ActualidadHistorias

Presentan iniciativa de reforma a Ley de Obras Públicas

La propuesta contiene un marco jurídico que busca agilizar y transparentan los procedimientos de licitación, contratación, ejecución y terminación de las obras.

04-11-2014, 1:35:35 PM
Presentan iniciativa de reforma a Ley de Obras Públicas
Notimex

La iniciativa de reformas a la Ley de Obras Públicas y servicios busca mejorar los procesos de contratación y administración de la obra pública federal con prácticas más claras y eficientes, explicó el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

En el marco de la presentación de Reforma a la Ley de Obras Públicas, en la residencia oficial de Los Pinos, detalló que “la obra pública es una manifestación tangible de la tarea de gobernar, se hace para el presente y crea un patrimonio para el futuro en beneficio de la sociedad”.

Esta iniciativa, expuso Ruiz Esparza ante el presidente Enrique Peña Nieto, contiene propuestas que fortalecen y simplifican el marco jurídico que regula la obra pública, con disposiciones que agilizan y transparentan los procedimientos de licitación, contratación, ejecución y terminación de las obras.

En su elaboración, agregó, se contó con la opinión del sector de la construcción, de la representación gremial de los ingenieros civiles y de académicos especializados en la materia.

Agilizar los proyectos

Durante su intervención, el presidente Enrique Peña Nieto, afirmó que la reforma Ley de Obras Públicas, hará más transparentes y eficaces las licitaciones gubernamentales y dará certeza jurídica a los contratistas.

Durante la presentación oficial de la iniciativa de reforma, Peña Nieto señaló que reglas más claras, sencillas y eficaces, permitirán acelerar el desarrollo de los grandes proyectos que requiere el país.

Peña Nieto detalló que los alcances de la iniciativa se pueden clasificar en tres rubros: nuevos mecanismos para la evaluación y gestión de proyectos; medidas para incrementar la eficiencia y para dar mayor certeza jurídica.

Los nuevos mecanismos para la evaluación y gestión de proyectos, en donde se incorpora la figura de análisis comparativo de costo del ciclo de vida, con la que las dependencias podrán elegir el mejor proyecto considerando no sólo costo inicial, sino mantenimiento de la vida útil de la obra.

Además se incorpora el proyecto de magnitud o alcance relevante, lo que permitirá que los megaproyectos cuenten con un instrumento de gestión especializada acorde con su complejidad y elevada inversión.

Se incluye la figura gerencia de proyecto que fortalezca la planeación, organización y ejecución de una obra determinada a fin de cumplir con su propósito social dentro de los tiempos, costos y estándares de calidad establecidos.

Este mecanismo permitirá que participen más licitantes en los procedimientos de contratación, de esta forma al haber más transparencia y competencia el Estado podrá obtener mejores costos, logrando un ejercicio más eficiente de los recursos públicos.

De manera adicional, con el objeto de asegurar la legalidad de los procedimientos de contratación pública, se establecen nuevos tipos administrativos para sancionar a los licitantes, contratistas y servidores públicos que evadan el cumplimiento de la ley.

Medidas adicionales para brindar mayor certeza jurídica a los participantes, por ejemplo, en materia de investigaciones de mercado, se plantea que la Secretaría de la Función Pública, emita los lineamientos correspondientes, toda vez que hoy la ley vigente no define la metodología a seguir.

Igualmente, se precisan los requisitos que deberán observar los servidores públicos para la emisión del fallo que adjudique una obra.

La iniciativa de reforma también establece que los criterios de interpretación a esta ley, que realicen las secretarías de Economía, de la Función Pública y de Hacienda tengan efectos generales y sean debidamente publicados en CompraNet.

Peña Nieto destacó que esta iniciativa contempla dos importantes elementos en favor de la economía nacional. Por un lado, fomenta la formalidad, ya que las dependencias que hayan licitado obra pública deberán notificar al Seguro Social cualquier irregularidad en materia de seguridad social.

Y por otro, prevé que en igualdad de condiciones las dependencias y organismos públicos deberán optar por personas físicas y empresas mexicanas en la adjudicación de las obras.

“En síntesis, se trata de una iniciativa que agiliza la contratación y gestión de las obras públicas, que alienta una mayor competencia y transparencia, y brinda mayor certidumbre a todos los participantes del sector”.

Sostuvo que su gobierno está convencido que el desarrollo de grandes obras es la forma más tangible y concreta de transformar a México y que los grandes proyectos no sólo dinamizan la economía sino que durante su proceso de construcción también establecen bases para un mayor crecimiento de largo plazo.

Lo anterior, explicó, porque incrementa nuestra competitividad, fortalece las cadenas productivas, detonan el desarrollo regional y conectan de mejor manera a México con el mundo entero. Con esta visión, el gobierno de la República incrementa sustancialmente los recursos destinados a inversión física en el país.

En los primeros nueve meses de este año, se han destinado 638 mil millones de pesos a la inversión física; 132 mil millones de pesos más que en el mismo periodo de 2012, lo que significa en términos reales un incremento del 26 por ciento.

Un antes y un después para el sector

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Luis Fernando Zárate Rocha, señaló que la iniciativa de Reforma a la Ley de Obras Públicas y Servicios marcará un antes y un después en la manera en que se procesa y lleva a cabo la infraestructura en el país.

En el marco de la presentación de la Reforma de Ley de Obras públicas, en la Residencia Oficial de Los Pinos, dijo que las obras públicas son el instrumento con que el gobierno pone en práctica el mandato constitucional de hacer efectivo el derecho de la población a los servicios esenciales.

Asimismo, indicó, son un vehículos para extender las capacidades productivas y competitivas del país mediante la dotación de infraestructura básica a todas sus regiones.

Por ello, aseveró, es fundamental contar con un marco jurídico que permita planear, diseñar y ejecutar los proyectos con eficacia, certidumbre y buenos resultados.

Ante el presidente Enrique Peña Nieto mencionó que esta iniciativa se alinea a la nueva época de democracia responsable que distingue al México de hoy.

“Es una propuesta de ley moderna, dirigida a impulsar la transparencia y rendición de cuentas, al agilizar los tiempos entre la licitación, adjudicación y el inicio de la obra”, indicó.

Destacó que es una iniciativa que impulsa lo conceptos fundamentales de toda obra, tiempo, costo y calidad. “Nos compromete a dignificar las condiciones laborales y elevar la capacitación de todos y cada uno de nuestros trabajadores para dar a la industria un nuevo rostro de productividad, seguridad e higiene con responsabilidad social”.

El presidente de la CMIC detalló que esta ley compromete al sector a modernizar sus actividad, a fortalecer los proyectos constructivos, a la innovación y a la incorporación de tecnologías de punta.

Así como organizarse para buscar la especialización de las empresas pequeñas y medianas, a fin de que se integren a un mercado competitivo y participen de manera activa en el Programa Nacional de Infraestructura.

“Nos compromete a mirar más alto y más lejos para competir en el extranjero y reafirmar el prestigio que por muchos años han llevado al mundo los ingenieros y constructores mexicanos”, aseveró.

Por ello, a nombre de la CMIC y su cadena productiva expresó su beneplácito por esta iniciativa.

Zárate Rocha subrayó que el contar con una Ley de Obra Pública aprobada por el Congreso se sumará a la dinámica que se ha dado a la contratación mediante la política establecida de adelantar los procesos de licitación, una banca de desarrollo vigorosa y activa.

Relacionadas

Comentarios