'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Lego rompe con Shell por presión de Greenpeace

Luego de que la ONG emprendiera la campaña ‘Lego sin Shell’, la juguetera anunció que no renovará su convenio comercial con la petrolera.

09-10-2014, 2:13:33 PM
Lego rompe con Shell por presión de Greenpeace
Altonivel, con información de agencias

El fabricante de juguetes Lego anunció que no renovará el acuerdo que
tiene con la multinacional Shell, luego de que las organización no
gubernamental Greenpeace arremetiera contra la firma de energía por sus planes
para la explotación de petróleo en el Ártico.

La ONG apuntó en su campaña directamente a Lego y le solicitó
públicamente que rompiera su relación con Shell, ya que atenta contra el medio
ambiente
y “contamina” la imaginación de los niños, tal y como se
muestra en este video colgado en la cuenta de Greenpeace en Youtube y que
registra cerca de 6 millones de reproducciones:

Para el video “No todo es increíble”, se utilizaron 120 kilos
de juguetes de Lego.

Jürgen Vig Knudstorp, CEO de Lego Group, dijo a través de un comunicado
que “los niños son nuestra mayor preocupación y el foco central de nuestra
empresa. Estamos decididos a dejar un impacto positivo en la sociedad y en el
planeta que los niños van a heredar”.

Destacó también que el convenio con Shell, instaurado hace más de 50
años, era una de las “muchas maneras de llevar los ladrillos Lego en manos de
más niños y cumplir con nuestra promesa de juego creativo”.

También señaló que la campaña de Greenpeace usa a Lego para apuntar
contra Shell, por lo que reiteró su exhorto a la ONG para que entable una
conversación directa con la energética, ya que no está de acuerdo en que esta
situación podría devenir en un malentendido “entre las partes interesadas
acerca de la manera en que operamos”.

En primera instancia, la juguetera se resisitó a las presiones de
Greenpeace, al considerar que las protestas debían dirigirse a Shell. 

Por último, dijo que si bien no se renovará el acuerdo comercial -que
consistía en crear juguetes que eran ofrecidos en los centros de servicios de
la compañía de petróleo en 26 países y que generaban ventas por unos 109 millones de dólares-, precisó que concluirá y respetará el acuerdo firmado en
2011, aunque sin precisar la fecha en que finalizará.

Greenpeace satisfecho

Por su parte, la ONG mostró su beneplácito por esta decision e Ian Duff,
coordinador de la campaña “Lego sin Shell”, expresó en otro comunicado que esto
“es un gran revés para Shell, que necesita establecer alianzas con empresas
como Lego para ganar respeto y lavar su imagen luego de los vergonzosos
incidentes que viene sufriendo en su intento por perforar el Ártico”.

“La ruptura de su acuerdo con Lego, después de mantener un vínculo
de 50 años, es una prueba más de que su estrategia no está funcionando”,
destacó.

También reiteró sus señalamientos en contra de Shell, ya que el Ártico y
las especies que viven en él, como osos polares o narvales, “hoy corren
más peligro que nunca”, debido a que el hielo ártico se está derritiendo a
un ritmo sin precedentes, “pero en lugar de ver los riesgos que esto
implica, compañías petroleras como Shell lo están rondando como buitres”.

Ahora el objetivo ahora de Greenpeace es que la respuesta de Lego
repercuta en otras organizaciones que tienen acuerdos con Shell, como el Museo
de la Ciencia de Londres, donde la petrolera patrocina una exposición sobre el
cambio climático.

Relacionadas

Comentarios