HistoriasNegocios

Patentes automotrices, el otro negocio para el sector

Las figuras legales paralelas a las patentes se enfocan en la protección de productos que pertenecen a un nicho poco conocido.

28-10-2014, 1:28:46 PM
Patentes automotrices, el otro negocio para el sector
Fernando Becerril

Como bien sabemos, uno de los sectores más importantes en la economía mexicana es la industria automotriz, un mercado cuyo valor global de producción es de 1.5 billones de dólares anuales y que en nuestro país, en los últimos años, ha tenido un repunte sorprendente.

México es uno de los primeros 10 países productores de automóviles y el cuarto exportador en el mundo. Está considerado como uno de los que tienen más oportunidades de inversión en este sector por su privilegiada ubicación geográfica, mano de obra calificada y competitiva que se encuentra al menos al mismo nivel de países como India, China y Brasil; por sus alianzas comerciales con Canadá y EU y su infraestructura local.

Puedes leer: Retos del sector automotriz en México, según BBVA

En los últimos años, se han establecido un gran número de empresas relacionadas con la industria que proveen a las empresas armadoras establecidas en México y también a otras muchas alrededor del mundo. Este mercado va en constante aumento, ya que cada año crece 10% en promedio.

Esta impresionante dinámica del mercado está apuntalada por los activos intangibles que contribuyen, en gran parte, al flujo de comercialización de productos y servicios de esta industria.

Ejemplo claro son las marcas registradas que respaldan el prestigio de los productos que se fabrican y que son el motor de su comercialización. No en balde durante muchos años estuvieron dentro del ranking del top 10 de las marcas más valiosas a nivel mundial.

Te recomendamos leer: China, la sorpresa en la industria automotriz mexicana

Complejos desarrollos tecnológicos, como motores, suspensiones, sistemas de inyección electrónica, entre otros, están respaldados y protegidos a través de patentes.

¿Pero qué pasa con autopartes, como faros, volantes, asientos, tableros; en fin, las piezas “menos” tecnológicas que conforman el automóvil y que no pueden protegerse con una patente, porque si bien tienen aplicación industrial y son novedosos, los cambios o mejoras que se hacen en su diseño no se ajustan a los requerimientos del marco legal para protegerse mediante una patente? ¿Cómo cuidar estos diseños y conservar las ventajas competitivas de estos productos?

Es aquí en donde las figuras legales paralelas a las patentes, como son los modelos de utilidad y los diseños industriales, cobran relevancia, puesto que se enfocan en la protección de productos que pertenecen a un nicho poco conocido, de gran potencial y que también es producto de la investigación y el desarrollo.

Los modelos de utilidad que protegen invenciones menos ”técnicas”, así como los diseños industriales que protegen las formas de los objetos mediante dibujos industriales o modelos industriales, han visto incrementado su uso en los últimos años, no solo a nivel nacional.

Particularmente, la protección a través de diseños industriales ha crecido de manera substancial a nivel global. En este mundo, en donde la tecnología parece serlo todo, también el desarrollo de los detalles y lo ornamental tiene su nicho… ahí es donde las empresas, para obtener valor integral de sus innovaciones, tienen una herramienta para su protección.

Puedes leer también: Urgen expertos en sectores automotriz y aeroespacial

Si bien es cierto que la vigencia de los diseños industriales es menor a los 20 años de una patente, tienen la ventaja de que su concesión es mucho más acelerada y representan un ahorro del 30 al 50% respecto a los costos de tramitación de una patente.

Aprovechar estas alternativas de protección de Propiedad Industrial confiere al dueño de estos derechos la capacidad potencial para enfrentar este dinámico y competitivo mercado, además de que suponen una defensa contra la piratería.

EL COLUMNISTA es presidente de Becerril, Coca & Becerril, firma legal especializada en propiedad intelectual y transferencia de tecnología desde 1969. www.bcb.com.mx 

Relacionadas

Comentarios