md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 00:00 24/04/2014
Síguenos:

México, sociedad consumista

¿Somos una sociedad consumista? ¿Qué caracteriza una sociedad de ese tipo? Saldaña lo responde en una publicación sobre el consumo mexicano.

consumidor_marketing

En una sociedad de consumo las personas compran muchas veces por aparentar, más que por real necesidad.

POR: Altonivel

El libro “México: ¿Sociedad de consumo?” de la maestra en Administración de Empresas del Tecnológico de Monterrey, Dulce Eloisa Saldaña, pone en el tapete un interesante tema para los mercadólogos del país.

La autora entiende a México como una sociedad de consumo y cuestiona qué consecuencias tiene el serlo para los hogares y la sociedad en general, entre otras cosas.

Para comenzar, aclara que una sociedad de consumo es propia de un país avanzado, donde la industrialización, el crecimiento de las ciudades y la especialización del trabajo generan cambios culturales, sociales y políticos.

En una sociedad de consumo las personas pueden cubrir sus necesidades básicas, por lo tanto, van más allá y comienzan a comprar bienes y servicios que antes sólo podían comprar personas de mucho dinero. Estos bienes, llamados “duraderos”, van desde la lavadora y el automóvil hasta los gastos de un buen seguro médico.

¿Dónde está lo negativo? Que este consumo se distorsiona y las personas no compran lo que necesitan, sino lo que desean. Se consume por aparentar y por tener.

Aquí radica una de las grandes desventajas de este tipo de sociedades, pues muchas veces el arribismo hace olvidar las necesidades reales de un país y caer en la imitación de modelos de vida de grandes potencias.

Hecho ampliamente aprovechado por el marketing, sector que impulsa el consumo, muchas veces con consecuencias severas en la psiquis de las personas y, ahora último, en el medio ambiente.

Lo bueno del consumismo
Pero entonces, ¿dónde está lo positivo del consumismo? Eloisa Saldaña aclara que una sociedad de consumo representa mejores oportunidades de trabajo, además de mejorar la oferta de bienes y servicios que favorezcan la calidad de vida de las personas.

Para la autora del libro, la clave está en una palabra: “responsabilidad”. Comprar responsablemente, lo que realmente se podrá pagar.

En México
Es notorio que en nuestro país las familias han disminuido el presupuesto para pagos básicos y aumentado el destinado a esparcimiento.

Sucede que el porcentaje que una familia destina a cubrir necesidades básicas se reduce a medida que los ingresos aumentan, por lo tanto, los hogares tienen más oportunidad de destinar un porcentaje mayor de sus ingresos a bienes denominados "de lujo".

Esto significa que, con respecto a la estructura del gasto de los hogares, México empieza a parecerse a los países desarrollados.

Paralelamente, la protección al consumidor comienza a tomar más fuerza. Se conocen mejor sus derechos y se defienden sus intereses.

La misión del marketing
Como vemos, el marketing encuentra en México un amplio y variado mercado con ansias de comprar.

Las estrategias pueden ser muchas; sin embargo, el llamado es a la transparencia, a la segmentación correcta, al precio justo y a la claridad en la información.

Aún más sin consideramos que el país recién se recupera de una dura crisis donde el índice de desempleo creció a 5.5% y la confianza del consumidor continúa duramente resentida.
 

www.altonivel.com.mx

comentarios
Recomendaciones