'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

México, el consentido de las armadoras de autos

La estabilidad económica, un ambiente propicio para la inversión y ubicación estratégica, son los principales factores que hacen atractivo al país.

08-10-2014, 9:23:00 AM
México, el consentido de las armadoras de autos
José Antonio Ramírez

La estabilidad económica, un ambiente
propicio para la inversión y ubicación estratégica, son los primeros factores
que hacen de México el consentido de las armadoras
de autos
ligeros. Suman, además, la capacidad y habilidad para la
fabricación, la economía abierta y la disponibilidad de capital humano
calificado.

Otros elementos son: 1) tratados de libre
comercio como el TLCAN, los
suscritos con países miembros de la Unión Europea y con los estados del MERCOSUR; 2) presencia de una sólida
red de experimentados proveedores (industria de autopartes); 3) una infraestructura
bien desarrollada en las zonas donde se asientan las plantas de ensamble; 4) México
está considerado como una de las 10 mejores sedes de la industria
automovilística en todo el mundo y 5) es un lugar con tradición y experiencia.

¿Son suficientes para que las armadoras tomen
en cuenta al país y decidan asentarse aquí o trasladar algunas de sus plantas
de ensamble? No solo lo han contemplado, sino que, convencidas, han decidido
establecerse y, de paso, beneficiar la economía
nacional
.

Las inversiones, montos y lugares de
asentamiento de los nuevos proyectos traerán importantes beneficios. La alemana
BMW, por ejemplo, inició en julio de
2014 la construcción de su nueva planta de producción en la ciudad de San Luis Potosí, en el estado del mismo
nombre. Esta formará parte de su red de producción en el mundo. Además de los
puestos directos, se creará una indeterminada cantidad de empleos indirectos, a
través de proveedores y suministradores de servicios. Todo dependerá del
anuncio de la alemana sobre los modelos que fabricará ahí.

AMIA: 9.7% aumentaron las exportaciones de vehículos ligeros este 2014, al compararlas contra el primer semestre de 2013.

México es un emplazamiento ideal para BMW Group. Será una planta
importante de nuestra red de producción. En el transcurso de los años
siguientes invertiremos $1,000 millones de dólares en la nueva planta, y
durante su primer año de funcionamiento trabajarán en ella unas 1,500
personas”, explicó Harald Krüger, miembro de la junta directiva de BMW.

Otra empresa germana, Audi, comenzó la construcción en septiembre de 2012 de su nueva
planta en San José Chiapa, Puebla, donde fabricará el sucesor del actual modelo
SUV Audi Q5, con una producción anual planeada de 150 mil unidades. La planta tendrá una inversión inicial de $1,300
mdd. A principios de 2016 comenzará a salir de su cadena de montaje la nueva
generación del Q5. También formará parte de la red de producción de Audi y contará
con los últimos avances respecto a eficiencia de recursos y procesos de
fabricación. Tan pronto inicie operaciones en 2016, Audi habrá generado
alrededor de 3,800 empleos.

Aguascalientes, capital de la entidad del mismo
nombre, será otra de las regiones beneficiadas a través de la japonesa Nissan, que en noviembre de 2013 abrió
la primera fase de su complejo de manufactura de $2 mil mdd de inversión. Será
la tercera planta de la asiática en
el país. Con ella se espera elevar su producción actual de 680 mil unidades a
más de 850 mil vehículos anuales, un
incremento de 25%. Este aumento en el volumen de producción le ayudará a
mantener su posición como uno de los mayores fabricantes de vehículos de
México. Hoy día, Nissan produce aproximadamente uno de cada cuatro carros
hechos aquí.

Por su parte, Honda construirá en Celaya, Guanajuato, su segunda planta con una
inversión de $800 millones de dólares para producir 200 mil unidades al año.

El panorama es prometedor. Solo en el primer
semestre de 2014, el total de vehículos ligeros que las armadoras con plantas
de fabricación en México han comercializado al exterior suma 1,273,571 unidades. La cifra supera en
9.7% lo exportado el primer semestre de 2013, según la Asociación Mexicana de
la Industria Automotriz (AMIA).

Precisamente, la ubicación geográfica del
país respecto a Estados Unidos abre perspectivas de las armadoras para producir
e incursionar en dicho mercado. No es de extrañar que 70.8% del total de las
exportaciones indicadas anteriormente fueron enviadas a EU; Canadá se llevó el
9.5% y Brasil el 4.8%.

México seguirá siendo un gran jugador en Latinoamérica y el orbe, con
una enorme base de exportación (de autos ligeros) de clase mundial. Las
autopartes tendrán un importante potencial, tanto en exportaciones directas
como en producto incorporado en vehículos de exportación. Las nuevas
inversiones seguirán llegando, de plantas de ensamble y de autopartes. México
solamente espera el franco repunte de la demanda global para dejar atrás la
crisis”, es la conclusión de Eduardo Solís Sánchez, presidente ejecutivo de la AMIA.

Te recomendamos leer: Producción y ventas autos rompen récord en septiembre

 

Relacionadas

Comentarios