HistoriasNegocios

Balanza comercial ha mejorado en 2014: BofAML

Según su unidad de investigación, este indicador se deterioró en 2013 y alcanzó niveles no vistos desde 2009, pero ha mejorado desde el 2T del año anterior.

06-10-2014, 5:01:05 PM
Balanza comercial ha mejorado en 2014: BofAML
Carlos Capistrán, economista en jefe para México de BofAML Global Research

Al observar la suma de 12 meses, la balanza comercial se movió hacia un superávit de 100 millones de dólares (mdd) en agosto de 2014 desde 5.3 miles de millones de dólares (mmdd) en agosto de 2013. Las exportaciones no petroleras, particularmente las automotrices, continúan mejorando la balanza comercial mexicana, a pesar de una contracción inesperada de las exportaciones petroleras

La política monetaria expansionista también ha ayudado. Basados en datos al mes de agosto, en nuestra perspectiva, la balanza comercial no parece necesitar un ajuste del tipo de cambio (el promedio del tipo de cambio USD/MXN en agosto de 2013 fue de 13.14).

La balanza comercial ha mejorado comparada con 2013. Hace un año se deterioró y alcanzó niveles no vistos desde 2009, incluyendo un déficit de 6.1 mmdd en julio del año anterior utilizando la suma a 12 meses (Chart 1). Sin embargo, la balanza ha mejorado desde el segundo semestre de 2013, alcanzando un excedente de 0.1 mmdd en agosto 2014, una mejora de 5.4 mmdd comparado con agosto de 2013.

La balanza comercial se deterioró marginalmente, moviéndose de un excedente de 0.9 mmdd en julio a un déficit de 1.1 mmdd en agosto, un déficit más grande de lo esperado por el mercado (-0.6 mil millones). Sin embargo, en nuestra perspectiva esto no debería opacar la lectura de la imagen completa, que indica que no es necesario un ajuste del tipo de cambio por razones de la balanza comercial.

Diferentes dinámicas en las balanzas

El total de la balanza comercial esconde dos historias divergentes en el sector externo mexicano. La balanza no petrolera ha mejorado de manera significativa desde el año pasado principalmente debido a mayores exportaciones a EU y la ayuda de la política monetaria expansionista. 

Sin embargo, la balanza petrolera muestra un importante deterioro debido en gran medida a la reducción de la producción petrolera en México, pero también a menores importaciones por parte de Estados Unidos y la caída en el precio de la mezcla mexicana.

Manufacturas a la cabeza

Las exportaciones no petroleras están liderando la recuperación económica en 2014. Aumentaron 5.9% interanual en el periodo enero-agosto, por encima de la tasa de crecimiento de 4.0% en 2013. Las exportaciones automotrices, que representan 30.5% de las exportaciones no petroleras, crecieron 10.6% en los primeros ocho meses del año. Hay que destacar que las exportaciones reales de automóviles a EU aumentaron 17.6% en los primeros ocho meses del año y hace unos meses México se convirtió en el segundo proveedor automotriz del país vecino del norte.

En la medida en que el crecimiento de Estados Unidos se fortalezca y el impulso en la producción industrial continúe, prevemos que las exportaciones a EU sigan ayudando a que México se mueva a la fase expansionista del ciclo económico.

Exportaciones petroleras, un riesgo real

Las exportaciones petroleras siguen cayendo. Las exportaciones petroleras nominales bajaron 8.8% en los primeros ocho meses de 2014 debido a una caída en la producción de 2.5% interanual y una baja de 6.0% interanual en el precio de la mezcla mexicana. La producción petrolera comenzó a caer desde 2005 y todavía tiene que recuperarse.

Cayó a 2,460 miles de barriles por día (mbpd) durante enero-agosto 2014, de su máximo de 3,383 miles de barriles diarios en 2004, una caída promedio de 3.1% por año. Marginalmente está empeorando (Chart 3).

La caída en la producción petrolera es un lastre en la economía, donde la minería es el único sector que mantiene una tendencia a la baja dentro de los componentes de la producción industrial mexicana. También es un riesgo para las finanzas públicas, pues las utilidades petroleras todavía representan alrededor de un tercio de los ingresos.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ha dicho que los ingresos petroleros representan un reto significativo para las finanzas públicas en el corto plazo, al tiempo que las expectativas de producción petrolera han sido revisadas a la baja en niveles mínimos históricos debido a problemas en el sector petrolero. Se prevé que la producción y las exportaciones vuelvan a caer en 2015.

En la propuesta al inicio del año, la producción petrolera de 2015 ha sido reajustada a la baja en 2,400 mbpd. Pero prevemos que esta tendencia se rectifique en 2016 como efecto de la reforma energética.

Importaciones muestran que se está en recuperación

El total de las importaciones aumentó 3.4% interanual en el periodo enero-agosto, por encima de la tasa de crecimiento de 2.8% en 2013.

Pero al observar los principales componentes también encontramos un camino divergente, al tiempo que las importaciones petroleras cayeron 3.7% interanual debido a los problemas estructurales de la producción en el sector, las importaciones no petroleras aumentaron 4.3%

Las importaciones no petroleras se han recuperado de la desaceleración en el segundo semestre de 2013, cuando las importaciones de bienes intermedios y de consumo cayeron a una tasa promedio de 0.1% mensual ajustado por estacionalidad (Chart 4). 

Las importaciones de bienes de consumo no petroleros han crecido a una tasa promedio de 1.7% mensual ajustado por estacionalidad en los primeros ocho meses del año, mostrando una señal de recuperación gradual en el sector de consumo. 

Por otro lado, las importaciones de bienes intermedios no-petroleros han aumentado a una tasa promedio de 1.6% mensual ajustado por estacionalidad en los primeros ocho meses del año como resultado de la recuperación en el sector industrial de EU, lo que implica más pedidos desde el exterior, debido a la producción del sector automotriz.

Relacionadas

Comentarios