cómo las elecciones tomadas por las empresas afectan a la comunidad y
viceversa.

Te recomendamos leer: Hábitos de salud, remedio a la improductividad laboral

“Si no estamos en paz, en nuestro apogeo internamente,
entonces nos será imposible emprender nuestros negocios con pasión sincera,
inspiración e ingenio. El bienestar no es un lujo: es la base para alcanzar las
metas de manera más efectiva.

“(…) Crear una cultura empresarial que celebra el rol de
cada individuo aportará en la promoción de una sociedad que abraza la
diversidad y valora la unicidad”, es la tesis de Isha para defender que
realizar un trabajo no significa sufrir.

Según la escritora, las grandes empresas internacionales han
dejado de ver sus áreas de responsabilidad social como un área a la que estaban
obligadas y ahora lo ven como un espacio de cooperación y acercamiento con la
sociedad, lo que les ha fortalecido en sus metas de negocio.

Contra la violencia en México

Isha, quien reside desde hace varios años en varias regiones
de América del Sur, fue recientemente nombrada Embajadora de la paz por el
senado de Argentina. Durante el Global Citizen Forum de México logró reunir a
personalidades como la defensora de los derechos humanos Rigoberta Menchú, la
exdeportista profesional Lorena Ochoa, y el empresario Jorge Larrea, entre
otros.

La escritora asegura que en el foro se señaló que el país
vive un estado de shock derivado de la situación de inseguridad y violencia, un
problema que debe ser arreglado “de raíz, a través del sistema educativo”. 

Pone como referencia la declaración que hizo
el expresidente de la Comisión Europea, Jacques Delors, ante la UNESCO en 1996,
y en la que habla sobre los cuatro pilares de la educación: aprender a conocer,
a prender a hacer, aprender a ser y aprender a vivir juntos
. “Los niños saben
cómo competir, cómo juzgar, pero no les enseñamos cómo ser y cómo relacionarse
el uno al otro con respeto”, afirma Isha.

Uno de los casos de éxito que refiere es el de sus pláticas
en varias escuelas de niños huérfanos en el mundo. “Son niños que no se sienten
queridos, tienen mucha tristeza y rabia. Cuando enseñamos en este entorno, no
hacen bullying a los mejores estudiantes, sino que se empoderan y comparten con
los demás chicos cómo estar en paz”.

Otro caso que señala es el de las pláticas que ha realizado
ante algunos presos del Reclusorio Oriente de la Ciudad de México. “Las
autoridades me dijeron que los prisioneros que practicaron el sistema no
regresaron. Hubo un 100% de éxito en los que fueron liberados practicando el
sistema”.

Te recomendamos leer: Ciencias de la Felicidad, los expertos y sus claves

La escritora asegura que su sistema no tiene ningún
contenido religioso y puede ser implementado en cualquier lugar. Los
resultados, garantiza, serán en un breve lapso si se practica al menos una hora
al día y aplicándolo a las situaciones que te hacen vulnerable, como un largo lapso
en el tráfico o una crisis laboral.

Isha realizará un último evento durante su estancia en
México este 22 de noviembre en el Centro Fox, en el estado de Guanajuato. EL
taller será de 10 am a 5 pm y si requieres de informes puedes marcar al 91150850
o entrar al sitio www.Isha.com.

¿Qué estrategias consideras harán que los empleados se
sientan más comprometidos con los objetivos de su empresa?

Relacionadas

Comentarios