'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

¿Qué hace Panamá para atraer tanta inversión?

Ha sido el país con la economía de crecimiento más rápido de la región en los últimos 6 años. Tan solo el año pasado creció un 8,5%. ¿Qué hace para lograrlo?

21-10-2014, 8:48:47 AM
¿Qué hace Panamá para atraer tanta inversión?
Jesús Franco

Panamá se ha convertido en una especie de paraíso para las empresas trasnacionales. El último informe de la Cepal es contundente: de 2012 a 2013 creció en un 61% la Inversión Extranjera Directa (IED). Este es uno de los resultados de la gestión del hoy ex presidente panameño Ricardo Martineli. 

Lilia Landeta Piña, mexicana que trabaja para Procter and Gamble en el área de informática, dice que Panamá es un país que ha tenido un crecimiento acelerado durante los últimos cuatro años. Prácticamente la mayor parte de la gestión de Martineli. Ella ha sido testigo de la transformación de un país en una pequeña potencia centroamericana.

La razón de este crecimiento, afirma Landeta, son las oportunidades y facilidades a empresas extranjeras para que pudieran invertir en el país. No miente, tan solo en 2013, la inversión extranjera en Panamá fue de $4, 651 millones de dólares.

A diferencia de México, asegura, Panamá tiene un sistema democrático que ofrece tranquilidad: la inseguridad y la violencia se da en casos muy aislados. “También, el Gobierno de Panamá se ha preocupado por tener cierto tipo de consideraciones para que empresas multinacionales puedan asentar su headquarters aquí. El mejor ejemplo es la empresa donde trabajo y también está Adidas”.

Establecido en sus leyes, el Gobierno de Panamá ha creado un régimen especial para el establecimiento y operación de Sedes de Empresas Multinacionales. Gracias a esta ley, también han llegado empresas como LG, Unilever, Heineken, Caterpillar, Peugeot, Maersk, Otis, AES, Hyundai, Sony, General Electric y Philips, entre otras.

En entrevista con AltoNivel.com.mx, Willy Zapata, Jefe de la Unidad de Desarrollo Económico de la Sede Subregional en México de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, explica que de los países centroamericanos, Costa Rica y Panamá son los únicos que a mediados de 2011 habían ajustado su régimen de apoyos e incentivos para cumplir con las normas del Acuerdo sobre Subvenciones y Medidas Compensatorias de la Organización Mundial del Comercio.

Esto se hizo mediante la ley 8794 de 2010, que reformó la ley 7210 del régimen de Zona Franca (ZF) del 23 de noviembre de 1990, en el caso del primero, y la ley 32 de 2011, en el segundo, en donde se establece un régimen especial, integral y simplificado para establecer y operar las ZF, entre otras disposiciones.

Gracias al cambio de Ley de ZF, que es el territorio de un país donde se goza de algunos beneficios tributarios, a partir del 5 de abril de 2011, se excluye del pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) a ciertos sectores a los que se quiere incentivar. Se trata de las empresas de servicios, servicios logísticos, alta tecnología, centros de investigación científica, centros de educación superior, empresas de servicios generales, centros de servicios de salud y empresas de servicios ambientales. Sin duda, un cambio que incentivó e invitó a las empresas a ir a Panamá.

Zapata hace énfasis que en esta ley panameña no se hace distinción fiscal por la ubicación en zonas de menor desarrollo relativo en el país. Además de los incentivos previstos en la ley de ZF, en diciembre de 2009 Panamá creó la ley 82 para incentivar las exportaciones agrícolas no tradicionales. Un atractivo más para las empresas que busquen invertir y prosperar en Panamá.

Los cambios fiscales, enmarcados en las leyes panameñas han logrado que este país sea visto como un terreno fértil para invertir. Pero más allá de eso, los inversionistas tienen la certeza de que el Gobierno está trabajando para apoyarlos a que sus empresas vayan de la mano con el crecimiento del país.

En dicha ley, Zapata recuerda que se crea el programa de fomento a las exportaciones agropecuarias, se excluye expresamente a las empresas ubicadas en las ZF, zonas especiales o zonas libres, y subvenciona los costos de comercialización por concepto de empaque, embalaje, transporte y flete interno mediante la emisión de Certificados de Fomento a las Exportaciones (CeFA).

Los CeFA se emiten por un monto correspondiente a una porción del promedio estimado de los costos por producto exportado. Si bien los CeFA son títulos nominativos y transferibles (en caso de cesión o enajenación sería objeto de cobro del ISR por 5% del valor del mismo), éstos servirán únicamente para pagar cualquier impuesto nacional.

¿Hay indicios que el crecimiento de Panamá sea una burbuja que pueda reventar en cualquier momento? Su respuesta es tajante: No. La razón, según Zapata, es que este crecimiento está relacionado con los grandes proyectos de infraestructura como la ampliación del canal, la construcción del metro y la ampliación de la red de carreteras. 

Estos proyectos, asegura, permitirán una mayor producción en el futuro. También, dice que la ampliación del canal y la red de carreteras generan otro tipo de oportunidades de inversión en Panamá.

¿Y México?

Actualmente, nuestro país se ubica como el 2º mayor receptor de Inversión Extranjera Directa en la región. Sin embargo, gran parte de esta se debió a la compra de las fábricas de cerveza por parte de Heineken.

Pero el verdadero indicador que deberíamos tomar en cuenta es el que mide cuánto se desembolsa en construcción y adquisición de maquinaria que reproduce capital, es decir, que genera empleos e infraestructura. México, según los últimos datos del Banco Mundial tiene un 21%, mientras que Panamá un 28%. Es claro: Panamá ha sido el país con la economía de crecimiento más rápido de la región en los últimos 6 años. Tan solo el año pasado creció un 8,5%.

La Cepal dice que ellos no dan recomendaciones a los demás países. Sin embargo, si volteamos a ver los datos que han hecho de Panamá una de las regiones más prósperas en América Latina podemos encontrar dos factores detonantes. El primero, los beneficios fiscales de invertir en ese país; el segundo, el apoyo del gobierno para crear todo un escenario económico y político que brinde certeza a los inversionistas.

En la experiencia de Lilia Landeta, Panamá es un país que ha crecido de forma acelerada durante los últimos cuatro años, gracias a que el gobierno dio muchas oportunidades y facilidades a empresas extranjeras para hacer inversiones en el país. Una de las razones por las que ella está trabajando allá. Para ella, Panamá es un país de extranjeros, lo que ha ocasionado que el costo de vida haya incrementado exponencialmente.

Y aunque la capital, en donde ella vive, es una ciudad grande, esta no tiene los problemas de tráfico o inseguridad de grandes urbes como Nueva York o la Ciudad de México. Cuenta que cuando sale a la calle el desarrollo es visible: hay un gran desarrollo inmobiliario, aunque con una gran ventaja: es accesible.

Desafortunadamente, a pesar de las reformas económicas que han puesto a México en la mira de los inversionistas, el clima de inseguridad han comenzado a generar dudas sobre la certidumbre del país como un verdadero semillero de inversionistas.

Relacionadas

Comentarios