'; Alto Nivel
HistoriasManagement

Humor y diversión, claves de éxito de Richard Branson

Desde los 16 años rompe con los estereotipos del empresario millonario, es un ‘fuera de serie’. ¿Cómo lo logra? Así lo dijo durante su participación en Wobi.

24-10-2014, 7:54:53 AM
Humor y diversión, claves de éxito de Richard Branson
Tatiana Gutiérrez

Cuando era pequeño le dijeron: “En el 2021, o vas a estar en la cárcel o vas a ser un multimillonario”. Hoy, Richard Branson es el dueño y creador de la marca Virgin, con más de 360 empresas que conforman Virgin Group y con una fortuna valuada en 5 mil millones de dólares. ¿Cómo libró las expectativas caían sobre su cabeza? ¿Cuáles han sido las lecciones de vida que ofrece este magnate?

Durante su participación en el World Business Forum 2014, organizado por WOBI, Branson aseguró el éxito y la disrupción no dependen de seguir las líneas, sino de romperlas con ideas mejores.

“Cuando tenía 15 años, yo estaba en la preparatoria y la Guerra de Vietnam era el suceso que nos rompía la cabeza. Cuando decido hacer una revista que hablar abiertamente de lo que se pensaba sobre la guerra, la escuela me dijo que no podía escribir ese tipo de cosas, que decidiera entre uno y otro. Fue muy sencillo: dejé de estudiar a los 15 años y mi primera empresa la fundé a los 16”.

Imponiendo tendencia, la marca de Virgin

Romper estereotipos ha sido una constante en los empresarios ‘fuera de serie’ y para Branson no es la excepción, asegura que toda persona exitosa debe saber qué es lo que quiere en la vida y luchar por ello hasta alcanzarlo sin dejar que nada ni nadie se interponga.

“Mi educación resultó ser la escuela de la vida (…) aprender a sobrevivir”, Richard Branson.

Hoy, este personaje que está catalogado dentro de la lista Forbes de los hombres más ricos del mundo, impone tendencias. Una de ellas: su liderazgo.

“Lo primero que hay que preguntarse es: qué es una empresa. La empresa es un grupo de personas y lo que son esas personas. Todos deben estar contentos, y si están contentos, el líder es feliz también. Un líder ama a su gente, le importa su gente y crece para y por la gente”. 

Y esto no es de dientes para afuera. Hace unos meses la noticia dejó perplejo a uno que otro CEO: resolvió que el descanso y las vacaciones son primordiales para que un empleado sea feliz y  productivo. “El trabajo flexible ha revolucionado cómo, dónde y cuándo hacer nuestro trabajo. Así que de nueve a cinco ya no se aplica”, publicó Branson en el sitio web de la compañía. 

Otro tema polémico han sido las vacaciones, por lo que el multimillonario ha decidido poner en práctica con 500 empleados – Virgin Group está conformado por más de 5 mil empleados y tiene presencia en más de 50 paises- una nueva política empresarial donde ‘ellos’ pueden decidir cuántas vacaciones tomar y cuándo tomarlas. “Ha funcionado bastante bien, lejos de lo que se podría pensar – que pueden abusar- cuando confías en ellos, ellos responden. La única condición es tener el trabajo y los proyectos en tiempo y forma”.

La filosofía de Virgin Group

Las empresas Virgin siempre han apostado por uno de sus mejores activos: su gente. El empresario británico asegura que un líder debe aprender a conocer lo bueno y lo malo de cada uno de sus trabajadores y que el delegar es una forma de confiar y demostrarlo. “Desde los 21 años he aprendido delegar y desde los 21 no he tenido que ir a una junta de consejo”. 

Si bien muchas de las políticas de la empresa Virgin están fuera de los parámetros, Branson asegura que el humor es uno de los alicientes para sacar la creatividad y la innovación en cada uno de sus elementos. “Amo el día de los inocentes y amo hacer reír a la gente (…) cuando compites con alguien –sea una marca o un retador- la alegría y sacar una sonrisa es muy importante”. 

Uno de los grandes ejemplos ha sido su ardua competencia con British Airways, donde la publicidad que aplica la empresa Virgin Airlines no sólo saca una sonrisa del cliente y la competencia, sino que ha apostado por la sencillez y ha metido goles sin invertir tanto dinero.

“Una vez
pregunté que cómo competiría contra una de las aerolíneas más grandes
del mundo y me dijeron: haciendo locuras. Desde ese momento no dejo de
correr, de saltar, de disfrazarme o de imponer cosas nuevas”, asegura el
empresario que se vistió y maquilló como azafata para brindarle un
mejor servicio a sus clientes.

Por último, el magnate dejó un mensaje para más de 2 mil 500 líderes que asistieron al World
Business Forum: luchar y seguir sus sueños: “Deben gastar la vida en
cosas que les interesa y no en el dinero. A la fregada y a darle, hay
que hacerlo”.

¿Cuáles son las lecciones que pondrías en práctica de este personaje? ¿Qué copiarías de este magnate y por qué?

Relacionadas

Comentarios