'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Índices estarían bajos pese a buenos datos previos

En EU, el exceso de liquidez en los mercados financieros globales y la carencia de presiones inflacionarias movería a la tasa del treasury de lateral a la baja.

11-11-2014, 11:34:34 AM
Índices estarían bajos pese a buenos datos previos
Luis Raúl Rodríguez Reyes, director de Análisis y economista de Finamex Casa de Bolsa

Los datos más relevantes de la semana previa le dan soporte al escenario de aceleración económica sin presiones inflacionarias que ha prevalecido en el mercado desde hace ya algún tiempo.

Por un lado, la tasa de desempleo se reduce, aun cuando hay un incremento en la tasa de participación en el mercado laboral, y los salarios crecen menos de lo esperado, lo que genera la idea de que todavía hay holgura en el mercado laboral y que las presiones inflacionarias por el lado de la demanda se encuentran contenidas. 

Por otro lado, si bien la nómina no agrícola crece menos de los esperado, 214 mil vs. 235 mil, éste es un número relativamente alto de empleos generados, lo que habla de la fortaleza del proceso de crecimiento en el cual se encuentra la economía estadounidense.

En relación a la política monetaria, el Banco Central Europeo (BCE) mantuvo su discurso a favor de llevar a cabo una política monetaria más acomodaticia en caso de ser necesario, lo que sigue alimentando un escenario global de tasas de interés bajas.

Por ello, y a raíz de una extraordinaria temporada de reportes trimestrales de las empresas, es probable que los índices accionarios norteamericanos se mantengan de laterales a la alza en la semana.

El bde la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) no tiene el soporte de una fuerte temporada de reportes y los datos económicos recientes de México han sido mixtos, por lo que pudiera comportarse de lateral hacia la baja en la semana.

Por lo que respecta a la parte larga de la curva estadounidense, a pesar de sus buenos datos económicos, el exceso de liquidez en los mercados financieros globales y la carencia de presiones inflacionarias podrían mover a la tasa del treasury de 10 años de lateral a la baja.

Es probable que las tasas de largo plazo mexicanas sigan a sus similares estadounidenses, moviéndose de laterales a la baja, con la posibilidad de bajar un poco más que las del vecino país del norte.

Esta semana es posible que la cotización peso-dólar fluctué en el intervalo de 13.30—13.65.

El principal riesgo para esta perspectiva es geopolítico y se relaciona con el conflicto en Ucrania, que podrían recrudecerse en los siguientes días.

México

El dato de mayor relevancia de la semana pasada fue la inflación de octubre, la cual se ubicó en 0.55%, en línea con el consenso, presionada a la alza por el incremento estacional en las tarifas eléctricas por la terminación de los descuentos de verano en algunas ciudades del país. 

En términos anuales la inflación se ubicó en 4.30%, la cual esperamos sea la más alta en la segunda mitad del año y que ésta termine el 2014 alrededor de 4.14%.

Esta semana se publica la inversión fija bruta de agosto, la cual esperamos que tenga un crecimiento de 3.2%, en línea con el consenso, derivado del fuerte comportamiento del sector construcción.

Por otra parte, se publicará la producción industrial de septiembre, en donde esperamos que observe una alza de 4.1% vs 3.5% del consenso, debido al crecimiento de la producción automotriz y de la importación de bienes intermedios. (Puedes leer: Actividad industrial baja sorpresivamente en septiembre)

Además, se conocerán las ventas del ANTAD de octubre, en donde nuestro modelo adelanta un aumento de 2.4% por la sorpresa positiva en las ventas de Walmart.

Finalmente, se publican las minutas de la última reunión de política monetaria de Banxico el viernes, en las cuales esperamos que mencione una moderada expansión de la actividad económica en el país, derivada principalmente del sector externo.

Asimismo, creemos que el banco central reiterará su perspectiva de que la inflación se mantendrá por encima del 4% en el 2014, pero disminuirá en 2015 para converger hacia su objetivo de 3%.

Estados Unidos

La semana pasada fue positiva para los principales índices accionarios estadounidenses; S&P500 y Dow alcanzaron nuevos máximos históricos en la semana. Los mercados mostraron optimismo ante la victoria del Partido Republicano en el Senado, con lo que los republicanos tomaron el control en las dos cámaras del Congreso. 

El mercado se vio impulsado también por las declaraciones de Mario Draghi sobre la duración del programa de compras de activos del BCE, y sobre la unanimidad en el b de tomar nuevas medidas de estímulo en caso de ser necesario.

La temporada de reportes trimestrales está muy avanzada; el 89% de las empresas que componen el S&P 500 ha publicado resultados. De acuerdo con la base de datos de FactSet, el 59.9% de las compañías sorprendió positivamente en ingresos, en línea con el promedio histórico de sorpresas en 5 años.

Mientras tanto, el 73% de dichas empresas reportaron utilidades por acción (EP S) mejo r a lo esperado, por encima del promedio histórico.

Vale la pena mencionar que en lo que va de la temporada de reportes trimestrales, se ha registrado un crecimiento de 8.5% en EPS, muy por encima del 4.5% esperado por el consenso de analistas en septiembre. 

El crecimiento en utilidades ha estado impulsado por los sectores de Utilities (+21.9%), Servicios Financieros (+18.6%), Telecomunicaciones (+16.4%), y Servicios de Salud (+15.1%). En contraste, el único sector en presentar una caída en el EPS es el de b (-7.4%).

Esta semana se publican las ventas minoristas de octubre, de las cuales el consenso espera un rebote luego de la caída de 0.3% en septiembre.

Las ventas minoristas se verían impulsadas por las ventas de vehículos en el mes, así como por el aumento en el poder adquisitivo provocado por la caída en los precios de la gasolina. 

Por otra parte, se espera un ligero retroceso en la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan, luego de que esta presentó su nivel más alto desde julio del 2007 en octubre. 

El ligero retroceso en la confianza del consumidor sería provocado por el componente de expectativas, mientras que se espera una mejora en el componente de situación actual por la caída en los precios de la gasolina.

Otro dato pendiente esta semana es el de inflación en las importaciones. Se espera una caída en el índice de precios de las importaciones, provocada en parte por la caída en los precios del petróleo y de los combustibles, así como por la apreciación del dólar estadounidense.

Por último, se publica el reporte de inventarios de negocios de octubre, donde se espera ver un crecimiento marginal encabezado por la industria automotriz.

Europa

Esta semana se publica la cifra preliminar del PIB de la eurozona para el tercer trimestre del año, para el cual se espera un modesto crecimiento de 0.1% impulsado por la leve expansión de las economías de Alemania y Francia para las cuales se espera un crecimiento de 0.1% y 0.2% respectivamente, esto debido principalmente a la resistencia del sector servicios ante la pérdida de dinamismo de la zona.

Relacionadas

Comentarios