'; Alto Nivel
HistoriasManagement

La ‘semana Slim’, ¿una apuesta para el futuro?

Mientras la revolución tecnológica exige un rediseño laboral, Carlos Slim propone semanas de tres días y jornadas de 11 horas, ¿estamos listos para ello?

07-10-2014, 3:41:12 AM
La ‘semana Slim’, ¿una apuesta para el futuro?
Javier Rodríguez Labastida

La propuesta está sobre la mesa: semanas laborales de tres
días con jornadas de 10 u 11 horas
. El autor de la propuesta: uno de los hombres más adinerados del planeta: Carlos Slim. Pero, ¿es una propuesta posible?

La propuesta del multimillonario mexicano ya ha sido analizada por especialistas, que bien coinciden en que este esquema parece poco viable en el corto plazo, pero están de acuerdo en que es muestra de la necesidad empresarial de atender las demandas de flexibilización laboral que hoy los trabajadores exigen para gozar tiempo para “la familia, innovar, cultivarse o crear”.

Analistas de diarios como Financial Times y El País han manifestado sus opiniones sobre el tema, en general con una visión positiva hacia el cambio: La propuesta de Slim “no tiene ninguna lógica”, dijo Gerardo Esquivel, economista del Colegio de México, al diario español; “Es interesante (…) Merece ser estudiada, pero no le veo viabilidad a corto plazo”, agregó Raúl Feliz Ortiz, del CIDE.

Es un hecho que la revolución tecnológica demanda un
rediseño en las políticas laborales. Los Millennials, esta generación de jóvenes
menores de 30 años, ha levantado la mano en busca de horarios más flexibles y
lejos de la oficina. Pero también hay una generación Boomer que rebasa los 65 años y que aún se encuentra en una etapa productiva aunque el mercado laboral diga lo contrario.

Te recomendamos leer: ¿Cómo liderar equipos con Baby Boomers y Millenials?

Es en ese escenario en el que Carlos Slim ha propuesto, en un par de ocasiones, estos cambios
laborales para tener mayor tiempo libre que pueda ser enfocado a la convivencia y al nuevo sentido del entretenimiento en el que se tendrán que crear nuevas experiencias que nutran al ser humano. La primera vez lo hizo en la sede de la ONU en Ginebra, en
2012, y la más reciente en un encuentro de empresarios en Paraguay.

“La gente va a tener que trabajar más años, hasta que
tengan 70 o 75 años y sólo tres días a la semana, quizá 11 horas al día”,
propuso la última vez, en julio pasado.

Aunque no ha fijado detalles sobre cómo sería este modelo de trabajo -y que este esquema no se aplica tal cual en ningún lugar del mundo-, lo cierto es que ser el hombre más rico del planeta le da un peso fuerte a su propuesta en materia laboral, sobre todo en un país que se ubica en el número 1 en estrés laboral a nivel mundial, según la OCDE, y uno en los que su clase trabajadora cuenta con menos días de vacaciones al año.

En este contexto, ha puesto a debatir a varios sectores por su propuesta, en la que de alguna manera predica con el ejemplo: En Telmex, el contrato colectivo permite que los trabajadores que empezaron a trabajar muy jóvenes sean elegibles para retirarse antes de los 50 años. Pero un esquema voluntario instituido por el empresario les permite seguir laborando, con sueldo completo, sólo cuatro días a la semana.

Aunque también cabe destacar que un empleado de una tienda de esta telefónica, propiedad de Slim, en la actualidad trabaja jornadas de ocho horas de lunes a viernes, es decir, cinco días a la semana. Y con la propuesta del magnate mexicano laborarían siete horas menos, pero no se sabe con certeza si la reducción de horas laborales repercutiría también en una baja de salarios.

Puedes leer: Salario mínimo, ¿insuficiente para los mexicanos?

Por lo pronto, en su más reciente entrevista para hablar sobre la venta de activos de América Móvil, el empresario aseguró que el capital humano de sus empresas es una de sus prioridades.

Los tiempos cambian…

“Cada vez es más relevante la capacidad de la gente para
rediseñar su trabajo. Cada área tiene demandas y sus propios recursos. El
problema es cuando las demandas exceden a los recursos. Gran parte de las
organizaciones tienen puestos que no han sido elaborados con tiempo suficiente,
por lo que los trabajos deben rediseñarse en medida que den lo mejor que sí”, asegura
Álvaro Ramírez Mazón, director de la carrera de Psicología Organizacional del
Tecnológico de Monterrey
, campus Estado de México.

Con el avance de la tecnología, en particular con el uso de
dispositivos móviles, la diferencia se ha hecho mínima entre si un líder de
proyecto va a su oficina o se queda en casa haciendo ejercicio, mientras piensa
cuál será su siguiente meta o el proceso para llegar a ella o elabora un
reporte que enviará por correo.

“La gente tiene suficiente estrés al tener en mente una
junta o un nuevo proyecto. Salir de casa es un cambio de estímulo para que la
persona se aleje de eso y decida desde un ambiente más fresco”, considera
Ramírez Mazón.

Según los especialistas en la gestión de capital humano, el
rediseño laboral debe enfocarse para que la persona se involucre de una manera
más óptima e impacte en la productividad.

En la medida en la que la gente se sienta
valorada y comprendida será más competitiva.

“Por cultura estamos acostumbrados a que la gente asista a
la oficina aunque no esté trabajando y como clientes esperamos que nos brinden
atención personalizada y nos contesten a la hora que sea, sin embargo, las
nuevas generaciones marcarán la diferencia”, considera Alejandra Apiquián,
Coordinadora Académica de Psicología Organizacional de la Universidad Anáhuac
Norte
.

Apiquián afirma que el rediseño del empleo debe cambiar la
estrategia en las evaluaciones de desempeño. No evaluar por puntualidad y
asistencia, sino por objetivos tangibles, más de equipo y menos individuales.

Te recomendamos leer: Claves para crear indicadores de desempeño

“Semanas de tres días laborales con jornadas de once horas no
es una idea descabellada porque las nuevas generaciones están solicitando
cambios y las empresas deben entender que si quieren ese talento joven deben
ser más flexibles y aprender a gestionar a este tipo de personas”.

Uno de los cambios que debe analizarse para implementar esta
propuesta es el de los puestos de venta o mostrador, como el caso de los mismos
trabajadores de Telmex, que trabajan 40 horas a semana -durante cinco días a la semana- y con su planteamiento laborarían alrededor de 33
horas.

“Las nuevas generaciones están solicitando cambios y las empresas deben entender que si quieren ese talento joven deben ser más flexibles”

En este caso Apiquián considera que puede reformarse el
método de atención al cliente, además de hacer un mayor uso de turnos para no
dejar descubiertas estas áreas de ventas y mostrador.

“A los mexicanos nos hace falta mucho tiempo para eso, pues
la visión de la empresa mexicana es de que cumplas tus ocho horas de trabajo,
sin embargo algún día podremos lograrlo. Tener un nuevo modelo de trabajo que
se beneficie de la revolución tecnológica y sin que la productividad se vea
afectada”.

Te recomendamos leer: 6 claves de la psicología mexicana en el trabajo

Top 10 de países con trabajos flexibles

Si bien el esquema propuesto por el empreario mexicano no se aplica tal cual en ningún país, a continuación te mostramos un breve listado de los 10 países que tienen las jornada laborales más reducidas en el mundo, de acuerdo con el estudio de Society at Glance, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE):

10. Italia: La jornada laboral promedio es de 36 horas a la semana y el salario promedio de los trabajadores es de 2,900 dólares. Cuentan con cuatro semanas de vacaciones al año.

9. Australia: Los trabajadores en la iniciativa privada trabajan 36 horas semanales, mientras que los trabajadores públicos 38 horas. El promedio salarial es de 3,750 dólares al mes.

8. Suecia: En promedio trabajan 36 horas a la semana, y la media salarial alcanza los 3,200 dólares mensuales.

7. Bélgica: Tiene un promedio de 35 horas de trabajo a la semana y su promedio salarial es de unos 3,700 dólares al mes.

6. Suiza: El promedio de horas laborales es de 35, con una media salarial mensual de 4,200 dólares.

5. Alemania: Sus trabajadores tienen un promedio de 35 horas laborales a la semana con un salario mensual de 4,200 dólares.

4. Irlanda: Su promedio de horas de trabajo por persona es de 34, con una percepción salarial de 4,300 dólares al mes.

3. Noruega: Trabajan en promedio 33 horas a la semana y su salario promedio suma los 3,800 dólares. Además, cuentan con un mínimo de 21 días de vacaciones y las licencias por maternidad llegan hasta a 43 semanas.

2. Dinamarca: 33 horas por semana en promedio se trabajan en este país, recibiendo un salario mensual de 3,800 dólares. Pero también, dado que su cultura laboral es muy flexible, cuentan con seguro de desempleo que puede ser extendido hasta por dos años. 

1. Holanda: Los holandeses tienen un promedio salarial mensual de 3,900 dólares por personas, y la jornada laboral por semana es de 29 horas. Aunque destacan sus beneficios para las madres trabajadoras, las cuales llegan a tener jornadas laborales de 4 días a la semana.

¿Cuáles crees que son los obstáculos para diseñar programas laborales como el que plantea Slim?

Relacionadas

Comentarios