C4040-109 MAYA11_A 350-030 ST0-151 C2020-622 9A0-702 000-M229 70-682 C2090-919 70-445 P2070-093 A2070-580 090-160 ISFS 642-263 GD0-100 646-102 310-083 EE0-071 LOT-988 1Z1-272 HP0-J47 A2010-654 70-340 70-649 000-633 000-M248 070-687 1Z0-525 MB6-826 156-310 070-599 070-336 3M0-701 1Y0-A08 MB6-822 C2180-605 HP2-E15 A01-250 000-N32 000-799 HP2-E56 EX0-104 MB2-498 SCP-500 642-352 C2170-008 1Z0-456 FD0-330 LOT-928 00M-638 JN0-532 LOT-951 MOS-E2K HP0-E01 E20-455 050-728 4A0-105 A00-260 A00-270 BH0-001 HP0-240 000-N05 HP2-E28 50-696 200-046 050-696 HP0-876 000-885 000-N31 México, sociedad consumista | Alto Nivel
md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 08:00 31/08/2015
Síguenos:
button_facebook_follow button_twitter_follow button_google_follow linkedin_button addthis_button_rss addthis_flipboard

México, sociedad consumista

¿Somos una sociedad consumista? ¿Qué caracteriza una sociedad de ese tipo? Saldaña lo responde en una publicación sobre el consumo mexicano.

consumidor_marketing

En una sociedad de consumo las personas compran muchas veces por aparentar, más que por real necesidad.

POR: Altonivel

El libro “México: ¿Sociedad de consumo?” de la maestra en Administración de Empresas del Tecnológico de Monterrey, Dulce Eloisa Saldaña, pone en el tapete un interesante tema para los mercadólogos del país.

La autora entiende a México como una sociedad de consumo y cuestiona qué consecuencias tiene el serlo para los hogares y la sociedad en general, entre otras cosas.

Para comenzar, aclara que una sociedad de consumo es propia de un país avanzado, donde la industrialización, el crecimiento de las ciudades y la especialización del trabajo generan cambios culturales, sociales y políticos.

En una sociedad de consumo las personas pueden cubrir sus necesidades básicas, por lo tanto, van más allá y comienzan a comprar bienes y servicios que antes sólo podían comprar personas de mucho dinero. Estos bienes, llamados “duraderos”, van desde la lavadora y el automóvil hasta los gastos de un buen seguro médico.

¿Dónde está lo negativo? Que este consumo se distorsiona y las personas no compran lo que necesitan, sino lo que desean. Se consume por aparentar y por tener.

Aquí radica una de las grandes desventajas de este tipo de sociedades, pues muchas veces el arribismo hace olvidar las necesidades reales de un país y caer en la imitación de modelos de vida de grandes potencias.

Hecho ampliamente aprovechado por el marketing, sector que impulsa el consumo, muchas veces con consecuencias severas en la psiquis de las personas y, ahora último, en el medio ambiente.

Lo bueno del consumismo
Pero entonces, ¿dónde está lo positivo del consumismo? Eloisa Saldaña aclara que una sociedad de consumo representa mejores oportunidades de trabajo, además de mejorar la oferta de bienes y servicios que favorezcan la calidad de vida de las personas.

Para la autora del libro, la clave está en una palabra: “responsabilidad”. Comprar responsablemente, lo que realmente se podrá pagar.

En México
Es notorio que en nuestro país las familias han disminuido el presupuesto para pagos básicos y aumentado el destinado a esparcimiento.

Sucede que el porcentaje que una familia destina a cubrir necesidades básicas se reduce a medida que los ingresos aumentan, por lo tanto, los hogares tienen más oportunidad de destinar un porcentaje mayor de sus ingresos a bienes denominados "de lujo".

Esto significa que, con respecto a la estructura del gasto de los hogares, México empieza a parecerse a los países desarrollados.

Paralelamente, la protección al consumidor comienza a tomar más fuerza. Se conocen mejor sus derechos y se defienden sus intereses.

La misión del marketing
Como vemos, el marketing encuentra en México un amplio y variado mercado con ansias de comprar.

Las estrategias pueden ser muchas; sin embargo, el llamado es a la transparencia, a la segmentación correcta, al precio justo y a la claridad en la información.

Aún más sin consideramos que el país recién se recupera de una dura crisis donde el índice de desempleo creció a 5.5% y la confianza del consumidor continúa duramente resentida.
 

www.altonivel.com.mx

comentarios