HistoriasMicrositio

Rafa y vino: Del Posto en NY a las cavas de México

En busca de otros brunellos, este amante del buen vino te presenta sus recomendaciones para degustar una buena copa, charla y mejor ambiente.

24-10-2014, 2:15:51 PM
Rafa y vino: Del Posto en NY a las cavas de México
Rafael Abreu

A mediados de septiembre fui con familiares al restaurante Del Posto en Nueva York. Un lugar de comida italiana parte del buzz de la Gran Manzana y que ha sido reconocido con una estrella Michelin. Desde el clásico yellow cab ya iba pensando en el vinito. Tienen una lista excepcional de vinos, que se lee muy cool en el iPad. El ambiente y la comida del lugar muy merecedores de su fama.

Tomamos varias botellas de Brunello de Montalcino Canalicchio Di Sopra 2006 porque estaba fenomenal, invencible con la compañía. La noche riquísima, llena de recuerdos, cuentos y risas; tristemente terminó, pero ya la quiero repetir, como dice la canción ‘en la misma ciudad y con la misma gente’.

No he visto el Canalicchio en México, así que me vi obligado a buscar y probar otros brunellos. Fue duro, pero todo por los amigos. El Brunello di Montalcino Pian delle Vigne 2008 de la casa Antinori (WS 91, RP 88, CT 89.8) está igualmente increíble.

El brunello de Montalcino es un vino emblemático que siempre nos hará quedar bien. Está hecho exclusivamente de la uva sangiovese en viñedos alrededor del poblado de Montalcino, que está sobre una pequeña montaña al sur de Siena, en la Toscana. Tiene un aroma intenso y con buen cuerpo, le va maravillosamente bien a las carnes y a la caza. Si, como a mí, te toca degustarlo con la mejor compañía, el círculo se cierra.

Otro vino italiano muy rico es el Excelsus 2009 de Castello Banfi (WS 90 [2009], CT 89.5). Castello Banfi es un viñedo relativamente joven; aunque la familia comenzó distribuyendo vinos en 1919 están en la producción desde 1978.

Todos los vinos de Castello Banfi son sinónimo de calidad y modernidad; también hacen muy buen Brunello de Montalcino. El Excelsus está en la categoría de los Super Toscanos, es una mezcla 60% Merlot y 40% Cabernet Sauvignon. Es un vino con estructura y con mucho cuerpo, ideal para acompañarse con una tabla de quesos. No esperes a que llegue la oportunidad para probar cualquiera de los tres vinos, búscala e insiste.

En otra ocasión, degusté dos puros que fueron una grata sorpresa, el Arturo Fuente Grande Reserva, dominicano. Medio Suave, muy completo y con clase. Si te gustan los Arturo Fuente (considerados entre los mejores puros del mundo) este es un must. El otro habano que probé fue el Ashton San Cristobal Revelation, de Nicaragua. Medio Fuerte, es el más nuevo de la línea San Cristóbal y gran embajador de la calidad de los puros del país centroamericano. Si prefieres los puros con un poco más de ‘golpe’, sin llegar a ser muy fuerte, este es un magnífico ejemplar.

Fumé los dos el mismo día, en el Seasalt & Pepper en Miami, con amigos y algunos ‘traguitos’. Platicamos de todo, trabajo incluido. El ambiente más que pintado, especial para el plan.

Una comida larga en una terraza llena de gente linda, con sol desde temprano pero sin calor.

La música y el humo trajeron de la mano a la noche, acompañada con algo de lluvia. Lo que brillaba y picaba pasó a opaco y húmedo; nosotros no, nos fuimos, pero le seguimos.

Relacionadas

Comentarios