'; Alto Nivel
Estilo de VidaHistorias

Claves para líderes que cambian desayuno por juntas

Dos de cada diez mexicanos se olvidan de la comida más importante del día y como consecuencia sufren problemas de concentración, baja energía y mal humor.

10-10-2014, 12:08:31 PM
Claves para líderes que cambian desayuno por juntas
Tatiana Gutiérrez

No es cosa de nutriólogos y doctores, el desayuno es la comida más importante del día para nuestro cuerpo. Sin embargo, muchos ejecutivos y directivos creen que prescindir de ello es mejor que perderse la junta matutina. ¿Sabes cuáles pueden ser las consecuencias?

Estudios y especialistas aseguran que al despertar -después de ocho horas de profundo sueño- tu cuerpo ha dejado de ingerir nutrientes por un periodo prolongado de tiempo, lo que ocasiona una baja de azúcar en la sangre, dando como resultado baja energía, problemas de concentración y mal humor

Te recomendados leer “Ocho atajos para mejorar tu salud”

Pero esto no es todo, un estudio realizado por Kellogg’s indicó que dos de cada 10 mexicanos no desayunan, sufriendo graves consecuencias que aumentan junto con la edad. ¿Quieres saber cuáles son?

Bajo rendimiento: Deja de verlo como algo trillado, el desayuno es como el primer combustible del día, si no lo ingieres, tu rendimiento como profesionista, ejecutivo o directivo ser verá afectado. De acuerdo con Kellogg’s, el desayuno debe contener varios nutrientes: Vitamina A, C, E; Piridoxina (B6), Tiamina (B1) y Riboflavina (B2), Niacina, Ácido Fólico y otros minerales.

Estos componentes ayudan a aumentar la concentración y evitan el bajo rendimiento, la somnolencia, distracción y la poca concentración. Los expertos aseguran que una buena porción de desayuno debe contener entre 250 y 400 calorías, lo que representa entre el 20 y 25% del consumo promedio diario. 

Cansancio: El dejar de desayunar te hace sentir débil y sin ganas de continuar. Expertos aseguran que afecta el sistema inmunológico, haciéndote más propenso a enfermedades o padecimientos. 

Irritabilidad. No es específico del desayuno, si dejas a un lado cualquiera de tus comidas, seguro estarás de mal humor e irritabilidad. 

Aumento de peso. Para aquellos que pensaban que no comer te puede ayudar a bajar de peso, están muy equivocados. Tomar desayunos balanceados y altos en fibra te ayudan a mejorar y a regularizar tu digestión, absorbiendo los nutrientes necesarios para mantener un peso saludable.

De esta manera, desayunar diariamente te ayuda a mejorar tu estado nutritivo, a aumentar tu energía y concentración, controlar tu peso y aumentar tu rendimiento en la oficina. 

¿Qué comer?

Muchos piensan que es mejor ingerir ‘cualquier cosa’ que no comer, sin embargo, muchas veces esto no es así –sobre todo cuando el desayuno es alto en carbohidratos-. De acuerdo con La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, esto es lo que se debe consumir para mantener una alimentación balanceada y saludable:

También puedes leer “¿Cuáles son las colaciones preferidas de los mexicanos?”

1. Carbohidratos complejos 

Un desayuno nutritivo debe incluir todos los grupos alimenticios y como en todas nuestras comidas la mayoría de las calorías deben provenir de los carbohidratos complejos. Los carbohidratos complejos incluyen: pan integral, cereal entero, frutas y granos.

2. Proteínas

Además se debe incluir proteína. En este grupo están los huevos, la leche, queso, las carnes y derivados de la soya. Hay que tener cuidado si se desea perder peso de no consumir mucha grasa en este grupo, para esto podemos seleccionar las opciones sin grasa o bajas en grasa de la leche, los quesos y las carnes. La proteína es muy importante porque nos da la sensación de estar satisfechos por varias horas.

3. Derivados cárnicos

Jamón cocido o serrano, fiambres poco grasos (de pollo o pavo) y embutidos, contienen proteínas que reconstrucción tejidos y células y cantidades variables de grasa con función energética.

4. Cereales

Proporcionan hidratos de carbono que aportan energía, vitaminas y minerales. Los cereales integrales aportan además fibra.

5. Lácteos

Leche, yogur o queso por su contenido en proteínas y calcio, vitamina A, D y vitaminas del grupo B. Contienen proteínas de calidad, calcio, vitaminas A y D y vitaminas del grupo B (principalmente riboflavina o B2).

6. Farináceos

Principalmente alimentos como el pan, cereales, tostadas y galletas que proporcionan hidratos de carbono de absorción lenta dándole energía, vitaminas y minerales.

7. Frutas

Contienen hidratos de carbono de absorción rápida, agua, vitaminas, minerales y fibra.

Para preparar en casa


A continuación te presentamos algunas alternativas fáciles para antes de salir de casa:

Desayuno 1

Puedes ingerir un poco de fruta, ya sea en rebanadas o entera, sin embargo, la recomendación de los nutriólogos es que tengas un balance con el azúcar, por ello es importante que la fruta la comas con queso cottage o queso panela. 

Hidratos de carbono. Consúmelos en forma del cereal convencional, agrega leche si deseas. También puedes ingerir una rebanada de pan integral tostado con mantequilla ligera. 

Desayuno 2

Huevos revueltos, de aquí obtendrás proteínas. Acompáñalos de una pequeña cantidad de jugo natural. La ingesta recomendable de huevos a la semana es de cuatro. 

Desayuno 3

Para comenzar, el café es una gran opción ( puede ser con leche o solo). Puedes acompañarlo con fruta de temporada y un pan tostado. Recuerda que la fruta debe ser en una porción adecuada, no abuses. 

Desayuno 4

Empieza con un vaso pequeño de jugo. Para combinar puedes comer dos quesadillas – de preferencia hechas de quesos blancos: queso Oaxaca, panela, canasto, etc. -. ¡Ojo! Las quesadillas tienen que ser de maíz, no de harina. Y puedes rematar con una porción de fruta. 

¿Tienes algunos otros consejos para el desayuno? ¿Qué haces para desayunar sanamente?

Relacionadas

Comentarios