ActualidadHistorias

Rajoy pide perdón a españoles por corrupción en el PP

El ex secretario general del PP y ex ministro de Interior, Ángel Acebes fue acusado de corrupción por pagos en una supuesta caja B del partido.

28-10-2014, 10:31:31 AM
Rajoy pide perdón a españoles por corrupción en el PP
Reuters

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, se disculpó el martes con los españoles por los reiterados casos de corrupción destapados en el país, algunos de los cuales afectan a la imagen del partido en el poder a apenas 13 meses de las elecciones generales previstas para finales de 2015.

Rajoy, que defendió la honradez de la mayoría de los cargos políticos, anunció que su Ejecutivo aprobará medidas para atajar un problema que ocupa titulares prácticamente a diario y que afecta a la mayoría de los partidos.

“Pido perdón en nombre del PP a todos los españoles por haber situado en puestos de los que no eran dignos a quienes en apariencia han abusado de ellos”, dijo Rajoy en una intervención en el Senado.

La disculpa del mandatario coincide con la comparecencia en la Audiencia Nacional del exsecretario general del PP y exministro de Interior, Ángel Acebes, por pagos con una supuesta caja B de la formación, y un día después de una macrooperación contra la corrupción a nivel municipal en la que han sido detenidos varios alcaldes del PP y el exvicepresidente de la Comunidad de Madrid Francisco Granados.

“Comparto su indignación y su hartazgo, estas conductas resultan particularmente hirientes cuando los españoles han tenido que afrontar tantos sacrificios y tantos esfuerzos para sacar a nuestro país de la crisis”, dijo Rajoy.

Rajoy recordó que su partido había impulsado medidas como la declaración de bienes y el endurecimiento de penas para atajar un problema que los españoles citan como su principal preocupación tras las estrecheces económicas y el desempleo.

“Vamos a seguir ampliando el abanico de medidas anticorrupción hasta lograr que cualquier cargo público de este país se lo piense antes de caer en la tentación de corromperse“, dijo el dirigente, afirmando que lo haría valiéndose de su mayoría absoluta en caso de no llegar a acuerdos con la oposición.

“No vamos a demorar ni un minuto más en la aprobación de este paquete”, añadió.

Solicitud de un pleno monográfico


La declaración de Rajoy llegó horas después de que el principal partido de la oposición, el Partido Socialista, planteara una batería de medidas contra la corrupción y un pleno monográfico sobre el tema.


La propuesta del PSOE incluye la comparecencia del presidente del Gobierno la semana próxima ante la Cámara Baja, algo en lo que están de acuerdo todos los partidos de la oposición.


“No se trata de hacer una causa general contra la política ni contra el PP, se trata de perseguir a los corruptos. Creemos que la inmensa mayoría de los militantes del PP son personas honestas. El problema con el PP está en que su cúpula está contaminada por la corrupción”, dijo el portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando, cuya formación también se ha visto salpicada por casos de este tipo.


Hernando dijo que su partido no iba a firmar un pacto contra la corrupción sobre el que las formaciones políticas han estado reuniéndose en las últimas semanas, optando en su lugar, entre otras cosas, por plantear la revisión de las penas para delitos de prevaricación, cohecho y tráfico de influencias.


“La apatía insoportable del presidente del Gobierno hace que sea imposible pactar nada con el Partido Popular”, dijo el diputado socialista.


No sería la primera vez que Rajoy compareciera en el Congreso por este tema, puesto que en agosto de 2013 dio explicaciones ante la cámara sobre el extesorero del PP Luis Bárcenas, actualmente en la cárcel por su implicación en una trama que pagaba presuntamente a políticos a cambio de adjudicaciones públicas.

En aquella ocasión, el presidente del Gobierno prometió una regeneración democrática con medidas contra la corrupción, un problema que ha afectado seriamente a la imagen de un partido que llegó al poder con mayoría absoluta en 2011.

El último de los casos se desveló esta semana con una macrorredada en varias provincias españolas que se ha saldado con 51 detenidos, seis de ellos alcaldes de localidades madrileñas – 4 del PP, uno del PSOE y uno independiente – que estarían implicados en una red que presuntamente pagaba comisiones a cambio de adjudicaciones en el sector de la construcción y la energía.

 

 

Relacionadas

Comentarios