ActualidadHistorias

Fed dará solo palabras de aliento ante baja inflación

Preocupada por la baja en las expectativas de inflación, la Fed reforzaría su postura de esperar más tiempo antes de volver a elevar sus tasas de interés.

27-10-2014, 1:47:23 PM
Fed dará solo palabras de aliento ante baja inflación
Reuters

La Reserva Federal de Estados Unidos posiblemente reforzará esta semana su disposición a esperar por un tiempo considerable antes de empezar a elevar sus tasas de interés, luego de un mes volátil en los mercados financieros que provocó una baja preocupante en las expectativas de inflación.

La reiteración de este discurso será más necesaria todavía, puesto que es casi seguro que el banco central estadounidense anuncie el fin de su enorme programa de estímulos cuando finalice su reunión de política monetaria el miércoles.

Ante la debilidad de la inflación estadounidense, la tambaleante economía de Europa y el ascenso del dólar, la gran pregunta es hasta qué punto los funcionarios de la Fed reconocen los riesgos de sus expectativas de que la recuperación de Estados Unidos continuará y les permitirá elevar las tasas cerca de mediados del año próximo.

“El tono general del comunicado debería percibirse más a favor de los estímulos, en momentos en que la Fed confronta el endurecimiento en las condiciones monetarias resultantes de un dólar más fuerte y una potencial caída por la desaceleración del crecimiento mundial y el impulso desinflacionario“, escribió el economista Millan Mulraine de TD Securities en una nota a clientes.

La Fed emitirá su comunicado de política monetaria el miércoles a las 14.00 hora local (1800 GMT). No actualizará sus proyecciones económicas ni para las tasas de interés, y tampoco se prevé que la presidenta de la entidad, Janet Yellen, converse con los medios, lo que dejará a los inversores escudriñando el texto en busca de pistas sobre el rumbo de la política.

Los siguientes son algunos de los puntos clave a observar:

El momento de endurecimiento de la política

Varias autoridades de la Fed desean mantener la promesa de que no subirán las tasas de interés hasta pasado “un tiempo considerable”, especialmente después de un periodo de volatilidad que sacudió a los mercados y afectó las mediciones de inflación.

Pero otros funcionarios, como el presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, quieren remover cualquier referencia a los tiempos y reforzar la idea de que cualquier cambio en la política monetaria dependerá de los datos económicos.

La Fed debe abordar el lenguaje de su comunicado en una dirección u otra para actualizar la referencia a las compras de activos. Aunque los inversores ahora esperan que las tasas de interés no sean elevadas hasta fines del próximo año, muchos funcionarios del banco central han dicho que todavía prevén un alza de tasas a mediados del 2015.

¿De qué otra manera puede cambiar el lenguaje del comunicado?

La tasa de desempleo en Estados Unidos ha caído a un 5,9 por ciento y se espera que el crecimiento económico llegue a un respetable 3 por ciento en el segundo semestre de este año y en el 2015, un sólido panorama doméstico que ha llevado la Fed a prepararse para el momento de endurecer su política monetaria.

Pero dado que Europa y Japón están cerca de caer en una recesión, el crecimiento de China se está ralentizando y el dólar se ha fortalecido, las autoridades económicas están ahora más preocupadas de que la inflación no llegue a converger hacia la meta del banco central de un 2 por ciento.

La Fed podría hacer referencia al riesgo de que la inflación pueda quedar por debajo del objetivo por más tiempo de lo que se pensó inicialmente.

En otra medida que podría ser interpretada como moderada, también podría destacar la amenaza que la desaceleración mundial representaría para el crecimiento estadounidense.

Por otro lado, el rápido declive de la tasa de desempleo plantea la interrogante de si la Fed suavizará su posición de que existe una subutilización “significativa” de los recursos laborales.

El fin de las compras de bonos

Pese a la sugerencia del presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, de que podría ser necesario seguir comprando bonos hasta fines del año, es muy posible que el banco central anuncie el fin de su tercera ronda del llamado alivio cuantitativo.

Sin embargo, el comunicado de política monetaria podría destacar la disposición de la Fed de reanudar su programa en caso de ser necesario. John Williams, jefe de la Fed de San Francisco, dijo a Reuters este mes que estaría abierto a otra ronda de compras de bonos si el panorama económico cambia “significativamente” y la inflación sigue estando muy baja.

¿Otro funcionario en desacuerdo?

Otro escenario es la probabilidad de que Loretta Mester, jefa de la Fed de Cleveland, esté en desacuerdo con el comunicado de política monetaria de la Fed.

La funcionaria, que votará por primera vez este año en el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC por sus siglas en inglés), ha respaldado a Yellen hasta ahora pero en sus discursos recientes ha instado a la Fed a cambiar su orientación sobre el momento en que subirá las tasas de interés para enfocarse más en las condiciones y menos en los plazos de tiempo.

El presidente de la Fed de Filadelfia, Charles Plosser, y el jefe de la Fed de Dallas, Richard Fisher, ambos funcionarios de línea dura, estuvieron en desacuerdo con la decisión de política emitida por la Reserva Federal en septiembre. Una tercera autoridad en desacuerdo sugeriría que el apoyo a Yellen está decayendo dentro del comité.

Relacionadas

Comentarios