ActualidadHistorias

Rousseff y Neves empatan en carrera presidencial

El candidato opositor favorable a los negocios ha ganado respaldo y compite voto a voto con la presidenta izquierdista antes de la 2da. vuelta de la elección.

10-10-2014, 9:36:36 AM
Rousseff y Neves empatan en carrera presidencial
Reuters

El candidato opositor favorable a los negocios Aécio Neves ha ganado respaldo y compite voto a voto con la presidenta izquierdista Dilma Rousseff antes de la segunda vuelta de la elección presidencial del 26 de octubre, mostraron el jueves dos nuevos sondeos.

Lo reñido de la carrera explica por qué Neves está buscando activamente el respaldo de la popular ambientalista Marina Silva, quien terminó en tercer lugar en la primera vuelta de la elección el domingo con 22 millones de votos.

Neves tiene un 46 por ciento de respaldo frente l00 por ciento de Rousseff, mostraron lo sondeos de las firmas Datafolha e Ibope. Excluyendo a los votantes indecisos, los sufragios blancos y nulos, Neves tiene un 51 por ciento de apoyo frente a un 49 por ciento de Rousseff.

La brecha entre ellos es estadísticamente insignificante porque está dentro del margen de error de ambas encuestas, lo que significa que la carrera está demasiado reñida como para elegir un ganador en este momento.

Los sondeos fueron los primeros de las dos principales firmas de encuestas de Brasil desde la primera ronda del domingo, en la que Rousseff consiguió un 41,6 por ciento de los votos y Neves un 33,6 por ciento, una diferencia de 8 millones de votos.

Neves, un senador de centro que es el favorito de los inversores, aparecía por debajo de Silva en todos los sondeos durante la mayor parte de la campaña, pero remontó al final para asegurarse un lugar en el balotaje.

Los mercados financieros de Brasil subieron a inicios de la semana debido a alto respaldo que consiguió Neves, esperando que su impulso hacia la segunda vuelta le de una sólida ventaja sobre Rousseff.

Para derrotar a Rousseff y poner fin a los 12 años de gobierno del Partido de los Trabajadores (PT), Neves debe intentar seducir a los partidarios de Silva y de otros candidatos opositores de la primera ronda. 

El Partido Socialista Brasileño, que presentó a Marina Silva como candidata en la primera vuelta, dio su apoyó a Neves el miércoles, pero ella quiere ver que el político de centro adopte formalmente algunos puntos clave de su plataforma de campaña antes de ofrecer su respaldo personal.

Un asesor de Silva, Pedro Ivo, dijo que ella busca compromisos “progresivos” para defender los derechos de los indígenas brasileños y los campesinos sin tierra, temas que no son parte de la plataforma de Neves. Ella también quiere que Neves se comprometa con un “desarrollo sustentable”, un concepto clave de su campaña.

Silva también resultó en tercer lugar en la anterior elección presidencial, cuando postuló por el Partido Verde. En la segunda vuelta del 2010, ella se mantuvo neutral y no respaldó a ningún candidato.

En esta ocasión, sin embargo, Silva parece inclinada a apoyar a Neves, luego de la dura campaña en la que el bando de Rousseff lanzó una serie de avisos negativos en la que la retrataban como alguien que cambiaba de opinión y era controlada por la avara elite financiera.

Comienza campaña en televisión

Analistas esperan que Neves tenga un buen desempeño en la primera semana de la campaña para el balotaje, gracias a una favorable cobertura de los medios a su sólido desempeño en la primera vuelta. Pero también advirtieron que Rousseff tiene mucho tiempo para recuperar el liderazgo.

“Es más un tema de cuándo, no de si ocurrirá, comenzará a perder fuerza la ola de Neves”, dijo la consultora de riesgo político Eurasia en una nota a clientes.

El jueves fue el primer día de la campaña por televisión después de la votación del domingo, y Rousseff comenzó con todo. Ella advirtió a los brasileños que lo que está en juego en las elecciones es un modelo de desarrollo que ha sacado a muchos de la pobreza en Brasil durante el tiempo que el Partido de los Trabajadores ha estado en el poder. 

“El representa a un modelo que quebró al país tres veces, que acobardó a Brasil frente al Fondo Monetario Internacional, que privatizó las compañías estatales por nada, provocó desempleo generalizado, reducciones salariales y recesión”, declaró.

Neves, un ex gobernador estatal cuyo partido gobernó Brasil desde 1995 al 2002, apuntó a los votos del domingo como una señal de que la mayoría de los brasileños quiere un cambio de Gobierno y prometió restaurar el crecimiento de la estancada economía y entregar mejores empleos y salarios.

El llamó a los votantes desencantados con el sistema político imperante en Brasil que no votaron el domingo y les pidió que acudieran a apoyarlo. “Brasil necesita un gobierno que funcione”, sostuvo.

Rousseff tiene una fuerte base de apoyo entre las clases bajas de Brasil, pero también enfrenta un fuerte deseo de cambio en un país donde muchos brasileños ven a sus políticos como corruptos e interesados.

En su campaña en televisión, Rousseff prometió perseguir “con mucha dureza” a la corrupción.

Pero un escándalo de corrupción que involucra a la petrolera estatal Petrobras y a tres partidos políticos de la coalición gobernante amenaza con perseguirla por el resto de la campaña, después de que el testimonio de un ex ejecutivo de Petrobras fue filtrado el jueves.

En un acuerdo de declaración de culpabilidad que fue transmitido al aire por la televisión brasileña, Paulo Roberto Costa, es jefe de la unidad de refinación y suministros de Petrobras, dijo que el Partido de los Trabajadores de Rousseff y dos partidos aliados compartieron los ingresos de sobornos por un 3 por ciento por obras de construcción, astilleros navales y otros.

Relacionadas

Comentarios