HistoriasMicrositio

Actualiza tu guardarropa con compras inteligentes

En este fin de semana de rebajas, David Navarro te presenta las reglas para renovar tus prendas de manera inteligente y sin sobregirar tus tarjetas de crédito.

14-11-2014, 12:01:17 PM
Actualiza tu guardarropa con compras inteligentes
David Navarro

Si estabas esperando la gran oportunidad de adquirir nuevas prendas para actualizar tu guardarropa, te comparto una guía básica y práctica para hacer compras inteligentes.

Es un hecho: tienes que usar ropa todos los días y si has de vestirte a diario, es mejor hacerlo bien. El consejo más importante que puedo darte en materia de vestimenta es este:

“Vístete bien todos los días, pues todos los días de tu vida son importantes.”

Un buen guardarropa es aquel que responde a todas tus necesidades y se adapta a cada clima y objetivo específico (profesional, personal y social).

La gran mayoría conforma su guardarropa según la urgencia de una prenda o da rienda suelta a sus deseos personales, lo cual es válido, pero no siempre atinamos a hacer las mejores compras según nuestras prioridades.

A continuación te comparto unos cuantos secretos que te ayudarán a hacer sabias elecciones y a invertir en vez de gastar.

Guía para hacer compras inteligentes

Antes de acudir a un centro comercial regálate un par de horas y tu inversión de tiempo te ahorrará mucho dinero.

1) Revisa tu guardarropa actual

Para hacerlo como todo un profesional es muy importante lo revises de la siguiente manera:

a) La ropa vieja o desgastada: Sin excusas, elimínala. Para dar paso a lo nuevo es necesario deshacerse de lo viejo. Existen muchas prendas que guardan un apego sentimental pero si la prenda ya está vieja o desgastada, te recomiendo la saques de tu guardarropa. No te hace ningún bien.

b) La ropa que ya no usas: Al igual que una fotografía de hace años, tu armario refleja quien eres o quien eras. Haz una limpieza a conciencia de toda esa ropa que sólo ocupa espacio en tu armario pero que realmente ya no usas.

La regla de Pareto se vuelve a cumplir, sólo que ahora en materia de imagen, sólo usas el 20% de tu guardarropa; el otro 80% seguramente está conformado por varias prendas que ya no usas porque ya no son adecuadas para ti en esta etapa de tu vida, o bien, la viste en el aparador, te enamoraste de ella pero ya viéndotela puesta no te encantó y se quedó arrumbada como una compra innecesaria.

c) La ropa que ya no te queda: Me refiero a la talla. Subiste de peso y ahora ya no luce en ti, o bajaste de peso y ahora te queda muy holgada. Cualquiera de las dos razones anteriores es vital identificarla para cumplir una de las reglas de la buena imagen y la elegancia: la talla correcta.

En este punto debes ser muy honesto contigo mismo(a): si bajaste de peso es obvio que no deseas engordar para que te quede de nuevo, por ello es mejor que adquieras nuevas prendas en tu talla correcta.

¿Subiste de peso? Te invito a que no asumas que así será de por vida, pero debes enfocarte en verte bien sin importar tu peso. Mi consejo es que no adquieras todas las prendas que te hacen falta sino sólo las más urgentes, como por ejemplo un nuevo par de pantalones negros y camisas o blusas mientras recuperas de nuevo tu peso ideal. A diferencia de lo que solemos creer, si tienes sobrepeso pero te vistes bien, te motivará a bajar de peso, pues te dices a ti mismo “Si así con estos kilitos de más me veo bien, me he de ver 10 veces mejor al recuperar mi peso”.

2) Haz una lista de compras (Shopping list)

Aquí toma muy en cuenta que muchas prendas son meros deseos pero en realidad no son urgentes. A veces los ejecutivos jóvenes se dan cuenta que casi el 90% de su guardarropa es casual (abundan los jeans, camisas de fin de semana y zapatos deportivos) pues su vida estaba enfocada más en estudiar y prepararse pero no en ocupar un puesto ejecutivo.

Te recomendamos leer: Smart Casual para vestir correctamente en la oficina

En cambio, los ejecutivos con experiencia caen en no renovar su guardarropa desde hace más de 7 años o hasta más, y por supuesto se nota, las prendas lucen pasadas de moda o no es congruente con su puesto actual.

Haz esta lista de compras en tu celular así no tendrás pretexto de olvidarla cuando acudas a las tiendas y te enfocarás en lo que en verdad te urge.

3) Determina un presupuesto

Sé realista, de todo lo que te urge es necesario invertir sabiamente tu dinero, no caigas en el error de sobregirar tus tarjetas de crédito sólo por el hecho de que te estás dando tiempo en comprar nuevas prendas para tu imagen o porque la ropa está de oferta.

Te recomiendo que 2 veces al año te dediques a renovar tu guardarropa e incorporar más prendas poco a poco. Otro consejo es comprar mínimo 1 prenda al mes, o si tu bolsillo te lo permite, tres. Al finalizar el año tendrás entre 12 y 36 nuevas prendas.

4) Elige sólo lo que mejor te va

La regla maestra de las compras es “probarte cada una de las prendas” antes de comprarlas. Sí, aunque te de flojera. El tiempo que le inviertas a verificar si es una prenda que luce muy bien en ti te garantiza hacer compras inteligentes.

Para finalizar, te doy un último consejo: adquiere principalmente los colores neutros (negro, blanco, azul marino, gris y beige) pues son los básicos en todo guardarropa, ya que combinan con todo y son atemporales. Si ya sabes tu colorimetría (es decir tu estación de color) agrega esos colores a tus compras.

También puedes leer: Aplica la colorimetría y fortalece tu branding personal

Actualiza tu guardarropa, mejora tu imagen e invierte en ti mismo.

Haz compras inteligentes, no una mala inversión.

Nos leemos pronto. Sígueme en Twitter @DaavidNavarro  www.imagenexcellence.com
El autor es consultor en Imagen Pública y Director General de Imagen
Excellence. Cuenta con más de 10 años de experiencia, en los cuales ha
capacitado a altos ejecutivos y grandes empresas en áreas de la
vestimenta de negocios, lenguaje corporal, protocolo ejecutivo y hablar
en público.

Relacionadas

Comentarios