HistoriasNegocios

ABC para hacer aportaciones voluntarias a tu Afore

Cuatro de cada diez mexicanos invierte en su Afore pero en promedio, cada uno usa entre 5 y 7% de su salario en gastos 'hormiga'. ¿Qué quieres para tu vejez?

09-10-2014, 1:30:53 PM
ABC para hacer aportaciones voluntarias a tu Afore
Javier Rodríguez Labastida

Piénsalo dos veces… o tres. Ese café vespertino, la botella
de agua y el paquete de golosinas que compras todos los días, puede convertirse
en un gasto millonario que bien puede ser una inversión a largo plazo para cuando llegue tu retiro. ¿Alguna vez te has preguntado cuánto inviertes en esos ‘gustitos’ que conocemos como gastos ‘hormiga’ contra lo que estás ahorrando para tu vejez?

Te recomendamos leer: Claves efectivas para fumigar los gastos hormiga

Haz cuentas, un reciente
estudio de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) revela que una
persona termina por erogar $333 pesos semanales en gastos hormiga, $1,333 pesos
mensuales y $15,984 cada año. ¿Cuánto ahorras?

Si la respuesta fue: si me doy gusto pero NO AHORRO ni para un fondo de contingencia y mucho menos para tener una vejez digna, entonces esto te interesa. A partir de esta semana podrás realizar aportaciones
voluntarias en las tiendas de conveniencia 7-Eleven
, como medida para acercar e impulsar la cultura del ahorro entre los mexicanos.

Desde el lunes 6 de octubre, cuando
llegues a una caja de estas sucursales, con solo tu CURP podrás hacer una
inversión desde 50 pesos que irán enteros a tu cuenta para el retiro. Si no conoces tu Clave Única de Registro de Población, puedes sacarla de aquí.

¿Sabías que seis de cada diez mexicanos no ahorra en una afore?, Consar.

Según datos de la consultora Resuelve tu Futuro,
especializada en el diseño de planes de ahorro, entre un 20 y 30% de la
población tiene la cultura y la necesidad de ahorro
, sin embargo, estos datos
están enfocados en aquellas personas que igual ahorran en su casa, en el banco
o en una cuenta especial.

Pero cuando hablamos de invertir en las Afores, el problema del ahorro se agrava. La gente no sólo desconoce los planes de inversión que existen para proteger su futuro, también hay temor de perder el dinero si hacen aportaciones para su
retiro a las Administradoras de Fondos para el Retiro. Entonces, ¿a dónde va el ahorro? Pues al que consideran el lugar “más seguro”: su casa, aunque no sea lo mejor cuando de mediano y largo plazo hablamos.

Para muestra un botón: las últimas estadísticas de la Comisión Nacional del Sistema
de Ahorro para el Retiro (Consar) señalan que las aportaciones voluntarias
representan el 1% del dinero administrado por las Afores
. Los recursos del
Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) actualmente ascienden a 2.3 billones de
pesos, de los cuales alrededor de 23 mil millones corresponden a aportaciones
voluntarias.

Es cierto que se aplica un descuento del 6.5% del
salario del trabajador que va a su fondo de ahorro para el retiro, pero está claro que los montos finales prevén una pensión poco digna, pues al momento de su retiro, a los 65 años, la
pensión que cada persona reciba equivaldrá a un 20% aproximado de su último sueldo. Haz el ejercicio: Al monto que ganas mensual, réstale el 20% y eso es lo que eventualmente recibirás.

Todos los mexicanos que coticen en el IMSS, ISSSTE o sean trabajadores independientes pueden tener una Cuenta Individual de ahorro para el retiro en una Afore.

Te recomendamos leer: Planes privados de pensión, complemento a tu retiro

La única forma de complementar este porcentaje es a través
del ahorro voluntario, y las aportaciones en 7-Eleven son una forma más cercana
al ciudadano para hacerlo, señala en entrevista Ramón Pando, director general
de Principal Afore.

Los números de tu futuro

Jaime Domínguez, director general de Resuelve tu futuro,
considera en entrevista con AltoNivel.com.mx que las aportaciones voluntarias a
través de tiendas de conveniencia son un buen contrapeso a los “gastos hormiga”. Por ejemplo: Si una persona empieza a ahorrar a partir de los 25 años esos 33 pesos diarios que gasta en un café americano, una botella de agua
y un paquete de golosinas, al mes tendrá un promedio de mil pesos. En un plazo de 40 años -al cumplir la edad de retiro de los 65 años- tendría un ahorro de 480,000, que en un plan de ahorro con intereses incluidos, superaría los 4
millones de pesos.

Si esos mismos 33 pesos se ahorran desde los 35 años serían
360,000 pesos, que en un plan de ahorro se convertirían en 1 millón 600,000
pesos
.

“Las aportaciones voluntarias son la clave para un retiro digno”, señala el director de Principal Afore.

La misma cantidad ahorrada voluntariamente a partir de los
45 años
son 240,000 pesos, que en un plan de ahorro serán 608,000 pesos y si
empiezan a los 55 años, los 120,000 pesos derivarán en un ahorro de 168,000
pesos
.

¿Crees que podrías invertir tus gastos hormiga en tu propia vejez? La realidad es que “las cantidades son sorprendentes y cuando le abres esta
puerta a la gente se lleva una grata sorpresa”, señala Domínguez. ¿Por qué no ser tú quien se lleve esa grata sorpresa? Si la pregunta es cómo hacerlo, los expertos te ofrecen…

Tres pasos para ahorrar

La consultora Resuelve tu Futuro recomienda poner a trabajar
tu dinero en vehículos de ahorro-inversión para tener un futuro digno asegurado
después de tu retiro:

Calcula cuánto puedes ahorrar: Destina el 10% de tu sueldo
mensual y etiqueta esos ahorros, definiendo qué porcentaje le dedicarás a cada
objetivo para evitar gastar tus ahorros en imprevistos. Asegúrate que uno de
estos objetivos sea tu retiro.

Haz crecer tu dinero: Para tener una mayor calidad de vida cuando
seas mayor a la que te ofrece tu Afore, contempla ahorros adicionales destinados a tu retiro y asegúrate que tu dinero
trabaje por ti a través de instrumentos de ahorro-inversión flexibles.

Renueva tu plan: Tu estilo de vida no será el mismo hoy que
en 10 años. Por esas razones, la consultora recomienda hacer un ajuste que se adapte
a tus nuevas necesidades cada tres o cinco años. Calcula aquí tu ahorro para el retiro.

“Disminuir el gasto hormiga va de la mano con las asesorías.
La gente se hace la cultura de hacer un presupuesto, de anotar y etiquetar sus
gastos”, asegura Domínguez, quien destaca que los mexicanos pierden entre 5 y
7% de su salario en gastos pequeños que muchas veces no recuerdan.

Dónde y cómo ahorrar tu dinero

Si ya te estás animando a invertir en tu Afore al mismo tiempo que compras un dulce, Ramón Pando sugiere dar el primer paso: saber cuál es tu Afore, contactarla, consultar tu saldo y ver las opciones de
Afores que existen para en su caso continuar con la misma o cambiar a una mejor
opción. Si no sabes cuál es tu afore, haz clic aquí.

Te recomendamos leer: ¿Cómo elegir tu primer Afore?

Para eso debes vigilar cómo crece tu contribución, cuál es
tu rendimiento y hacer proyecciones, como las hechas en párrafos anteriores, para
saber de qué tamaño debe ser tu aportación voluntaria para mejorar tu pensión. Compara aquí los rendimientos de las Afore.

Ramón Pando, director de Principal Afore, señala que hay
varias modalidades para hacer aportaciones voluntarias para el retiro.

Tienda de conveniencia: Ya lo sabes, en cualquier 7-Eleven desde 50 y hasta 8,000 pesos, durante las
24 horas, los 365 días del año. La aportación no tiene costo y solo necesitas
tu Clave Única de Registro Poblacional (CURP).

Consar informó que a finales de octubre se sumarán las
oficinas de Telecomunicaciones de México (Telecomm), y considera que en el
mediano plazo también se podrá realizar en las tiendas comerciales más grandes
del país.

A través de la Afore: Los ciudadanos pueden ir a su
administradora para domiciliar una aportación voluntaria en su tarjeta de
débito o crédito, de tal forma que se descuente regularmente una cantidad para
enviarla a la cuenta individual.

En el banco: Si solo quieres hacer contribuciones
voluntarias eventuales, también puedes acudir a una sucursal bancaria.

Pregunta en tu empresa: El director de Principal Afore
señala que muchas empresas reciben aportaciones voluntarias, por lo que te
recomienda acudir al área de Recursos Humanos y preguntar si cuentan con esa
facilidad.

Si la sola razón de ahorrar para tu futuro y tener una vida digna no es suficiente, recuerda que todas las aportaciones voluntarias son deducibles de impuestos y debes llevar registro de ellas.

Ya lo sabes, con estas facilidades ahorrar no puede ser un pretexto y ahora sí, cada vez que compres ese café, tu golosina favorita o una botella con agua, piensa que es dinero que bien puede ir a tu Afore o a un plan de ahorro para el retiro.

¿Estás listo para ahorrar para tu futuro?

Relacionadas

Comentarios