'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Crisis de Ucrania y Rusia capturan agenda del G-20

La cumbre del Grupo G-20 que comienza este 15 de noviembre en Australia será escenario de otra confrontación entre los líderes de Occidente y Vladimir Putin.

14-11-2014, 7:44:36 AM
Crisis de Ucrania y Rusia capturan agenda del G-20
Reuters

La cumbre del Grupo G-20 que comienza el sábado en Australia posiblemente será escenario de otra confrontación entre los líderes de Occidente y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, después de los recientes reportes indicando que tropas rusas están ingresando al conflictivo este de Ucrania.

Ucrania ha acusado a Rusia de enviar soldados y armas para ayudar a los rebeldes separatistas en el este, que lanzaron una nueva ofensiva en el conflicto que ha causado la muerte de más de 4.000 personas.

El primer ministro británico, David Cameron, criticó el viernes las acciones de Rusia por considerarlas inaceptables, y advirtió que éstas podrían llevar a la aprobación de sanciones más severas de Estados Unidos y la Unión Europea.

“Si Rusia toma un enfoque positivo para la libertad de Ucrania y se hace responsable, podríamos lograr que esas sanciones sean removidas, pero si continúa empeorando las cosas entonces podríamos incrementar las penalizaciones, es tan simple como eso”, dijo Cameron a periodistas en Camberra.

Rusia niega estar enviando tropas y tanques hacia Ucrania.


Pero la creciente violencia, las violaciones de la tregua y reportes sobre caravanas militares viajando desde la frontera rusa hacia Ucrania han avivado los temores de que el tambaleante acuerdo de cese al fuego del 5 de septiembre termine por colapsar.


En una entrevista con la agencia de noticias rusa TASS, Putin dijo que las sanciones perjudicaban a Rusia, pero también a la economía global. El mandatario sostuvo que no abordaría el asunto en la cumbre del G-20 porque “no tendrá sentido”.


Putin no fue consultado sobre Ucrania en la entrevista.


La cumbre de los líderes del G-20 en Brisbane tiene como prioridad discutir formas de impulsar el crecimiento de la economía mundial, reforzar al sistema bancario global y cerrar los resquicios que permiten a las grandes multinacionales eludir una gran cantidad de impuestos.


Pero con tanto por acordar en la agenda económica y luego de que Estados Unidos y China firmaran un pacto sobre cambio climático la semana pasada en Pekín, las preocupaciones de seguridad han pasado al foco de atención de la cumbre.

EU busca reforzar alianzas 

La crisis de Ucrania no fue abordada durante un par de encuentros realizados esta semana en Asia, según dijo el asesor adjunto de Seguridad Interna de Estados Unidos, Ben Rhodes, aunque el presidente Barack Obama habló brevemente con Putin del asunto cuando ambos asistieron al Foro de Cooperación del Asia-Pacífico (APEC) en China.

Hubo algunos llamados en Australia a impedir que Putin asista a la cumbre, dadas las acciones de Rusia en Ucrania y el derribamiento de un avión de pasajeros de Malaysia Airlines causado por rebeldes ucranianos apoyados por Moscú, pero la mayoría de los líderes locales decidió no hacerlo.  

Obama arribará a Brisbane el sábado y conversará sobre sus frustrados esfuerzos en favor de Ucrania con un grupo clave de líderes de naciones aliadas, entre ellos la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés, Francois Hollande, y Cameron.

 


“Ellos han sido clave para enviar un mensaje conjunto a los rusos y al Gobierno ucraniano”, dijo Rhodes a periodistas. “De modo que será una oportunidad para que él (Obama) vuelva a conversar con ellos”, sostuvo.


En su calidad de anfitrión, Australia continuará presionando por la agenda económica pese a las tensiones por la seguridad.


“El foco de esta cumbre del G-20 serán el crecimiento y el empleo”, dijo el primer ministro australiano, Tony Abbot.


Canberra está buscando incrementar las metas de crecimiento global del 2 por ciento al 2018 a fin de crear millones de empleos y podría conseguir su objetivo. Más de 1.000 iniciativas de política propuestas por los países del G-20 deberían sumar cerca de un 2,1 por ciento en expansión, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Los acuerdos tributarios con grandes compañías como Google Inc, Apple Inc y Amazon.com Inc se han convertido en un importante asunto político, al generar atención de los medios e investigaciones parlamentarias sobre la manera en que las multinacionales se eximen de impuestos.

La OCDE ha develado una serie de medidas que podrían evitar que las compañías empleen ciertas prácticas para mover sus ganancias a países donde pagan menos impuestos.

 

Relacionadas

Comentarios